10 Características del

Aparato fonador

Te explicamos qué es el aparato fonador, las partes que lo componen, cómo ha evolucionado y sus funciones. Además, tipos de voz.

aparato fonador
Es un conjunto de órganos que permite la emisión de sonido articulado.

¿Qué es el aparato fonador?

Se conoce como aparato fonador o aparato vocal al conjunto de órganos del cuerpo humano (y de otros animales superiores) que permiten la emisión de sonido articulado. Además, en el caso exclusivo del ser humano permite la composición física del habla.

Los órganos que intervienen en el aparato fonador, con excepción de las cuerdas vocales, sirven originalmente para otras funciones como parte del sistema respiratorio o digestivo. Evolutivamente, se adaptaron a la emisión de sonidos con posterioridad, a medida que se hacían necesarias otras actividades sociales, como la comunicación.

Sin el aparato fonador no podríamos generar sonidos articulados. Por eso, gran parte de la comunicación humana como la entendemos sería imposible.

Características del aparato fonador

  1. Órganos que lo componen

El aparato fonador se compone de órganos y conductos pertenecientes a dos sistemas.

Del sistema respiratorio utiliza los pulmones, los bronquios, la tráquea y la laringe.

Del aparato digestivo se sirve de los dientes, labios, lengua, paladar, glotis.

Además, utiliza órganos específicos de la fonación como las cuerdas vocales.

  1. Partes que lo componen

El aparato fonador humano se divide en dos partes o subsistemas:

  • Sistema de fonación. El encargado de generar el chorro de aire cargado de ondas sonoras, y que abarca desde los pulmones hasta las cuerdas vocales.
  • Sistema de articulación. El encargado de modular los sonidos: entrecortarlos, modificarlos, empleando el contenido de la boca y los labios.
  1. Ilustración

  1. ¿Cómo funciona?

El aparato fonador opera en base a distintas etapas:

  • Primero, los pulmones se llenan de aire y, bajo la presión del diafragma, se vacían empujando un chorro de aire hacia afuera del cuerpo por la tráquea. El aire así impulsado se encuentra con las cuerdas vocales, que vibran y llenan el aire de ondas sonoras.
  • El aire sonorizado alcanza la laringe y la faringe, y en lugar de ser exhalado por la nariz, se lo dirige hacia la boca, en donde será modulado.
  • El chorro de aire sonorizado inunda la boca, y se libera hacia el exterior luego de que los órganos de la boca se hayan colocado en la posición deseada para generar uno o varios sonidos específicos, ya sea abriendo o cerrando la cavidad bucal, posicionando la lengua en el camino del aire o haciéndolo rebotar en distintas partes del paladar.
  1. Función

La función elemental del aparato fonador es la de producir sonidos, que además pueden ser articulados y transformados en una cadena hablada, es decir, en palabras, gritos, alaridos, etc.

  1. Evolución

La capacidad de generar sonidos como rugidos o ladridos pertenece a todos los mamíferos por igual. Sin embargo, la capacidad de articular esos sonidos y hacer de ellos un lenguaje es exclusiva del ser humano.

Esta diferenciación fue gracias al cambio paulatino diverso órganos. Por ejemplo, la laringe más baja permite un mayor espacio de resonancia en la boca y así es posible producir una mayor complejidad de sonido.

Por otro lado, también se dio una evolución a nivel del sistema nervioso. Nuestro cerebro no sólo es capaz de reconocer y aprender lenguajes, sino que además maneja los órganos fonadores para producir los sonidos deseados.

El desplazamiento de la laringe se produce en los seres humanos luego de finalizado el amamantamiento, a diferencia de otras especies de primates. Por eso, somos incapaces de beber y respirar al mismo tiempo, pues corremos el riesgo de ahogarnos.

Sin embargo, se sabe que especies ya extintas del género humano, como el Homo neanderthalensis o el Homo rudolfensis, carentes de esta laringe más baja, eran incapaces de pronunciar ciertas vocales (como la a, la i o la u).

  1. Tipos de sonidos

El lenguaje verbal está compuesto por dos tipos de sonidos producidos por el aparato fonador, cuya diferencia fundamental es que en un caso vibran las cuerdas vocales (sonidos sonoros) y en los otros no (sonidos sordos). Así, por ejemplo, el sonido de las vocales es sonoro (a, e, i, o, u), mientras que el de algunas consonantes es sordo (k, s, r, f).

  1. Tipos de voz

Existen varios tipos de voz, determinados de manera congénita, ya que la configuración de las cuerdas vocales es tan personal como la huella digital de nuestros dedos. Se reconocen, pues, seis tipos de voz, tres femeninos y tres masculinos:

Voces femeninas:

  • Soprano. Las voces más agudas del registro humano, que en un piano irían entre Do4 y Do6. Se dividen en sopranos ligeras, sopranos líricas y sopranos dramáticas.
  • Mezzosoprano. De voces más graves que las sopranos, pero menos que las contraltos. Se dividen en ligeras y dramáticas, siendo muy similares a las sopranos dramáticas pero en registros más graves.
  • Contralto. Voces femeninas poco frecuentes, que tiran hacia lo grave del espectro, sin llegar a ser voces masculinas.

Voces masculinas:

  • Tenor. Las más agudas del espectro masculino, pero en un rango bastante corto (en un piano, del Do3 al Do4). Igual que las sopranos, se dividen en ligeros, líricos y dramáticos.
  • Barítono. Las más comunes de las voces masculinas, no pudiendo ser muy ágiles pero sí potentes, dentro de su rango intermedio.
  • Bajo. Las voces más graves del registro humano, las más oscuras y de mayor profundidad, semejantes a las notas bajas de un violonchelo.
  1. ¿Por qué es importante?

aparato fonador animales
Los animales también cuentan con un aparato fonador para comunicarse.

El aparato fonador es indispensable para la emisión de sonidos articulados y por lo tanto para el lenguaje verbal. Esta es una de las capacidades básicas de nuestra especie que nos distingue de los animales.

Sin embargo, los animales también cuentan con un aparato fonador. Por ejemplo, un perro es capaz de ladrar, incluso de ladrar de distintas maneras según la ocasión. Es decir que para los animales también es indispensable para comunicarse, aunque sea de forma rudimentaria.

Lo que nos distingue de ellos es la capacidad de adquirir una lengua y entrenar nuestro propio cuerpo para reproducir una serie de sonidos determinados. Para ello contamos no sólo con una complejidad particular de nuestro aparato fonador sino también con un cerebro capaz de comprender y crear signos.

  1. Enfermedades que lo afectan

Las enfermedades del aparato fonador pueden tener distintas causas:

  • Agentes externos: Pueden producir infecciones en las vías respiratorias (laringitis, faringitis, bronquitis, neumonía) generando hinchazón y afectando la calidad de la voz.
  • Mal uso o uso excesivo de la voz: Su consecuencia puede ser la disfonía o ronquera.

En algunos casos de accidentes, infecciones brutales o intervenciones quirúrgicas, la voz puede verse afectada permanentemente. Incluso puede hacerse daño permanente a las cuerdas vocales, produciendo mutismo parcial o total.

Referencias:

¿Cómo citar?

"Aparato fonador". Autor: Julia Máxima Uriarte. Para: Caracteristicas.co. Última edición: 19 de febrero de 2019. Disponible en: https://www.caracteristicas.co/aparato-fonador/. Consultado: 19 de julio de 2019.