10 Características de los Artrópodos

Te explicamos qué son los artrópodos y cuáles son sus características principales. Además, cómo se clasifican, cómo se alimentan, y más.

mariposas son artropodos
Existen más de 1.200.000 especies de artrópodos en el mundo.

¿Qué son los artrópodos?

Los artrópodos son el filo (del latín phylum: clasificación) de animales invertebrados de organización más compleja que existe. Son los más numerosos del planeta, adaptados a todos los tipos de medio ambiente, lo cual significa que son los animales existentes con mayor éxito evolutivo. El nombre artrópodo quiere decir “patas articuladas”.

Se estima que existan más de 1.200.000 especies de artrópodos en el mundo, clasificados de acuerdo a cuatro grandes grupos: arácnidos, crustáceos, insectos y miriápodos. Esto representa el 80% de las especies animales conocidas. De todas las clases de artrópodos, los insectos son los más numerosos.

Origen de los artrópodos:

A partir de su relación con los anélidos (las lombrices y gusanos), se especula que los artrópodos pudieran evolucionar a partir de ese otro filo. Evidencias de ello son la semejanza entre el cuerpo de los anélidos y el abdomen de los insectos y crustáceos, o la etapa larvaria (orugas y larvas) de ciertos insectos.

Este filo habría aparecido hace unos 570 millones de años.

Características de los artrópodos

  1. Alimentación

Los artrópodos, en su infinita capacidad evolutiva, poseen distintos mecanismos de alimentación, como pueden ser:

  • Herbívoros. Se alimentan de algas, hojas, tallos, frutas o diversas sustancias vegetales, como la madera misma. Buen ejemplo de ello son las orugas.
  • Depredadores. Se alimentan de otros animales, ya sean o no artrópodos, constituyendo depredadores activos y temibles, como las arañas o los escorpiones.
  • Parásitos. Se alimentan de las sustancias de otros animales mayores, como la sangre, extrayéndola directamente de sus cuerpos. Un buen ejemplo de ello son las pulgas, piojos y garrapatas.
  • Descomponedores. Se alimentan de la materia orgánica en descomposición, aprovechando el cuerpo de animales muertos, hojas caídas o restos de alimentos, desperdicios, etc. Por ejemplo, las moscas y las cucarachas.
  1. Clasificación

Como se ha dicho, los artrópodos se pueden clasificar en cuatro grandes conjuntos:

  • Arácnidos. Como las arañas, los alacranes y las garrapatas.
  • Insectos. Los más variados y numerosos, que van desde las cucarachas, las mariposas y las pulgas, hasta las mantis religiosas y las libélulas.
  • Crustáceos. En su mayoría acuáticos, como la langosta o el cangrejo, pero también la cochinilla de humedad, adaptada a la tierra.
  • Miriápodos. Dotados de múltiples patas y cuerpos largos, además de quelíceros, como los ciempiés y milpiés.
  1. Respiración

Al estar adaptados a diversos entornos y ambientes, la respiración de los artrópodos puede darse a través de pulmones o tráqueas (aire) o branquias (agua). Esto último es característico de los crustáceos marinos, como las langostas.

Aquellos provistos de pulmones los tienen en una estructura plegadiza (pulmones en libro), que se asoman al aire por aberturas independientes. Los provistos de tráqueas, en cambio, que son la mayoría, respiran a través de una serie de conductos que comunican al exterior.

  1. Reproducción

Los artrópodos se reproducen de manera sexual y ovípara. La hembra, al ser fecundada, deposita huevos de los que emergerán las crías, cuyo desarrollo podrá ser directo o indirecto, a saber:

  • Directo. Del huevo surge un individuo idéntico al adulto, aunque de menor tamaño.
  • Indirecto. Del huevo surge una larva distinta del individuo adulto, que deberá atravesar distintas etapas de cambio profundo (metamorfosis) hasta devenir en adultos o imagos.
  1. Visión privilegiada

Los ojos de los atrópodos pueden ser simples o compuestos, de acuerdo al grado de complejidad desarrollado, variando entre simples cavidades esféricas de visión limitada, a ojos constituidos por omatidios dispuestos radialmente, permitiéndoles observar en muchas direcciones a la vez.

A diferencia de muchos vertebrados, muchos artrópodos pueden ver ciertos espectros de la luz ultravioleta próxima, además de poseer una diferenciación del color muy rica. Algunas especies de crustáceos poseen trece pigmentos distintos para la observación de cada color, mientras que los primates (y los humanos), apenas poseemos tres.

  1. Apéndices articulados

Esta es una de las principales características de los artrópodos: sus patas y su cuerpo se componen de distintos segmentos unidos a través de articulaciones, lo cual les permite un movimiento preciso, veloz y diverso.

Esto, además, ha permitido la creación evolutiva de distintas formas de apéndice, como pueden ser los quelíceros, las antenas, las tenazas o quelíceros, etc.

  1. Cuerpos segmentados

El cuerpo de los artrópodos se encuentra segmentado repetidamente (metamería), de manera semejante al de los anélidos (de allí la teoría que los propone como eslabón evolutivo previo). Éste se compone, en el caso de los artrópodos, de secciones bien diferenciadas que obedecen al siguiente orden: cabeza, tórax y abdomen.

  1. Exoesqueletos de quitina

libelula - artropodos

El cuerpo de los artrópodos está protegido de la intemperie y de sus rivales o depredadores por un esqueleto de quitina, que no se halla dentro del cuerpo como el nuestro (endoesqueleto), sino por fuera (exoesqueleto).

Esto supone un impedimento para el crecimiento del animal, sin embargo, por lo que el esqueleto debe ser cambiado en varias etapas a lo largo de su vida, permitiendo el desarrollo de uno nuevo, adaptado a las nuevas dimensiones del animal. A dicho proceso se le conoce como ecdisis o muda.

  1. Hemolinfa

Los artrópodos no poseen sangre como los mamíferos, sino una sustancia interna llamada hemolinfa, que carece de células sanguíneas especializadas en el transporte celular (como nuestros glóbulos rojos).

  1. Percepción mediante sensilias

Se llama sensilias a las unidades sensoriales básicas de los artrópodos, ubicadas a lo largo del cuerpo de estos animales, pudiendo captar estímulos exteriores e interiores a la vez. Esto les brinda una capacidad de percepción de su entorno muy elevada, en parte responsable por su éxito evolutivo.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "10 Características de los Artrópodos". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/artropodos/