10 Características de la
Autocracia

Te explicamos qué es la autocracia y cuáles son las características principales de este sistema de gobierno. Además, ejemplos de autocracia.

franquismo de francisco franco
La dictadura atroz de Franco centralizó en él los poderes políticos.

Autocracia

La autocracia es un sistema de gobierno que centraliza el poder supremo del Estado en una única persona, cuyas decisiones no podrían ni cuestionarse, ni contravenirse, ni estar sujetas a controles de ningún tipo. A quien preside un gobierno de esta naturaleza se le conoce como un autócrata.

Las principales formas de autocracia en la historia de la humanidad fueron la monarquía absolutista, como la vivida en Europa antes de la Revolución Francesa, y la dictadura moderna, de la cual hay abundantes ejemplos de distinto signo ideológico.

Las autocracias son contrarias a la democracia, que se sostiene gracias a una separación de poderes públicos que se hacen balance y equilibran sus influencias sobre la vida ciudadana.

A menudo se emplea el término autocracia como sinónimo de dictadura o de tiranía, si bien no son necesariamente sinónimos.

Características de la autocracia

  1. Etimología

La palabra autocracia se compone de dos vocablos griegos: auto- (“propio, por sí mismo”) y kratos (“poder”).

De allí que puede entenderse a la autocracia como “el poder por sí mismo” o “el poder por propia mano”, aludiendo así a que todo el poder del Estado se concentra en un regidor que lo emplea para mantenerse gobernando.

  1. Concentración del poder

El atributo esencial de una autocracia es la concentración de los poderes en una misma figura, es decir, una única persona que rige todos los asuntos de la nación. En esto se distingue, por ejemplo, de otras formas del totalitarismo o la dictadura, en que el poder es ejercido por un grupo o un sector social, como un partido político, una junta militar o una minoría étnica. No existe una autocracia sin un autócrata.

  1. Ascenso al poder

Una autocracia puede instaurarse a través de diversos mecanismos, incluso mediante la elección popular. Basta con que el gobernante inicie una serie de cambios que paulatinamente conduzcan en esa dirección, valiéndose de artimañas legales y de los propios poderes republicanos.

En otros casos, las autocracias pueden instaurarse por la fuerza, mediante golpes de estado, luchas armadas o invasiones militares, y sostenerse gracias a la violencia y al miedo.

  1. Represión

La represión y persecución de la disidencia es a menudo un rasgo importante en las autocracias, que le niegan la participación política y a veces incluso los derechos humanos fundamentales a quienes piensen distinto o a quienes se opongan al régimen autocrático.

  1. Corrupción

Otro rasgo distintivo de las autocracias es la corrupción, ya que al no contar con ningún tipo de poderes opuestos, los aliados del autócrata gozan de impunidad e inmunidad casi absolutas, pudiendo así enriquecerse ilegalmente, cometer crímenes y acumular bienes, sin que puedan ser juzgados por ello.

  1. Violencia

Las épocas autocráticas, sobre todo en el mundo contemporáneo, pueden ser períodos de terror y violencia, en los que se persigue, asesina y tortura a los declarados enemigos del régimen, o incluso a los ciudadanos que sólo se nieguen a cooperar con el poder.

En estos períodos también suele darse una resistencia violenta de parte de los gobernados, que puede conducir a protestas violentas, guerra de guerrillas o incluso a una Revolución o una guerra civil, pues los gobernados deciden sacrificarlo todo para recuperar su libertad.

  1. Culto a la personalidad

Dado que todo el poder reside en manos de una misma persona, a ella se le rinde culto y se la venera como si fuera una deidad o un santo. Esto se potencia desde las estructuras del Estado y se alienta el culto a la personalidad del líder o caudillo, a través de mensajes manipuladores que lo ofrecen como un salvador, un redentor o, en el peor de los casos, como un mal necesario.

  1. Conformación de una oligarquía

Todas las autocracias terminan beneficiando (abierta o secretamente) no sólo al autócrata, sino a sus seguidores y a un cierto sector social que le es leal. Este sector eventualmente posee suficientes bienes para convertirse en una oligarquía, es decir, en un sector social poderoso que retiene para sí las ventajas económicas, sociales y políticas de la sociedad.

  1. Sinónimos

Son prácticamente sinónimos de autocracia los términos despotismo, tiranía y autoritarismo, si bien este último implica un grado menor de empoderamiento del regidor, y por tiranía se alude necesariamente a quien gobierna mediante la fuerza (militar).

  1. Ejemplos de autocracia

Algunos ejemplos históricos de autocracias son:

  • La Rusia zarista. La Rusia previa a la Revolución de Octubre era gobernada por el Zar, un emperador local que pertenecía a la nobleza histórica rusa.
  • El absolutismo francés. La Francia del siglo XV era gobernada por Luis XIV, un monarca absolutista que no estaba sujeto a ninguna regulación institucional.
  • La España de Franco. Francisco Franco, el militar conservador español, puso fin a la Guerra Civil Española en el siglo XX mediante una dictadura atroz que desapareció miles de opositores y centralizó en él los poderes políticos, mediante la figura de “Caudillo”. Ver: franquismo.
  • La Cuba de la Revolución. Gobernada con mano de hierro por Fidel Castro, es un ejemplo de una autocracia surgida a raíz de una Revolución Socialista que contaba con abundante apoyo popular. Sin embargo, en el camino se centralizó en Fidel Castro todos los poderes y gobernó hasta su muerte convertido casi en un monarca.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Autocracia". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/autocracia/