10 Características de la
Baja Edad Media

Te explicamos qué es la Baja Edad Media, cómo era la sociedad, comercio e innovaciones de la época. Además, las cruzadas y más.

Caballero en la Edad Media
Durante la Baja Edad Media surgieron cambios sociales que dieron paso a la Modernidad.

¿Qué fue la Baja Edad Media?

La Edad Media es un período de la historia europea que se extiende desde el siglo V al siglo XV, se divide en:

  • Alta Edad Media. Desde el siglo V al siglo X.
  • Baja Edad Media. Desde el siglo XI al siglo XV

En general, la Edad Media se caracterizó por una fragmentación del poder político y militar como consecuencia del vacío provocado por la caída del Imperio Romano.

Pero en su segunda mitad, la Baja Edad Media, comenzaron a establecerse nuevos poderes y aparecieron cambios sociales y tecnológicos que dieron paso a la Edad Moderna.

Ver también: Edad Media, Época medieval

  1. Vida urbana

Durante la mayor parte de la Edad Media los centros urbanos, que existían en Europa desde las épocas del Imperio Romano, decayeron hasta convertirse en meros centros administrativos.

Sin embargo, a partir del siglo XII las ciudades comenzaron a crecer nuevamente a causa del aumento demográfico y de la aparición de nuevas actividades económicas no asociadas a la agricultura.

En el siglo XIII se establecieron grandes ciudades que llegaron a alojar a 100 mil habitantes y que aún hoy existen como París, Milán, Venecia y Florencia. Londres, por otro lado, contaba con 40 mil habitantes. Sin embargo, en su mayoría, las ciudades medievales rondaban los cinco mil habitantes.

  1. Arquitectura

Arquitectura Edad Media
La construcción de palacios era una forma de demostrar poder.

La arquitectura medieval, en general, era principalmente militar (fortificaciones) y religiosa (catedrales). Sin embargo, la arquitectura civil había decaído en la Alta Edad Media a causa de la merma de las ciudades.

Por el contrario, en la Baja Edad Media se construyeron grandes edificios para instituciones municipales. Además, el fortalecimiento de la nobleza impulsó a la construcción de palacios tanto urbanos como rurales, que era también una forma de demostrar poder.

Una novedad en esta época fue la construcción de universidades y hospitales, cada uno con un estilo particular.

Los estilos arquitectónicos de la Baja Edad Media son:

  • Románico. Siglos XI y XII. Se caracteriza por la bóveda de cañón, sostenida por pilares con forma de cruz y grandes muros. Mostraba una decoración de capiteles y pórticos.
  • Gótico. Desde el siglo XII. Se caracteriza por la verticalidad de sus diseños, con altas torres y bóvedas de crucería.
  1. Novedades tecnológicas: los molinos

Molinos de viento
Los molinos de viento eran utilizados para moler cereales y bombear agua. 

Desde el siglo XI se comienzan a construir molinos de viento: una estructura de piedra con forma de torre con sistema de aspas de madera cubiertas de tela.

Los molinos utilizaban el viento, es decir, energía eólica, para poner en movimiento un engranaje que podía utilizarse para moler los granos de cereales o bombear agua.

Los granos de los cereales se muelen para hacer harina, tarea que previamente se hacía a mano con un mortero y que, de esta manera, podía realizarse mucho más rápido y en grandes cantidades.

  1. Innovación en la agricultura

También en el siglo XI se comenzó a utilizar una nueva forma de arado. Este artefacto se utiliza para abrir surcos y remover el suelo antes de sembrar las semillas. Existía desde la Antigüedad, pero no tenía ruedas y debía ser manejado a mano con gran esfuerzo y resultados irregulares.

En la Baja Edad Media eran tirados por animales y se incluyeron ruedas y vertederas que permitían guiar el surco como un timón.

Otra innovación en la agricultura fue la rotación trienal: durante dos años se sembraban plantas distintas y un tercer año se dejaba la tierra sin sembrar, período que se denomina “barbecho.” Esto aumentó significativamente la calidad y cantidad de la cosecha.

  1. Comercio

Las mejoras tecnológicas en la agricultura permitieron no solo aumentar la producción sino también que un sector de la población buscara nuevas ocupaciones más rentables.

Por un lado, se continuó con el desarrollo de la artesanía y por otro lado floreció significativamente el comercio.

En la Baja Edad Media comienzaron las exploraciones comerciales que traen productos exóticos y que motivaron los viajes que dieron inicio a la Edad Moderna, como el descubrimiento de América.

  1. Sociedad estamental

Como en la Alta Edad Media, la sociedad continúa rígidamente dividida en clases sociales: un pequeño sector de la población dominante (la nobleza y el clero) y un gran sector subjugado (los campesinos y artesanos).

Sin embargo, en la Baja Edad Media, gracias al florecimiento del comercio, comenzó a formarse una nueva clase social: la burguesía, que agrupaba a los mercaderes. Esta clase toma su nombre de los burgos (ciudades) donde habitaba.

  1. Declinación del feudalismo

Durante toda la Edad Media la economía estaba regida por el sistema de feudos: un noble de alto poder económico y militar se consideraba (por conquista, herencia o entrega del rey) dueño de un territorio.

Todos los campesinos que habitaban en ese territorio le ofrecían al señor feudal una parte de los bienes obtenidos de la tierra a cambio de protección.

Cuando después del siglo XI Europa dejó de sufrir invasiones y los comerciantes, se enriquecieron por medios ajenos a la agricultura, este sistema se debilitó, aunque siguió existiendo hasta el final de la Edad Media.

Ver también: Feudalismo

  1. Cruzadas

Cruzadas Edad Media
Las cruzadas fueron guerras expansionistas con motivación religiosa. 

Las cruzadas fueron nueve campañas militares que tenían como objetivo recuperar el control europeo de Tierra Santa, es decir los territorios que se consideraban sagrados porque en ellos habían ocurrido eventos narrados en la Biblia.

Esos territorios estaban bajo dominio musulmán, por lo que las cruzadas fueron campañas expansionistas.

La principal motivación fue religiosa y las cruzadas fueron apoyadas por los diversos papas, pero también se considera que influyeron los intereses expansionistas de los nobles, así como el objetivo de abrir nuevas rutas comerciales.

Se extendieron entre el siglo XI y el siglo XIII, en su mayoría con victorias musulmanas, pero permitieron a los cristianos recuperar el dominio de todo el territorio europeo.

  1. Crecimiento demográfico

Gracias a la relativa paz interna que existía en Europa, disminuyeron las muertes por guerras. Además, las innovaciones en la agricultura garantizaron mayor cantidad de alimentos y evitaron en su mayor parte las hambrunas y la desnutrición.

Aunque existieron algunas epidemias, en general estos factores apuntaron a un mayor crecimiento demográfico, que facilitó a su vez la formación de las nuevas ciudades.

  1. Iglesia

Religión Edad Media
La Iglesia se independizó de los monarcas y estableció su propio gobierno papal. 

Durante la Baja Edad Media, la Iglesia se estructuró como institución independiente de los monarcas, con su propio gobierno (el Papa).

A su vez, continuó ejerciendo poder sobre el poder político y militar, así como en la estructura de la sociedad.

También se dedicó a la transmisión del conocimiento, encargándose de la educación formal de los niños. En el siglo XII creó las primeras universidades.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Baja Edad Media". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/baja-edad-media/