10 Características de las
Cadenas alimenticias

Te explicamos qué es son las cadenas alimenticias, cómo se clasifican los animales que la componen y cuáles son sus características principales.

Lagartija alimento
La cadena trófica es la transferencia de energía y nutrientes en un ecosistema. 

¿Qué son las cadenas alimenticias?

Las cadenas alimenticias o cadenas tróficas son el recorrido de transferencia de energía y nutrientes en un ecosistema.

Las cadenas alimentarias se dividen en una serie de eslabones o niveles, cada uno de los cuales representa una forma de obtener alimento.

La idea de una cadena, en tanto estructura lineal, es una simplificación que permite comprender la transferencia de sustancias de organismos más simples a otros más complejos.

Sin embargo, las relaciones alimenticias en un ecosistema pueden comprenderse también como redes en las que existen múltiples intercambios entre un eslabón y los siguientes.

Características de las cadenas alimenticias

  1. Autótrofos y heterótrofos

Toda cadena trófica comienza con los organismos autótrofos, que son aquellos capaces de producir sustancias orgánicas a partir de sustancias inorgánicas.

Los organismos autótrofos en la cadena alimentaria se denominan productores y son el inicio de la cadena ya que obtienen alimento exclusivamente de sustancias inorgánicas.

Por el contrario, los organismos heterótrofos son aquellos que obtienen su alimento de otros seres vivos. A través de la alimentación, los organismos heterótrofos obtienen la energía para sostener su metabolismo y crecimiento, así como las sustancias con las que construyen las estructuras de su organismo.

  1. Productores

selva - reino vegetal
Las plantas componen el primer eslabón de la cadena trófica. 

Los productores ocupan el primer eslabón en la cadena trófica. Son los organismos que son capaces de convertir sustancias inorgánicas (como el dióxido de carbono) en sustancias orgánicas.

Las sustancias orgánicas son el alimento para todos los otros eslabones de la cadena alimenticia, es decir que toda la cadena alimenticia depende de este eslabón.

Para producir sustancias orgánicas los productores pueden utilizar energía de la luz solar, proceso que se denomina fotosíntesis. Casi todas las plantas son productoras fotosintéticos.

Por otro lado, existen organismos capaces de producir sustancias orgánicas sin intervención de la luz, utilizando la energía contenida en el hierro, el azufre y el nitrógeno.

Este proceso se denomina quimiosíntesis y es realizado principalmente por bacterias.

  1. Consumidores primarios

Animales hervíboros
Los consumidores primarios se alimentan de plantas (hojas, tallos, flores, frutos).

Son los animales llamados fitófagos y habitualmente conocidos como herbívoros. Toman su energía y nutrientes consumiendo a los productores.

Los consumidores primarios pueden alimentarse de diversas partes de las plantas, tanto de sus hojas, como de sus tallos, flores, frutos, raíces o incluso semillas.

Las abejas son consumidores primarios que consumen una sustancia elaborada por la planta (el néctar) sin necesidad de comer la planta en sí misma.

Existen multitud de animales herbívoros, desde pequeños insectos como pulgones u hormigas, hasta grandes mamíferos como la vaca o el caballo.

  1. Consumidores secundarios

Son animales carnívoros (también llamados zoófagos) se alimentan de los animales herbívoros. Pueden ser animales carroñeros, es decir, aquellos que se alimentan de animales muertos como los buitres.

También pueden ser parásitos: animales que se alimentan de otro animal sin matarlo, como las pulgas. También pueden ser depredadores, como los búhos.

  1. Consumidores terciarios

presas depredadores foca tiburon
Los consumidores terciarios son carnívoros de mayor tamaño. 

Son los carnívoros de mayor tamaño, que se alimentan tanto de consumidores primarios como de consumidores secundarios.

Entre ellos se encuentran animales marinos como los leones marinos y los tiburones, muchos mamíferos como los lobos y los superdepredadores, es decir, aquellos animales que no son depredados por ninguna otra especie.

Sin embargo, cuando los consumidores terciarios mueren, su materia orgánica también es utilizada por los organismos degradadores, que descomponen la materia orgánica en sustancias más simples que pueden ser utilizadas por los productores para reiniciar la cadena trófica.

  1. Energía en los niveles tróficos

La energía presente en un ecosistema se transmite de un nivel o eslabón trófico al siguiente. Sin embargo, al representar gráficamente cada uno de los niveles, se forma una pirámide ya que no toda la energía del nivel de los productores está disponible en el nivel de los consumidores primarios.

Esto se debe a que los consumidores primarios no contienen toda la energía que consumieron en sus propios cuerpos ya que la utilizaron para realizar sus tareas metabólicas, y la energía utilizada se disipa en forma de calor o de sustancias químicas.

Por eso, los consumidores secundarios tienen menos energía disponible para consumir. La energía se transmite de los productores a los consumidores primarios a los consumidores secundarios a los consumidores terciarios, pero no en su totalidad.

  1. Biomasa

Serpiente comiendo sapo
La biomasa es la cantidad de tejido vivo en cada nivel trófico.

La biomasa es la cantidad de tejido vivo en cada nivel trófico. La cantidad de biomasa de cada nivel en un ecosistema también suele representarse como una pirámide, ya que la cantidad de gramos de productores suele ser mayor que la cantidad de gramos de consumidores primarios, y así sucesivamente.

Este equilibrio suele mantenerse naturalmente ya que si existen, por ejemplo, más consumidores secundarios que primarios, la escasez de alimentos tendrá como consecuencia que la cantidad de consumidores secundarios vuelva a disminuir.

  1. Red alimenticia

Además de la cadena alimentaria, las relaciones alimenticias entre los organismos de un ecosistema pueden representarse como una red.

Esto se debe a que un mismo organismo de un eslabón puede ser alimento de varios animales del eslabón siguiente. Por ejemplo, un ratón puede ser consumido por una serpiente y por un búho.

A su vez, un único animal de uno de los eslabones puede alimentarse de varios del eslabón anterior. Por ejemplo, un halcón come tanto palomas como sapos.

  1. Animales omnívoros

Los animales omnívoros (aquellos que se alimentan tanto de animales como de vegetales) ocupan un lugar fluctuante en la cadena trófica.

Son los animales que más fácilmente pueden adaptarse a la escasez de energía en uno de los eslabones.

  1. Desaparición de eslabones

Cuando una especie deja de existir en un ecosistema, todas las cadenas tróficas asociadas a ese animal o vegetal se ven modificadas en su totalidad.

Por ejemplo si un ratón es completamente eliminado de un ecosistema, los depredadores que se alimentaban de él pueden sufrir una reducción en su número por falta de alimento, o bien comenzar a alimentarse en mayor medida de otras especies del mismo nivel trófico.

Por ejemplo, ante la falta de ratones, los halcones podrían comer más sapos. Ante la disminución de sapos, podría aumentar significativamente la población de mosquitos y otras especies de las que se alimentaban los sapos.

Por eso es tan importante evitar la extinción de cualquier especie, ya que su ausencia afecta todo el ecosistema de formas imprevisibles.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Cadenas alimenticias". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/cadenas-alimenticias/