10 Características del Cobre

Te explicamos qué es el cobre y cuáles son sus características principales. Además, las propiedades físicas y químicas, y sus principales usos.

cobre
La alta maleabilidad es una de las características físicas del cobre.

¿Qué es el cobre?

El cobre es un metal de transición que, a temperatura ambiente y en estado natural, se encuentra en estado sólido. Su símbolo químico es Cu y su número atómico es 29.

El cobre es un metal resistente y de gran dureza pero, sin embargo, no es de los más duros de la naturaleza. Tiene la capacidad de resistir golpes, fuerzas de tracción y empuje, cortes o alteraciones físicas en general. Sin embargo, es un metal que, al igual que muchos metales existentes, presenta fragilidad si es sometido a temperaturas bajas extremas.

A continuación, exponemos las principales características de este metal.

Características del cobre

  1. Historia

Si nos trasladamos atrás en el tiempo, casi podemos decir que el cobre es el primer metal que el hombre aprendió a usar. Tanto en su estado natural como calentándolo para lograr mayores posibilidades de formas y así crear herramientas útiles. Sería normal pensar que el descubrimiento de la reacción del cobre frente al calor haya sido casual, sin embargo, mientras los años fueron pasando, se fueron descubriendo nuevas propiedades de este metal.

  1. Biología

El cobre es un metal que se encuentra presente en varias estructuras orgánicas, ayudando a la formación y desarrollo de las mismas. Por ejemplo, en el cuerpo humano, forma parte de la creación de glóbulos rojos y del mantenimiento de los vasos sanguíneos.

  1. Ebullición y fusión

El cobre cuenta con una característica distintiva respecto de otros materiales, referida a sus puntos de ebullición y de fusión. Las temperaturas que requiere este metal para llegar a dichos puntos son extremadamente altas.

  • El punto de fusión del cobre es de 1085,62 grados centígrados.
  • El punto de ebullición del cobre es de 2562 grados centígrados.
  1. Conductividad eléctrica

El cobre es uno de los materiales con mayor capacidad de conducir la electricidad a través de él. Esta es una propiedad del cobre que se explica por los vínculos débiles de los electrones con los que cuenta dentro de su estructura. De esta manera, las partículas pueden moverse libremente.

A pesar de que el cobre no es un metal con propiedades magnéticas, si dejamos pasar la electricidad a través de hilos de cobres enrollados en bobinados, vamos a tener como resultado un campo magnético.

  1. Conductividad térmica

El cobre es uno de los materiales que posee mayor capacidad para conducir el calor, esto es lo que se conoce conductividad térmica. Gracias a esta característica química, el cobre ha sido por años el metal preferido para la fabricación de utensilios para la cocina.

  1. Dureza

El cobre es un metal resistente y de gran dureza pero, sin embargo, no es de los más duros de la naturaleza. Tiene la capacidad de resistir golpes, fuerzas de tracción y empuje, cortes o alteraciones físicas en general. Sin embargo, es un metal que, al igual que muchos metales existentes, presenta fragilidad si es sometido a temperaturas bajas extremas.

  1. Ductilidad

El cobre es de los metales más dúctiles que existen. Junto a este, podemos encontrar el plomo y también el oro. Estos metales tienen esta propiedad gracias a que sus moléculas cuentan con la posibilidad de deslizarse sobre ellas y de esta manera, el metal logra estirarse sin romperse. Dada esta cualidad, el cobre es un metal muy utilizado para fabricar cables y todos aquellos artículos que se someten a fuerzas de presión, estiramiento y movimiento constante.

  1. Maleabilidad

La alta maleabilidad es otra de las características físicas del cobre, al igual que en el oro y el plomo. La maleabilidad del cobre se refiere a que es un metal de fácil deformación a temperatura ambiente y esto lo logra sin romperse o agrietarse. Por lo tanto, es un metal que, a pesar de encontrarse a temperatura ambiente, cuenta con la posibilidad de estirarse, martillarse, presionarle, deformarle y sin embargo, no se romperá.

  1. Usos del cobre

¿Para qué sirve el cobre? El cobre es un metal multifacético que se utiliza con muchas finalidades. Como ya se ha mencionado anteriormente, este metal es el favorito para la fabricación de utensilios de cocina por su conductividad térmica, o para fabricar cables, soldaduras, adornos, joyería, entre otras cosas, gracias a su gran poder de maleabilidad.

Sin embargo, no es solo útil para esas cosas, sino que también cuenta con propiedades bactericidas, haciéndolo muy útil para la producción de sustancias bactericidas y fungicidas. Por otro lado, es un excelente catalizador utilizado en varios procesos químicos y hasta sirve perfectamente como convertidor catalítico de los autos.

  1. Toxicidad

El cobre presenta alta toxicidad para el cuerpo humano. De hecho, hasta existe una enfermedad llamada Wilson, la cual se desarrolla por altos niveles de cobre acumulados en el cuerpo, afectando a los diferentes órganos vitales, sobretodo al hígado y al cerebro. Esta condición se puede dar por el uso excesivo de algunos insecticidas o fungicidas que contengan cobre o por el consumo en exceso de suplementos alimenticios. En algunos casos, esta enfermedad puede llegar a producir la muerte.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "10 Características del Cobre". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/cobre/