10 Características de un
Consumidor

Te explicamos qué es un consumidor, cómo es su comportamiento y características principales. Además, diferencia con un cliente.

Consumidor
Un consumidor exige bienes o servicios que se intercambian por dinero.

¿Qué es un consumidor?

Se denomina consumidor a toda persona u organización que se considera como potencial cliente para efectuar el acto de compra. Este consumidor exige bienes y/o servicios que se intercambian por dinero.

Este concepto se ha abordado desde diferentes teorías por lo que es correcto comprenderlo en un contexto determinado.

Asimismo, los consumidores están determinados por la ley de oferta y demanda. Es decir, un consumidor no solo es tenido en cuenta en función del intercambio monetario que haya entre el cliente que desea un producto o servicio y el productor que posee dicho producto, sino que también es necesario evaluar la cantidad de consumidores y la cantidad de productos para poder comprender mejor el concepto.

También se denomina consumidor a aquel que consume algo y que, ya sea por estrategias de mercadotecnia o por adicción, no puede dejar de consumir dicho producto o servicio.

Puede servirte: Bienes de consumo

  1. Concepto histórico

Desde tiempos antiguos, el hombre se ha relacionado con otros mediante la compra-venta. Por tanto, aunque no se haya utilizado el término con anterioridad, el consumidor ha estado presente en toda sociedad.

El concepto de consumidor implica que consume algo y, para ello, debe intercambiar algo con el productor.

  1. Diferencia entre cliente y consumidor

No es lo mismo decir que una persona es un cliente a decir que esa persona es un consumidor. El término consumidor implica el acto de compra, pero no implica fidelidad a la marca o el producto/servicio.

Desde el punto de vista del marketing, el objetivo de toda empresa es que un consumidor se convierta en un cliente de la compañía puesto que este último tendrá una relación construida y, en consecuencia, cierta fidelidad a la marca.

  1. Comportamiento del consumidor

El comportamiento del consumidor varía en función de la demanda de los productos, de variables externas al consumidor (como variables del mercado mundial) y de sus hábitos de consumo, hobbies, costumbres, etc.

En función de cada producto y de cada consumidor, el comportamiento puede ser:

Según la compañía

  • Social/grupal
  • Individual

Según el horario de compra

  • Nocturno
  • Diurno

Según el tipo de consumidor

  • Analítico
  • Impulsivo
  1. Etapas del acto de compra

Elección del consumidor
El consumidor busca información antes de realizar la compra.

El comportamiento del consumidor es muy sensible a los cambios el su ciclo de vida y  a las alteraciones en el mercado.

Para poder deducir el tipo de comportamiento de un consumidor, se debe tener en cuenta 3 ejes centrales:

  • Investigación previa de mercado. Se refiere a la información que el consumidor busca antes de realizar el acto de compra. Esta dependerá en gran medida de la importancia que tenga el producto/servicio para el consumidor. Cuanta más importancia tenga el producto para el consumidor, mayor será la búsqueda de información sobre el servicio/producto.
  • Acto de compra. Es la experiencia o acto de compra en sí misma. Es decir, el momento en que el sujeto realiza la compra.
  • Postventa. En la experiencia de postventa, se puede observar si el consumidor es un potencial cliente. Es decir, si la experiencia con el producto/servicio fue favorable o si ha dejado mucho que desear en función de las expectativas del consumidor.
  1. Conocimiento y comportamiento

Consumidor supermercado
El consumidor establece cuándo, cómo y dónde comprar.

En el pasado, el consumidor era considerado un simple receptor de aquello que el productor ofrece. Sin embargo, este término limita mucho el concepto de consumidor que, por su parte, no solo opina si desea o no consumir dicho producto, sino que también establece cómo, cuándo y dónde hacerlo.

Por tanto, es erróneo considerar al consumidor como aquel que solo efectúa el acto de compra puesto que será él con sus intereses, conductas, comportamientos y gustos el que determinará el tipo de producto/servicio que se adecuen a cada una de sus necesidades.

  1. La investigación

Para poder comprender la complejidad de los consumidores y poder elevar las ventas de una empresa, los productores necesitan inexorablemente acudir a la investigación de mercado, que puede ser cualitativa o cuantitativa (aunque ambas se complementan).

  • Investigación cuantitativa. Es aquella que tiene en cuenta variables duras del consumidor. Por ejemplo; sexo, edad, nivel socioeconómico (NES), etc
  • Investigación cualitativa. Hace referencia a un tipo de investigación que se rige por variables blandas. Por ejemplo: preferencias del consumo en determinadas horas, gustos, hobbies, etc.
  1. Ciclo de vida del consumidor

Consumidor de ropa
El consumidor va cambiando a medida que cambia su ciclo de vida.

Dentro de lo que es el estudio del consumidor, una de las características principales que se debe tener en cuenta es que el consumidor va cambiando conforme cambia su ciclo de vida.

Así un consumidor que en un momento consume comida enlatada porque es un adulto soltero de 20 a 22 años que estudia y trabaja todo el día, en unos cuantos años puede finalizar sus estudios, disponer de más tiempo, casarse y dejar de consumir el producto enlatado que anteriormente se ajustaba a su realidad.

El ciclo de vida de un consumidor va cambiando en algunos aspectos de modo acelerado y en otros más lentos, pero siempre va cambiando.

  1. Establecimiento de un vínculo

El consumidor actual exige el establecimiento de un vínculo con la empresa o marca. Por tanto, es necesario invitar al consumidor a que se sienta en la libertad de poder interactuar con la empresa.

Para ello se proporcionan servicios de atención al consumidor. Estos servicios no solo son brindar asistencia en un momento particular sino que muchas empresas permiten y fomentan este vínculo por considerarlo fundamental para que un consumidor se convierta en cliente.

Además, el vínculo que el consumidor actual exige, se logra también mediante los diferentes medios de comunicación (Twitter, Instagram o Facebook).

Esto permite al consumidor no comunicarse con el fabricante o empresa del producto y también ser muy crítico y exigente en cuanto a la experiencia con la compra de un producto/servicio.

  1. La venta disimulada

El consumidor actual adora (en líneas generales) consumir, pero no le gusta que el vendan un producto o un servicio.

Por tanto, muchas estrategias de marketing apuntan a las redes sociales, mediante las cuales pareciera que el producto se vende por sí solo y que es el mismo consumidor que tiene las herramientas para efectuar la compra mediante la investigación previa, un análisis minucioso y la observación a otros consumidores que previamente hayan consumido el producto/servicio.

Puede servirte: Publicidad

  1. Ley de la oferta y la demanda

El consumo de un producto/servicio no solo debe estar regulado por la cantidad de consumidores que exista para ello, también debe estar regulado por la cantidad del producto/servicio que haya para abastecer a dichos consumidores.

Esta relación de oferta y demanda se va modificando progresivamente conforme cambie el gusto o preferencia de las sociedades y en función de un determinado producto.

Ver además: Mercado de competencia perfecta

 

 

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Consumidor". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/consumidor/