10 Características de la
Deforestación

Te explicamos qué es la deforestación, cuáles son sus causas, consecuencias y características principales. Además, posibles soluciones.

Deforestación
La deforestación destruye el ecosistema, afecta a muchas especies y favorece la contaminación.

¿Qué es la deforestación?

La deforestación es la tala o destrucción de árboles de un bosque o selva. En su mayor parte, la deforestación se debe a la acción humana y se ha visto dramáticamente aumentada en los últimos 150 años.

La deforestación es un problema ecológico ya que en primer lugar se destruyen organismos vegetales, en segundo lugar se destruye el ecosistema del bosque o la selva y esto afecta a muchas especies, y en tercer lugar se favorece el aumento de la contaminación.

Este problema ha atraído la atención de gobiernos y organizaciones internacionales, lo que logró que actualmente la tasa de desaparición de bosques sea la mitad que la de 1990. Sin embargo, la deforestación continúa siendo un problema, especialmente en países en vías de desarrollo donde no existen leyes protectoras de áreas forestales.

  1. Causas

Las causas de la deforestación son múltiples, algunas de ellas por acción del hombre y otras naturales. En su mayor parte, la deforestación es causada por diversas actividades económicas del hombre.

En primer lugar, los bosques se talan para obtener espacio, es decir, para utilizar el suelo de los bosques con otro fin como la agricultura o la construcción de viviendas o fábricas. Por otro lado, los árboles pueden cortarse para aprovechar su madera, por ejemplo en la fabricación de papel o para utilizarla como combustible.

La principal causa natural de la deforestación son los incendios que suelen estar asociados a la actividad del hombre, tanto por ser producto de un descuido o por la acción deliberada.

  1. Pérdida de la biodiversidad

Una de las principales consecuencias de la deforestación es la pérdida de la biodiversidad. El impacto de la deforestación en el ambiente es profundo y en algunos casos irreversible. Un bosque es un ecosistema y, por lo tanto, al destruirlo son expulsadas cientos o miles de especies que pertenecían a dicho ecosistema.

Algunas de ellas continúan desarrollándose en ecosistemas cercanos pero debido a la magnitud de la deforestación en la actualidad, muchas especies pierden sus ecosistemas específicos y se extinguen.

Una vez que una especie se extingue, no puede ser recuperada. Por lo tanto, esta es una consecuencia irreversible de la deforestación.

  1. Contaminación del aire

Como parte de su metabolismo, las plantas absorben dióxido de carbono y emanan oxígeno, es decir, realizan el proceso opuesto que los animales. De esta manera, los bosques oxigenan el aire y al mismo tiempo eliminan el dióxido de carbono, que es tóxico.

Cuando esos bosques son eliminados en forma masiva, el planeta pierde uno de sus principales mecanismos para contrarrestar la contaminación del aire.

El dióxido de carbono es uno de los gases que favorecen el efecto invernadero, por lo tanto, la tala de bosques tiene como consecuencia el cambio climático.

  1. Desertificación

Deforestación
Por causa de la deforestación, el suelo pierde sus nutrientes y pasa a ser infértil. 

La vegetación de los bosques funciona como una capa protectora y nutritiva de los suelos. En muchos casos, cuando esta capa es eliminada por efecto de la deforestación, el suelo queda expuesto a la erosión del viento.

Además, la humedad del suelo y del aire era regulada también por la vegetación y una vez que se eliminan los bosques, diversos territorios sufren sequías o un exceso de agua por el riego para la agricultura. En ambos casos, el suelo pierde sus nutrientes y pasa a ser un suelo infértil.

La desertificación es una de las consecuencias más extremas de la deforestación.

  1. Diferencia con la degradación de los bosques

La degradación de los bosques es la reducción o la destrucción de algunos aspectos específicos del bosque, pero no del bosque en su totalidad.

Una causa de degradación de bosques son las plagas o brotes de enfermedades que afectan solo una especie en el bosque. Otra forma de degradación es la explotación por el ser humano de un único recurso del bosque, por ejemplo la extracción de caucho.

Aunque la degradación forestal no es tan grave como la deforestación, también tiene efectos negativos sobre la diversidad y el cambio climático.

  1. Deforestación por agricultura

Deforestación por agricultura
Por el desgaste del suelo, la deforestación por agricultura es limitada en el tiempo. 

Es un tipo de deforestación planificada. Puede ser realizada a través de la tala o la quema de árboles.

Aunque en su mayor parte se realiza en pequeña escala por pequeños productores, la sumatoria de estas pequeñas deforestaciones representa una enorme superficie. Además, por el desgaste del suelo, su utilidad es muy limitada en el tiempo.

  1. Deforestación industrial

Deforestación para el uso de madera
La deforestación industrial utiliza la madera como materia prima. 

La deforestación industrial es la tala que se realiza para utilizar la madera como materia prima. La madera se utiliza en todo tipo de productos, desde la construcción de casas y muebles hasta la producción de papel.

Sin embargo, algunos países como Suecia, han logrado frenar la deforestación industrial promulgando leyes forestales que obligan a las empresas a reforestar las zonas taladas.

Este es otro tipo de deforestación planificada.

  1. Deforestación por urbanización

Deforestación urbana
La deforestación por urbanización se realiza en países con alta densidad poblacional.

Este tipo de deforestación ocurre principalmente en países de alta concentración de población, donde se requieren cada vez más terrenos para satisfacer la demanda de complejos habitacionales.

Sin embargo, también ocurre en pequeña escala en zonas poco pobladas, por ejemplo para la construcción de hoteles en zonas boscosas o selvas.

El impacto de este tipo de deforestación puede verse multiplicado si no se hace un adecuado tratamiento de desechos que impida la contaminación de los suelos y las aguas circundantes.

  1. Deforestación involuntaria

Además de la acción humana, los bosques se ven amenazados también por causas naturales. La causa más frecuente de deforestación involuntaria son los incendios. Sin embargo, muchos incendios involuntarios son causados por el descuido del hombre.

Otra causa involuntaria de la deforestación son las plagas, que en algunos casos pueden causar simplemente la degradación de los bosques, pero en otros casos pueden destruirlos.

  1. Posibles soluciones

Las soluciones más efectivas se han encontrado en una intervención estatal que por un lado establezca una legislación protectora de bosques y por otro lado informe a la población sobre la importancia de su conservación.

En algunos lugares de Europa y América se están implementando programas de reforestación, es decir, volver a plantar árboles en las zonas taladas.

Sin embargo, estos programas han sido más efectivos cuando el Estado impone la tarea de la reforestación a las empresas que explotan los bosques.

El reciclaje de madera y papel también disminuye la tala, así como la utilización de alternativas para la fabricación de papel como la caña de azúcar.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Deforestación". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/deforestacion/