10 Características de la
Democracia Ateniense

Te explicamos qué fue la democracia ateniense, su historia, cargos e instituciones. Además, los requisitos para ser ciudadano.

democracia ateniense
Es la primera democracia conocida en la historia de la humanidad.

¿Qué fue la democracia ateniense?

Se conoce como la democracia ateniense a la forma de gobierno establecida en la ciudad-estado de Atenas, en la Antigua Grecia, alrededor del siglo VI a. C. Se trata de la primera democracia conocida en la historia de la humanidad: comenzó en 508 a. C. y culminó en 322 a. C. con la hegemonía macedonia.

Se trata de un antecedente fundamental de las democracias modernas, a las que Occidente llegó en la Edad Moderna (a partir del siglo XVIII). Otras ciudades de la Antigüedad emprendieron sistemas similares, pero ninguna fue tan estable y poderosa como la democracia ateniense, ni estuvo tan bien documentada.

Se la considera una democracia directa, una de las pocas en toda la historia. En ella el poder legislativo y el ejecutivo eran ejercidos directamente por el pueblo, en vez de elegir a representantes que lo hagan en su nombre.

Características de la democracia ateniense

  1. Los atenienses

Los atenienses eran los habitantes de la ciudad-estado de Atenas, una de las más importantes de la Grecia Antigua.

Se estima que durante su época democrática (siglo IV a. C.) alcanzaron el número de 300.000 habitantes.

De ellos, aproximadamente 60.000 apenas fueron sido ciudadanos, es decir, personas de pleno derecho y posibilitados para el voto.

Dicha definición solía ser restrictiva de origen (ateniense), edad (adulto) y sexo (masculino).

El resto de la sociedad no participaba políticamente: ni las 100.000 personas que componían las familias de los ciudadanos, ni los extranjeros residentes (llamados metecos), ni mucho menos los esclavos, que habrían sido el segmento más numeroso de la población del Ática.

  1. Origen

La democracia como sistema surgió en Atenas durante un período de estabilización económica y de reformas en la organización interna de la sociedad griega. Entre otras cosas, estos cambios permitieron mayor rol en la conducción social a los agricultores y campesinos.

Estos grupos sociales fueron incorporados al mundo militar y a la defensa de las ciudades. Así se rompió con el predominio tradicional de las élites aristocráticas.

A esto debe sumarse la presencia de la esclavitud, que sostuvo el aparato productivo constituyendo una clase baja inamovible. Su trabajo permitía a los ciudadanos griegos entregarse al debate político entre iguales.

  1. Historia

La obra de los pensadores políticos de la Atenas de la época son clave para entender la historia de la democracia ateniense. Entre ellos se destacan Solón (594 a. C), Clístenes (509 a. C.), Pericles (495 a. C.) y Efialtes de Atenas (462 a. C.).

Solón fue un arconte o magistrado que sentó las bases para lo que desde entonces empezó a llamarse dëmokratias (unión de demos, “pueblo”, y kratos, “poder”). Sin embargo, este sistema se instauró plenamente con las reformas de Clístenes.

La democracia ateniense alcanzó su esplendor bajo la guía de Pericles, quien fue un activo hombre de leyes y político. Fue él quien introdujo las instituciones (punto 7) en esta forma de gobierno.

Cabe destacar que esta democracia se vio interrumpida alrededor del año 411 a. C. por el surgimiento de una oligarquía que luego condujo a la tiranía de Critias. Paradójicamente, él también fue un destacado filósofo y poeta. En 403 a. C. la democracia ateniense fue restaurada, a tiempo para el célebre juicio a Sócrates.

  1. Condiciones para la ciudadanía

En Atenas sólo los varones nacidos en la ciudad mayores de 20 años eran considerados ciudadanos y dotados de participación política, luego de terminar su formación militar como efebos. Ninguna distinción económica ni de cualquier otra índole era tomada en consideración al respecto.

En cambio, las mujeres, los extranjeros y los esclavos estaban excluidos. También lo estaban los ciudadanos que no hubiesen pagado alguna deuda con la sociedad ateniense (atimia) y en algunos casos dicha suspensión podía ser permanente e incluso hereditaria.

  1. ¿Cómo funcionaba?

democracia ateniense pnyx
La Asamblea se reunía en la colina de Pnyx y el orador ocupaba la plataforma.

La democracia ateniense contaba con la participación obligatoria de todos los ciudadanos en la toma de decisiones y composición de las leyes que gobernaban la sociedad. Ellos contaban con igualdad de derechos políticos, libertad de expresión y oportunidad de participación política.

Además, estos ciudadanos formaban parte de las propias instituciones que velaban por dichas leyes. Así es como se encontraban siempre en control de todas las partes del proceso político.

Por ejemplo, para proponer una nueva ley un ciudadano debía escribir su propuesta en una tablilla que era depositada en el ágora, frente al monumento a los Héroes Epónimos. Entonces, un Concejo compuesto por 500 miembros en comisiones mensuales de a 50 ciudadanos debatía la propuesta.

Ese debate tenía como resultado un proyecto de ley que luego era llevado a la Asamblea de ciudadanos. Esta Asamblea se reunía en la colina de Pnyx, cerca de la Acrópolis. Allí se sacrificaba un lechón y se daba inicio al debate, que podía durar alrededor de 6 horas.

Los debates contaban con reglas fijas: primero hablaban los mayores de 50 años y luego el resto, para al final votar a mano alzada (primero a favor, luego en contra). Así se aprobaban o rechazaban las leyes y las decisiones de todo tipo.

  1. Cargos públicos

La democracia ateniense funcionaba en base a cargos públicos elegidos de dos modos distintos:

  • Cargos electos por sorteo. Este era el método más habitual para nombrar cargos públicos, ya que se consideraba el más democrático posible: toda la ciudadanía debía gobernar y ser gobernada por turnos. Así, no se tomaba en cuenta ningún tipo de ventaja o mérito, sino la mera ciudadanía, a la hora de elegir.
  • Cargos electos por votación. Alrededor de unos cien funcionarios de un millar eran electos por votación pública: los tesoreros y encargados del manejo de grandes cifras de dinero público y los strategoi, generales electos entre los miembros destacados de la polis. Eran requisados antes y después de ejercer el cargo, para evitar los delitos de corrupción.
  1. Instituciones gubernamentales

Existían tres instituciones gubernamentales en la Atenas democrática, en las que participaban los ciudadanos por cientos o incluso por miles. Estos eran:

  • La Asamblea de ciudadanos. Compuesta por hasta 6000 ciudadanos, que no eran elegidos sino que podían asistir a su antojo, aunque se consideraba un deber hacerlo. Esta Asamblea tomaba las decisiones más importantes, como legislar, nombrar funcionarios, juzgar crímenes y delitos o llevar a cabo decisiones ejecutivas (como ir a la guerra o concederle a un extranjero la ciudadanía). La asamblea se reunía periódicamente (al principio una vez por mes) y a medida que el modelo democrático se hizo más complejo, nombró tribunales de justicia, en los que se delegaban las funciones judiciales y legislativas.
  • El Concejo de los 500. También llamada la Boulé, se trataba de una asamblea restringida cuyos ciudadanos estaban encargados de los asuntos corrientes de la ciudad. Creada por Solón se componía inicialmente de 100 ciudadanos, pero las reformas de Clístenes lo ampliaron a 500. Estos ciudadanos eran elegidos al azar de la Asamblea entre los mayores de 30 años, y recibían una paga especial, a cambio de ejercer funciones deliberativas, administrativas y judiciales, sirviendo de vigilancia a las demás instituciones y garantizando el funcionamiento del sistema.
  • Los tribunales. También llamada dikasteria (“los que juran”) o heliasta, se conformaba por sorteo entre 6000 ciudadanos mayores de 30 años, para conformar un juzgado de hasta 1500 ciudadanos. Los elegidos debían prestar juramento y encargarse de las decisiones en los juicios públicos (graphe) y privados (diké). Tenían mayor autoridad que la Asamblea, y no podían ser censurados como los magistrados.
  1. ¿Cómo llegó a su fin?

La democracia ateniense significó el mayor esplendor histórico de Atenas, y finalizó alrededor de 322 a. C. con la victoria de Esparta sobre Atenas en la Guerra del Peloponeso. Además, una peste que luego asoló la ciudad, cobrándose vidas como la de Pericles. Posteriormente, la supremacía macedonia acabó con las instituciones democráticas.

  1. ¿Por qué es importante?

La democracia ateniense representa un hito fundamental en la historia política en el mundo, por ser la primera democracia de la que se tiene amplio registro. Es fuente de textos jurídicos antiguos, que luego sirvieron de base a legisladores jurídicos de la República Romana. Su influencia llegó a civilizaciones occidentales posteriores, como la francesa.

  1. Diferencia con la democracia actual

democracia ateniense directa
En la democracia directa los ciudadanos decidían sin representantes.

En comparación con la democracia ateniense, las democracias actuales funcionan indirectamente, pues son democracias representativas y no directas.

  • Democracia representativa (actual): Elegimos funcionarios que nos representan políticamente, que toman las decisiones por nosotros en base a lineamientos políticos partidistas.
  • Democracia directa (ateniense): Los ciudadanos atenienses participaban directamente, es decir, tomaban ellos mismos las decisiones y votaban a favor o en contra, sin representantes.

Referencias:

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Democracia Ateniense". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/democracia-ateniense/