10 Características de los
Desastres Naturales

Te explicamos qué son los desastres naturales, sus causas y consecuencias. Además, ejemplos, su clasificación y más.

Desastres Naturales
Los desastres naturales causan significativas pérdidas materiales y humanas.

¿Qué son los desastres naturales?

Se llama desastres naturales a los cambios repentinos y violentos del medio ambiente, causante de significativas pérdidas materiales y de vidas humanas y producto de accidentes ambientales que no son ocasionados directamente por la mano del hombre, tales como terremotos, tsunamis, vaguadas, etc.

Se habla, así, de desastres cuando ciertas condiciones ambientales se van a los extremos, rebasando los límites de lo considerado normal.

Por ejemplo, un sismo tectónico puede ser inofensivo, si no aumenta su intensidad y se convierte en un terremoto, capaz de ocasionar numerosas muertes y destrucción en las ciudades cercanas.

Del mismo modo, podría alegarse que los desastres nunca son del todo naturales, sino que se deben en cierta medida a la mala planificación (o falta total de ella), imprudencia o destrucción ambiental de las sociedades humanas.

No deben confundirse los desastres naturales con los desastres medioambientales, en los cuales un elemento específico contamina, degrada o destruye una determinada instancia del medio ambiente.

Características de los desastres naturales

  1. Causas

Las causas de un desastre natural no siempre son determinables, o simplemente responden a factores ambientales que resulta imposible predecir.

Así, es posible explicar que los terremotos se deben al movimiento de las placas tectónicas terrestres, pero no cuándo ni dónde se producirá el siguiente o de cuánta intensidad será.

  1. Clasificación

Incendios Forestales
Los incendios forestales pueden causarse por sequía, sol intenso o residuos de vidrio.

Los desastres naturales pueden clasificarse conforme a su naturaleza en:

  • Deslizamientos de masas. Se llama así a los aludes, avalanchas y otras formas de deslizamiento o corrimiento de masas terrestres, como piedras, montañas de tierra, lodo, etc.
  • Fenómenos atmosféricos. Aquellos derivados de condiciones atmosféricas o del clima, como pueden ser la sequía o las tormentas eléctricas, las ventiscas o los huracanes.
  • Desastres biológicos. Pandemias y otras proliferaciones desordenadas de algunos organismos por encima de los demás, ocasionándoles la muerte en masa, como pudo ser la peste negra en la Europa medieval.
  • Erupciones volcánicas. Ocurren cuando el magma hirviente de las capas profundas de la Tierra brota hacia afuera a través de volcanes, conformando nuevas capas de la superficie terrestre y quemándolo todo a su paso.
  • Fenómenos espaciales. Se refiere a la caída de objetos desde el espacio sideral, como fue el caso del meteorito que impactó en Yucatán, México, y que supuestamente habría extinguido a los dinosaurios.
  • Incendios forestales. A menudo la sequía y el intenso sol, cuando no la presencia de residuos de vidrio o de otros materiales que sirven para concentrar los rayos solares, desencadenan enormes incendios que pueden devorar hectáreas de pastizales o incluso bosques a su paso.
  • Terremotos. Son movimientos violentos y desordenados de la corteza terrestre por acción de los movimientos tectónicos de la superficie terrestre. Pueden ser leves y ocasionar poco daño, o ser verdaderos sacudones que hacen colapsar edificios y montañas y ocasionan otros desastres subsiguientes.
  • Tsunamis e inundaciones. A menudo fruto de terremotos o de abruptos cambios climáticos (vaguadas, tormentas, etc.), los tsunamis y las inundaciones respectivamente lo anegan todo a su paso, acumulando masas de agua que al liberarse pueden arrastrar todo a su paso o simplemente sumergirlo arruinando cosechas y destruyendo poblaciones.
  1. Consecuencias

Los desastres naturales a menudo tienen consecuencias directas en la vida humana, ya que pueden costar la vida de numerosas personas (cientos, miles o incluso millones, dependiendo del caso) o pueden también desencadenar otros desastres a su paso.

Por ejemplo, es frecuente que un terremoto muy intenso y cercano a la costa ocasione un tsunami, que a su vez inunde terrenos fértiles y conduzca a una hambruna, todo en un terrible efecto dominó.

  1. Ejemplos

Algunos de los desastres naturales más recurrentes son:

  • Huracanes. Sistemas climáticos caracterizados por vientos intensos atrapados en un eje de baja presión, acompañados de lluvias constantes y tormentas eléctricas.
  • Tornados. Formaciones de masas de aire frío y caliente que giran el uno alrededor del otro con tanta velocidad que adquieren fuerza suficiente para levantar todo a su paso y derruir edificaciones.
  • Terremotos. Como hemos dicho, se trata de sismos muy intensos (superiores a 5 en la escala de Richter con que se los mide), de cuya intensidad y duración depende la magnitud de los daños estructurales que cause.
  • Avalanchas. Aludes de piedras y otros materiales deslizantes (nieve, árboles, barro, etc.), que se acumulan y luego se derrumban sobre aquello que tengan debajo, ya sean centros poblados o cauces de ríos (ocasionando inundaciones).
  • Olas de calor. Los cambios climáticos producto del efecto invernadero y el calentamiento global suelen alterar el clima y extremarlo, causando heladas en invierno y brutales olas de calor en verano, ambas incompatibles con la vida y causantes de sequías (que a su vez pueden causar hambrunas) o inundaciones.
olas de calor
Las olas de calor pueden causar sequías extremas.
  1. Frecuencia

Los desastres naturales son, en su mayoría, imprevisibles. Ocurren cuando sea. Pero al mismo tiempo presentan patrones de recurrencia (ciclos) que muchos expertos (sismólogos, climatólogos, geógrafos, etc.) utilizan para alertar a la población de que más o menos pronto podría producirse un desastre y se deben tomar las precauciones apropiadas.

  1. Prevención

La prevención es, al final del día, la única posibilidad que la humanidad tiene frente a las potentes fuerzas del medio ambiente. Prepararse para resistir un sismo (y edificar teniendo en cuenta que se vive en zona sísmica), o diseñar y mantener buenos sistemas de drenaje para enfrentar mejor las temporadas lluviosas, incluso contar con planes de contingencia y evacuación y una población informada y preparada, pueden ser algunas de las medidas más eficientes para salvaguardar vidas humanas en casos de desastre. Los gobiernos más responsables se comprometen con mantener a su población informada al respecto.

  1. Responsabilidades del ser humano

En muchos casos, las acciones humanas pueden conducir a desastres naturales o pueden aumentar su frecuencia. Esto no significa que sean su responsabilidad directa, pero sí que no se han tomado las medidas para disminuir el riesgo, sino todo lo contrario.

Por ejemplo, el incremento en los márgenes de contaminación atmosférica conduce al efecto invernadero y éste al calentamiento global, que incide en el clima acarreando sequías, tormentas huracanadas, inundaciones y otros fenómenos parecidos, que a menudo ocurren fuera de temporada, tomando a la humanidad por sorpresa.

Otro ejemplo típico es la edificación irresponsable, que urbaniza el cauce de antiguos ríos o en zonas aledañas a un volcán activo, exponiendo a la población a una tragedia.

  1. Acuerdos internacionales

Los esfuerzos de la Organización de las Naciones Unidas y de otros grupos que estudian el medio ambiente por disminuir los desastres naturales, produjeron una serie de protocolos de regulación de la actividad contaminante humana y de campañas informativas en zonas vulnerables, como es la celebración del Día Internacional para la Reducción de los Desastres, celebrado el segundo miércoles de Octubre.

  1. Cultura

Los desastres naturales tienen gran representación en la cultura de la humanidad, tanto como destructores de todo lo conocido (el apocalipsis) o como eventos purificadores (como el famoso diluvio bíblico). Se trata de eventos que le recuerdan al hombre su indefensión y le reconectan con las nociones de lo divino y lo sagrado.

  1.  Principales desastres naturales de la historia

monte vesubio
En el año 79 d.C el Monte Vesubio hizo erupción causando la tragedia de Pompeya. 

Algunos de los grandes desastres naturales de la historia son:

  • La Gran Sequía de los años 30 en los Estados Unidos.
  • Las temporadas de tornados en el Sur de ese mismo país.
  • La gripe española que en 1918 mató a casi 40 millones de personas.
  • La erupción del monte Vesubio que acabó con la ciudad romana de Pompeya.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Desastres Naturales". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/desastres-naturales/