10 Características de la

Dignidad

Te explicamos qué es la dignidad, sus definiciones filosóficas y en qué se diferencia del honor. Además, ejemplos y frases sobre la dignidad.

dignidad
La dignidad apunta al respeto y consideración que amerita cualquier individuo.

¿Qué es la dignidad?

Se llama dignidad a un valor propio del ser humano, es decir, que no es otorgado por nadie sino que todos poseemos sin distinción de sexo, raza, religión, orientación sexual ni otros condicionantes. Apunta al respeto y la consideración que amerita cualquier individuo por el mero hecho de ser humano. En ese sentido, el concepto de dignidad hoy en día se vincula con la libertad, la racionalidad, la ética y los valores humanos.

Sin embargo, en épocas antiguas, se lo asociaba a ciertos valores tradicionales vinculados a la fe religiosa, el respeto de la tradición o la pertenencia a un grupo humano que es considerado meritorio del respeto de los demás. De allí que existan frases como “Preferible morir con dignidad que vivir de rodillas” u otras expresiones que se aproximan al orgullo.

Comúnmente, se refiere a vivir con dignidad o a condiciones dignas de vida en un sentido muy diferente: al nivel mínimo aceptable, en términos ideales (no pragmáticos) de riqueza y de bienestar, en que un ser humano puede vivir, gozando del respeto y la igualdad de sus semejantes.

Características de la dignidad

  1. Origen

La dignidad en tanto valor es de larga data en la cultura del ser humano. Sin embargo, con el cristianismo surge como un valor universal y un mandato personal.

Esto se debe a que según la tradición judeo-cristiana el ser humano fue creado a la “imagen y semejanza de Dios” pero con libre albedrío. Por eso, en base a sus acciones puede resultar culpable (un pecador).

Así, en el modo de pensamiento cristiano los seres humanos nacen dignos, pero a partir del pecado original con el que son concebidos (el coito) y de sus elecciones en la vida, deberán resarcirse, expiar y recuperar su dignidad para alcanzar la vida eterna cuando mueran.

En cuanto a su valía jurídica, recién en el siglo XX, pasada la Segunda Guerra Mundial y reveladas sus atrocidades, se la propuso como un valor a defender. Era un objetivo ya no individual sino colectivo, de toda la especie.

En adelante, esta idea de la dignidad humana apareció en los tratados internacionales y se consideró un cometido a alcanzar por la comunidad organizada: condiciones dignas de vida para todos los seres humanos sin distinción. Una meta todavía lejos de alcanzarse.

  1. Tipos de dignidad

Según la filosofía, podemos hablar de tres tipos de dignidad:

  • Dignidad ontológica o humana. Aquella que nace con los seres humanos y que se fundamenta en su pertenencia a la especie.
  • Dignidad moral. Aquella que atañe al comportamiento de las personas en sociedad y al juicio que ésta se haga respecto al bien y al mal.
  • Dignidad real o adquirida. Aquella que perciben los demás a nuestro alrededor y que apunta a la consideración que de nosotros se hagan.
  1. ¿Para qué sirve la dignidad?

La dignidad no es un valor “útil”, ni es algo que pueda “aplicarse”. Es una categoría en base a la cual nos pensamos a nosotros mismos y pensamos a los demás.

La dignidad es uno de los pilares de la equidad, la igualdad y la libertad, pues en el momento en que nos convencemos (o nos dejamos convencer) de que un tipo de personas o una persona puntual carecen de dignidad, sentiremos que podemos tratarla como si fuera menos que un ser humano.

Un claro ejemplo de esto es el trato que recibieron los esclavos en la Antigüedad o lo que pasó con el pueblo judío durante el llamado Holocausto de la Segunda Guerra Mundial.

  1. Diferencias entre honor y dignidad

Estos términos pueden considerarse equivalentes en muchas ocasiones, aunque no lo son exactamente. Sus límites son difusos porque se trata de valores relativos, no absolutos y mucho menos científicos.

Podríamos decir que la dignidad es un valor que ejerce el ser humano sobre sí mismo, o sea, es autonómica, la define uno mismo sobre sí. Tiene que ver con la autoestima, con la autoconsideración y con lo que está dispuesto a hacer y lo que no.

El orgullo y el honor, si bien son consideraciones que el ser humano ejerce sobre sí mismo, deben considerarse distintas pues este último lo hace motivado por el “qué dirán, es decir, por la consideración que los demás darán a sus acciones o a sus valores, y a la posición frente al resto de la sociedad en la que lo colocarán.

  1. Ética y dignidad

La dignidad también opera como un concepto similar a la ética. Se la menciona en los tratados sobre bioética y derechos humanos, por ejemplo.

Esto se debe a que todas las conductas, proyectos o actividades que consideren al ser humano como algo menos de lo que es, o sea, que lo traten como un objeto, un animal o una propiedad y no como un ser libre, racional y sufriente, son considerados indignos. Por eso, vejan, humillan y degradan a quien los ejecuta más que a quien los padece.

Por ejemplo, la ingeniería genética de fetos humanos es considerada indigna de la especie, pues supondría que somos cosas manipulables, programables o manufacturables, como mercancías. Además, implica grandes riesgos de cara a algo invaluable: el legado genético de la humanidad.

  1. Dignidad animal

dignidad animal
La dignidad animal implica verlos como seres sufrientes que merecen respeto.

Este concepto es reciente y va de la mano de la consideración de los derechos de los animales como algo real y legalmente vinculante. Se trata de contemplar a los animales como seres sufrientes y merecedores de respeto. Por eso, ameritan un trato que tome en cuenta sus necesidades y sufrimientos, no que los considere meros objetos.

  1. Dignidad humana

Los seres humanos no siempre nos tratamos como nos lo merecemos, es decir, con un mínimo de respeto por las necesidades y los sufrimientos del otro. En ese sentido, la dignidad de las personas tiene que ver con la cuota de consideración a la cual se sienten merecedoras (su autoestima), pero también la cuota de respeto con que los demás están dispuestos a tratarlos.

Así, una persona indigna es aquella que o bien se otorga a sí mismo menos respeto del que amerita un ser humano cualquiera, o bien que le otorga a los demás menos respeto del que se merecen. De cualquier forma, la dignidad es algo que tiene que ver con lo que damos.

  1. Elementos de la dignidad humana

La dignidad humana comprende dos tipos de elementos:

  • Elementos subjetivos. Aquellos que atañen a la perspectiva individual de las personas, y al convencimiento de las mismas de que las condiciones de vida de las que dispone son suficientes para alcanzar la felicidad y la plenitud.
  • Elementos objetivos. Aquellos que atañen a la realidad objetiva, a las condiciones de vida misma de las que dispone un ser humano para ser feliz y ser libre.

Esta distinción puede apreciarse en el siguiente ejemplo: una persona reducida a la esclavitud por otras personas puede estar sufriendo un trato indigno y viviendo una vida indigna, pero hacerlo con la mayor de las dignidades posibles, sin pactar jamás con la idea de merecer dichos malos tratos.

  1. Frases sobre la dignidad

  • “La dignidad no consiste en tener honores, sino en merecerlos”.
    Aristóteles (384-322 a.C.)
  • “Mediante la mentira, el hombre aniquila su dignidad como hombre”.
    Immanuel Kant (1724-1804)
  • “La dignidad de la naturaleza humana requiere que enfrentemos las tormentas de la vida”.
    Mahatma Gandhi (1869-1948)
  • “Solamente la moralidad en nuestras acciones puede darle belleza y dignidad a la vida”.
    Albert Einstein (1879-1955)
  1. Ejemplos de dignidad

dignidad ejemplo discusion
Discutir con dignidad requiere comportarse con respeto incluso en el desacuerdo.
  • Se dice que una persona es digna cuando enfrenta las adversidades sin rebajarse, esto es, comprendiendo que no por estar pasando un mal momento deja de ser un ser humano en pleno uso de sus facultades y derechos.
  • Se dice que una persona es digna o responde con dignidad cuando se enfrenta a otra en un debate, una riña o una discusión y procede con respeto hacia su adversario.
  • Una persona es digna cuando honra sus compromisos adquiridos, consigo mismo y con los demás, al considerar que su palabra empeñada es valiosa por el solo hecho de ser suya.

Referencias:

¿Cómo citar?

"Dignidad". Autor: Julia Máxima Uriarte. Para: Caracteristicas.co. Última edición: 27 de marzo de 2019. Disponible en: https://www.caracteristicas.co/dignidad/. Consultado: 19 de junio de 2019.