10 Características de los
Dioses Egipcios

Te explicamos qué son los dioses egipcios, cuáles son los más importantes y las creencias de la religión egipcia.

dioses egipcios
Los egipcios rendían culto a sus dioses a través de diversos rituales.

¿Qué son los dioses egipcios?

Los dioses egipcios, son un conjunto de deidades pertenecientes a la religión del Antiguo Egipto (3150 a. C. – 31 a. C.), una de las principales civilizaciones antiguas del norte africano. Esta civilización prosperó a las orillas del río Nilo, expandiendo su influencia cultural, económica y política hasta el Éufrates, el Mar Rojo, la península de Sinaí y parte del Mediterráneo.

La religión del Antiguo Egipto era politeísta (muchos dioses) e implicaba un conjunto de rituales diversos y complejos. Gracias a ellos, los seres humanos podían obtener el favor de los dioses, regentes de las fuerzas naturales.

Sin embargo, al contrario de muchas otras religiones antiguas, no se involucraban con fenómenos efímeros como los arcoíris o eclipses, ni tampoco en los elementos fundamentales como el fuego y el agua. Además, las áreas de influencia de cada dios podían ser difíciles de definir y a menudo eran flexibles, cambiantes, de acuerdo a sus relatos míticos.

En donde sí tenían una presencia importante era en la organización política de la sociedad, y los faraones eran a menudo sus representantes en la tierra. El culto a los muertos, de importancia en la sociedad egipcia, era también un territorio dominado por las deidades.

Además: Cultura Egipcia

Características de los dioses egipcios

  1. Origen

La religión egipcia dio sus primeros pasos en la prehistoria egipcia.

De ellos no queda demasiado registro arqueológico.

Es probable que cada región egipcia tuviera su propio dios tutelar.

Sin embargo, se cree que la conquista o la absorción de unas comunidades por otras fuera imponiendo unos sobre otros.

Así, algunos dioses ganaron importancia, pero los otros no se perdieron completamente.

Hacia el año 3000 a. C. las ciudades egipcias se unifican para dar inicio al Período Dinástico Temprano. La organización imperial impuso un panteón de dioses de importancia nacional.

Además, el culto al faraón (quien encarnaba al dios Horus en la Tierra) se daba en los términos de sus dioses tutelares. Simultáneamente, los sacerdotes tenían la tarea de hacer convivir un número enorme de deidades en un mismo panteón que garantizara una religión unificada.

A lo largo del Antiguo, Medio y Nuevo Imperio Egipcio, el culto a los dioses se organizó según las élites dirigentes. Posteriormente, períodos de ocupación babilónica, micénica y finalmente griega y romana, debilitaron su identidad y propiciaron el sincretismo.

En los primeros siglos d. C. diversos edictos de los emperadores romanos prohibieron el culto a la diosa Isis. De esta manera, se extinguió lo que quedaba de la religión tradicional egipcia.

  1. Principales creencias

La religión egipcia no era un conjunto monolítico y homogéneo de prácticas rituales. Por el contrario, abarcaba una enorme variedad de creencias y prácticas, que tenían en común el vínculo entre el mundo de lo sagrado y el mundo de los humanos.

Sus preceptos básicos pueden resumirse en:

  • El Ma’at. En este término se resumen los valores fundamentales de la cosmología egipcia, como verdad, justicia y orden; conceptos que creaban un único orden fijo y eterno del universo, constantemente asediado por las fuerzas del caos y la destrucción. El Ma’at implicaba al mismo tiempo el equilibrio de las fuerzas naturales del orden cósmico, y las tareas mancomunadas de la sociedad humana.
  • Los faraones. La autoridad real era, para los egipcios, una manifestación de la fuerza divina. Aunque los reyes eran humanos, se entendía que eran encarnaciones de la voluntad divina, intermediario entre los dioses y los humanos. Y cuando morían, los faraones eran deificados y asimilados con algún dios tutelar, que se representaba en sus majestuosas tumbas.
  • El ka. Se llama así a la fuerza vital de los humanos, que se libera del cuerpo al momento de la muerte, y que se nutría de la comida y bebida. Por el contrario, en el cuerpo residía el ba de las personas, una serie de características espirituales únicas, que debían ser liberadas mediante la preparación mortuoria. Así, los funerales egipcios consistían en dar alimento y bebida al ka, y liberar el ba para que juntos formaran un akh y se asimilaran a los dioses.
  1. Panteón egipcio

El panteón egipcio era diverso y enorme, con miles de deidades y dioses organizadas en dos conjuntos:

  • Los dioses menores o demonios, con funciones locales o muy limitadas, especialmente asociadas a regiones del Imperio o a efectos muy específicos.
  • Los dioses mayores, de importancia vital en el mantenimiento del universo y protagonistas de los relatos religiosos fundacionales, cuyo culto era sostenido a lo largo del Imperio.

La cantidad total de deidades es difícil de precisar. Esto se debe a un mismo fenómeno podía tener distintas deidades asociadas y la dinámica politeísta era bastante compleja.

Sin embargo, a los dioses principales se los representó más concreta y recurrentemente. Para ello se empleaban animales o figuras antropomórficas con cabezas animales.

  1. Ra, dios del Sol

dioses egipcios ra
Una de sus formas es una figura humana con cabeza de halcón.

Una de las deidades asociadas al Sol, se lo representaba como una figura humana de cabeza de halcón, aunque dependiendo de su lugar en el cielo podía asumir tres formas o apariciones distintas:

  • Jeper, el escarabajo, representa el Sol naciente de la mañana en el Este.
  • Ra, el halcón que ilumina la tierra durante el día.
  • Atón, un anciano encorvado que calienta a los difuntos en el más allá, cuando el Sol desaparecía en el oeste.
  1. Isis, la diosa madre

dioses egipcios isis
Isis lleva un trono en la cabeza y a veces también muestra alas.

La “madre de los dioses”, que personificaba el trono mismo del Imperio, y la más popular de todas las deidades del panteón. Encarna el rol de la madre y la esposa, siendo madre de Horus y esposa de Osiris. Se la representa como una figura humana con un trono en la cabeza y a veces también con alas.

  1. Osiris, la primera momia

dioses egipcios osiris
Osiris se representa con la corona que señala su lugar en el trono.

Está vinculado con la agricultura y la vegetación que nace del suelo. Además, es el regente del mundo de los muertos, a quienes otorga vida eterna a su lado.

Según el relato religioso, Osiris desposó a su hermana Isis y era heredero del trono de la tierra. Sin embargo, esto no fue posible porque su hermano Seth le dio muerte. Además, para impedir su resurrección, lo despedazó, esparciéndolo por la tierra.

Entonces su mujer Isis, junto a su hermana Neftis, recogieron cada pedazo. Cuando lograron unirlos a todos, lo embalsamaron con ayuda de Anubis . Así es como se convirtió en la primera momia de Egipto.

  1. Horus, el dios Halcón

horus dioses egipcios
Se lo representa con una cabeza de halcón y una doble corona.

Hijo de Isis y Osiris, se lo representa con una cabeza de halcón sobre la cual descansa el trono. También se lo representa como un halcón con la doble corona egipcia en la cabeza (por el alto y el bajo Egipto). Es el dios del cielo y el regente del reino de los seres humanos. Sus ojos son la luna y el sol, y el faraón en su encarnación en la tierra.

  1. Seth, la destrucción

seth dioses egipcios
Fue el asesino de Osiris y se lo representaba con cabeza de cerdo hormiguero.

Set o Seth personificaba la fuerza bruta, la muerte y la destrucción, especialmente las tierras áridas, el desierto y la sequía. Su voz era la del trueno y cada cierto tiempo amenazaba el orden cósmico, siendo imposible acabar con él definitivamente.

Según los relatos egipcios fue el asesino de su hermano Osiris, a quien despedazó para quedarse con su trono. Sin embargo, tras ser derrotado por Horus, fue sentenciado a vivir en el desierto. Se lo representaba usualmente como una figura humana con cabeza de cerdo hormiguero.

  1. Anubis, guía de las almas

dioses egipcios anubis
Era guía de los difuntos y regía sobre todo tipo de oficios funerarios.

El guardián de las necrópolis y guía de los difuntos. Regía sobre todo tipo de oficios funerarios y se le atribuía haber custodiado el cuerpo de Osiris durante su momificación. Se lo representaba como un humano con cabeza de chacal negro o de perro. Se le incorporó al culto de Osiris, convirtiéndose así en hijo de Neftis.

  1. Neftis, la dama de la casa

neftis dioses egipcios
Lleva el emblema de la casa-tumba y está asociada al culto fúnebre.

Era la esposa de Seth y amante de Osiris. Además, algunas tradiciones la señalan como la madre de Anubis. Esta diosa era representada con el emblema de la casa-tumba sobre su cabeza. En ese sentido, era la encarnación del reposo eterno y las vendas de las momias representaban su cabello.

Además de estar asociada al culto fúnebre, los viajeros le pedían auxilio al atravesar territorios hostiles, como los desiertos. Sus poderes mágicos fueron los que permitieron reunificar el cuerpo de Osiris.

Referencias:

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Dioses Egipcios". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/dioses-egipcios/