10 Características de la
Eficacia, Eficiencia y Efectividad

Te explicamos qué es la eficacia, eficiencia y efectividad. Además, cuáles son las diferencias entre estos indicadores, y ejemplos.

productividad y trabajo
Suele plantearse la fórmula: Eficacia + Eficiencia = Efectividad.

Eficacia, Eficiencia y Efectividad

Eficacia, eficiencia y efectividad son términos empleados a menudo en el ámbito de la administración empresarial, cuyo significado no siempre está claro y a veces se usan como si fueran sinónimos. En líneas generales:

  • La eficiencia es la capacidad de algo o alguien para lograr un fin propuesto a través de los mejores medios posibles.
  • La eficacia, en cambio, es la capacidad de conseguir el objetivo propuesto sin tomar en cuenta los medios o recursos empleados para ello.
  • La efectividad, por último, es la cuantificación o la capacidad específica de acercarse al cometido inicialmente planteado.

En términos más simples, podemos decir que la eficiencia implica conseguir la meta usando las mejores herramientas para ello; la eficacia es la capacidad de conseguirla incluso si los medios no son los idóneos para ello; y la efectividad qué tanto se logra conseguir del objetivo propuesto al final.

Obviamente estas nociones están emparentadas entre sí, y constituyen parte frecuente del análisis empresarial operativo.

Características de la eficacia, eficiencia y efectividad

  1. Definición de diccionario

Según el diccionario de la Real Academia Española, estos tres términos se definen de la siguiente manera:

  • Eficacia. Capacidad para obrar o para conseguir un resultado determinado.
  • Eficiencia. 1. Virtud y facultad para obtener un efecto determinado. 2. Acción con que se logra este efecto. 3. Aptitud, competencia, eficacia en el cargo que se ocupa o trabajo que se desempeña.
  • Efectividad. Capacidad (cuantitativa) de producir el efecto deseado.
  1. “Las tres E” de la administración

Estos tres conceptos, en materia de administración, se consideran los tres cometidos fundamentales a lograr por una gestión adecuada y que, de darse en conjunto, garantizarían la calidad de los objetivos logrados.

Así, el margen de productividad de una organización, sea una fábrica, una empresa de otra índole o incluso un ejercicio financiero, dependerá directamente del grado de efectividad, eficacia y eficiencia que sus partes logren en conjunto y por separado.

  1. Eficiencia en la administración

La eficiencia en términos administrativos implica lograr que la productividad sea favorable, es decir, lograr los resultados máximos con una cantidad determinada (a veces mínima) de recursos o insumos. A menudo se entiende como una medición por lo bajo de la capacidad productiva de una empresa, tomando en cuenta elementos como tiempo, esfuerzos, capital y calidad.

  1. Eficacia en la administración

Por su parte, la eficacia tiene que ver con el grado de satisfacción que el producto final de la empresa demuestra de cara a las expectativas del consumidor final o del destinatario, es decir, qué tanto satisface sus necesidades reales o potenciales.

  1. Efectividad en la administración

Cuando se habla de efectividad en la administración de empresas nos referimos al grado de cumplimiento de los objetivos planteados, lo cual suele estimarse al contraponer los planes ideales o proyectados (objetivos o metas) y los resultados obtenidos, teniendo en  cuenta el desempeño general de la cadena de producción.

  1. Fórmula

el desarrollo organizacional

Suele plantearse la relación entre estos tres términos en base a la siguiente fórmula:

Eficacia + Eficiencia = Efectividad

De donde se desprende que la última engloba a las dos primeras, y que el cálculo de estas dos permite echar un vistazo general al funcionamiento del conjunto administrativo. Según esta perspectiva, sería imposible ser eficiente del todo sin lograr antes un buen rendimiento en cuanto a eficacia y a eficiencia, de manera que hablamos de conceptos fuertemente relacionados.

  1. Calidad

La calidad es otro concepto fundamental en el análisis de las “Tres E”, y que engloba las características innatas del producto o servicio ofrecido de cara a la satisfacción de sus cometidos, tanto como la opinión que el cliente se formula del mismo: su conformidad, su satisfacción, sus criterios de preferencia.

Es un concepto que entraña las nociones de valor, diseño, promoción y ganancia, y que suele evaluarse en base a un conjunto de normas y directrices establecidas para garantizar un grado mínimo de satisfacción final del cliente.

Relacionado: Calidad Total.

  1. El enfoque gerencial

Desde una perspectiva gerencial, las “Tres E” ocupan un lugar distinto en la cadena productiva y en la lógica interna de la empresa. Así, la eficiencia, por ejemplo, se juega en relación a la lógica procesal de la empresa, es decir en la transformación de los insumos en productos.

En cambio, la eficacia responde a una lógica direccional, vale decir, qué tanto se aproxima el producto obtenido a los resultados previstos. Por último, la efectividad se juega en el cotejo de los efectos deseados e indeseados del producto final, como resultado de la evaluación global de los procesos que intervinieron.

  1. Principios

De lo anterior se desprenden los tres principios que rigen cada concepto, y que (según Killian, Z., 2004) son:

  • Principio de eficiencia. “El actor estratégico hará un uso dosificado de sus recursos en cada evento del juego interactivo, lo cual ocurrirá en función de la aplicación de recursos por parte del otro”.
  • Principio de eficacia. “La obtención de los resultados deberá exigir la menor cantidad de eventos posibles. El encuentro y la fricción deberán minimizarse, y solo producirse como eventos encadenados integral y orgánicamente orientados hacia los resultados”.
  • Principio de efectividad. “El balance entre los efectos positivos y los efectos negativos de los resultados, deberá ser favorable para un actor y desfavorable para el otro. Es decir, dado que cada actor obtiene resultados con efectos positivos pero también negativos, cada actor orientará su estrategia para que los efectos negativos del otro sean mayores que los propios”.
  1. Ejemplo

Un ejemplo sencillo de eficacia, eficiencia y efectividad puede ilustrarse en la medición del proceso de un departamento de diseño de una empresa.

  • Su eficacia puede medirse tan sólo contabilizando la cantidad de trabajos de diseño cumplidos en un margen de tiempo estipulado (un semestre, por decir algo), independientemente de los costos en tiempo o recursos que ello implique.
  • Su eficiencia se podría medir de acuerdo al uso de los recursos que le son asignados semestralmente (papel, tinta, instrumentos, computadores, tiempo, etc.) de cara a los resultados obtenidos.
  • Su efectividad, por último, se evaluaría anualmente, haciendo el cotejo de los dos anteriores aspectos y evaluando su rol en el conjunto de la producción de la empresa, para ver si es o no satisfactorio de cara al necesitado.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Eficacia, Eficiencia y Efectividad". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/eficacia-eficiencia-y-efectividad/