10 Características de las
Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS)

Te explicamos qué son las enfermedades transmisión sexual, sus causas, consecuencias y formas de prevención.

enfermedades de transmisión sexual
Aunque muchas ETS pueden curarse, siempre es preferible la prevención.

¿Qué son las enfermedades de transmisión sexual?

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS), enfermedades venéreas o también infecciones de transmisión sexual (ITS)  son un conjunto de padecimientos clínicos e infectocontagiosos.

Se caracterizan porque su transmisión de una persona a otra se da, casi exclusivamente, a través del contacto genital, es decir, de las relaciones sexuales.

En su mayoría pueden también transmitirse por otras formas de intercambio de fluidos, como las transfusiones o el uso de jeringuillas contaminadas, e incluso pueden pasar de la madre al hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia.

Son causadas por diversos agentes patógenos, como bacterias, virus, protozoarios y hongos, dependiendo de cada una.

Las enfermedades de transmisión sexual son tan antiguas como la humanidad.

Sin embargo, su control y erradicación ha sido difícil debido al tabú que existe en la mayoría de las culturas en torno al sexo. Ello a pesar de que algunas, como la sífilis, llegaron incluso a ser famosas y asociadas con la vida bohemia de los artistas y los poetas.

  1. ¿Cómo se clasifican?

Las enfermedades de transmisión sexual pueden clasificarse atendiendo a si son causadas por un virus, una bacteria, un hongo o un protozoario.

Qué tipo de microorganismo las causa incide también en sus síntomas, su tratamiento y otros aspectos clínicos.

Otra forma de clasificarlas podría ser en base a su posible cura, siendo el VIH-SIDA la única que de momento carece de cura, aunque existan ya tratamientos viables para hacer la enfermedad llevadera.

  1. Causas

Toda enfermedad se debe al ingreso en el organismo de un agente patógeno (virus, bacterias, etc.).

En el caso de las ETS este ingreso ocurre a través del intercambio de fluidos que se produce en las relaciones sexuales. Esto implica en su totalidad las formas del sexo: anal, genital y oral.

Sin embargo, también existen otras vías de contagio como la transfusión de sangre contaminada, el uso de jeringuillas o incluso de ropa interior que haya usado una persona enferma, dependiendo del tipo de infección del que se trate.

  1. Consecuencias

Las enfermedades de transmisión sexual pueden tener diversas consecuencias. En algunos casos son mortales si no reciben atención médica, mientras que otras pueden llegar a pasar inadvertidas, y algunas son especialmente molestas en sus síntomas.

Pero en general, estas enfermedades entrañan casi siempre algún riesgo serio para la salud genital y reproductiva, pudiendo producir esterilidad, irregularidades menstruales, deformaciones en el feto, micción dolorosa o relaciones sexuales dolorosas.

En otros casos, pueden acarrear daño urológico, genital o de otros órganos del cuerpo, e incluso pueden conducir a otras complicaciones y enfermedades mucho más serias o permanentes.

  1. Prevención

La gran mayoría de las enfermedades de transmisión sexual se previenen a través de reglas básicas de conducta sexual, de modo que la educación sexual es imperativa en el combate contra ellas.

Una población poco educada respecto a la sexualidad será más propensa a infectarse y menos capaz de reconocer los síntomas en su cuerpo o el de su compañero sexual.

Las reglas básicas de conducta sexual antes mencionadas son:

  • Usar preservativo (condón). El condón no sólo protege contra el embarazo indeseado en un alto porcentaje (98%), sino que además previene el intercambio de fluidos indispensable para el contagio de las ETS.
  • Mantener una correcta higiene genital. Los órganos sexuales, tanto como cualquier parte inferior del cuerpo, requieren de una higienización diaria y de un correcto secado, para evitar las condiciones propicias para infecciones bacterias o de hongos.
  • Evitar compartir ropa interior. Simplemente por precaución, dichas prendas deberían ser íntimas y desechables. En las tiendas la ropa interior no debe poder probarse ni devolverse.

Suele incluirse en esta lista el mantener pocas parejas sexuales. Sin embargo, una única relación sexual sin protección puede llevar al contagio, mientras que muchas relaciones sexuales con protección (preservativo) pueden ser perfectamente seguras. Por eso, lo más importante es seguir las tres reglas previas.

Ver también: Metodos anticonceptivos de barrera

  1. Sífilis

enfermedades de transmision sexual antibioticos
Los antibióticos hoy permiten tratar ETS como sífilis, gonorrea y clamidiasis.

Una de las más conocidas ETS de la historia de la humanidad, la sífilis, es causada por la bacteria Treponema pallidum.

Fue una infección muy frecuente en prácticamente todas las culturas de los cinco continentes hasta el descubrimiento de la penicilina y los antibióticos, en el siglo XX. Fue una enfermedad muy asociada a la vida bohemia y artística, ya que los poetas y pintores solían frecuentar las casas de prostitución en siglos pasados.

La enfermedad se manifiesta mediante síntomas que pueden variar en frecuencia e intensidad a lo largo de las etapas de la infección, pero que suelen implicar ulceraciones en los genitales y manchas rojas por el cuerpo.

Sin tratamiento, avanza a lo largo de los años esparciéndose por el cuerpo y afectando al sistema nervioso y al sistema circulatorio, pudiendo llegar a producir ciertas formas de locura.

  1. Gonorrea

También llamada blenorragia, blenorrea o gonococia, es una enfermedad bacteriana de transmisión sexual provocada por el gonococo Neisseriagonorrhoeae.

Afecta las mucosas del aparato genital y urinario, pudiendo además extenderse al recto, la faringe e incluso la mucosa ocular.

Su síntoma principal es la secreción purulenta de mal olor por los genitales, dolor al orinar y dolor genital (dolor de testículos), pudiendo causar uretritis, prostatitis, endometritis, vaginitis y otras dolencias secundarias.

Es una de las infecciones más esparcidas en el planeta: la OMS estima que cada año se producen alrededor de 106 millones de nuevos casos, a pesar de que responde al tratamiento con antibióticos.

Desatendida, puede causar esterilidad y ceguera en los recién nacidos.

  1. Clamidiasis

Es causada por la bacteria intracelular Chlamydia trachomatis.

Presenta la complicación de que puede ser asintomática, o bien puede causar un cuadro sintomatológico de secreciones genitales (e incluso anales), ardor al orinar y relaciones sexuales dolorosas, picazón e inflamación genital, o sangrados intermenstruales.

Puede incluso afectar la garganta y las mucosas de la boca, produciendo llagas y ardores.

La clamidiasis es detectable mediante pruebas de laboratorio muy específicas, ya que al ser una bacteria intracelular, presenta cuadros reproductivos únicos. Puede asociársela a otros tipos de infección como neumonía, conjuntivitis, tracoma ocular o linfogranuloma venéreo.

  1. Tricomoniasis

La tricomoniasis es la infección genital que produce el protozoario Trichomonisvaginalis, el cual es un parásito humano.

Su presencia ocasiona síntomas comunes de infección genital, como dolor al orinar y flujo del pene en los hombres, y en las mujeres flujo vaginal fuera de lo usual, de olor desagradable, color verde o gris, picazón, ardor, enrojecimiento de la vulva y la vagina.

En muchos casos, no obstante, la enfermedad es asintomática.

Aunque los hombres son capaces de expulsar naturalmente el parásito en 14 días, las mujeres permanecerán infectadas hasta recibir tratamiento.

  1. VPH

enfermedades de transmision sexual vph vacuna
Ya existe una vacuna contra las cepas más virulentas del VPH.

Una de las infecciones de transmisión sexual más comunes y mayor distribuidas en el mundo entero es el Virus del Papiloma Humano. Es causado por una amplia familia de virus ADN conocidos como Papillomaviridae.

Cinco géneros de esta familia de virus infectan la piel y las mucosas de los humanos, lo cual abarca 170 tipos diferentes. Entre ellos existen dos conjuntos de cepas se contagian por vías genitales:

  • Unas cepas más moderadas, que ocasionan verrugas molestas y visibles a simple vista, las cuales pueden ser quemadas o retiradas quirúrgicamente. Suelen remitir en el 70% de los casos tras un año de infección y en el 90% tras dos años, sin necesidad de mayor tratamiento. Aun así, las verrugas causan un estigma social y emocional importante.
  • Unas cepas mucho más agresivas (16, 18, 31 y 45), que en lugar de verrugas causan lesiones planas. Son visibles al ser expuestas al vinagre y su permanencia en el tejido ocasiona cambios celulares que se han vinculado con el cáncer de pene, de ano y de cabeza y cuello uterinos.

Afortunadamente existe ya una vacuna contra las cepas más virulentas del VPH.

  1. VIH/SIDA

La más compleja de las ETS y la única listada aquí que es incurable.

Es causada por la presencia del retrovirus denominado Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), el cual puede permanecer latente durante años, permitiendo el contagio pero sin causar dolencias.

En algún momento, el virus desencadena el Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida (SIDA). El mismo destruye las células del sistema inmunológico y así abre camino a otras posibles enfermedades que podrían causar la muerte al paciente.

El VIH se contagia por vía sexual o por intercambio de fluidos como sangre, semen, flujo vaginal, pero no por contacto directo ni por la saliva (ya que el retrovirus está en número escaso en ella).

La aparición de esta enfermedad en los años 80 del siglo XX dio pie a numerosas especulaciones sobre su origen. Durante las primeras décadas fue difícil de diagnosticar y tratar porque se le vinculaba a los colectivos homosexuales o drogadependientes.

Hoy en día existen numerosos tratamientos crónicos contra el VIH, que permiten disminuir la presencia del retrovirus a niveles mínimos.

De esta manera, las tasas de contagio de una persona seropositiva (contagiada con el virus) a una sana son bajísimas. Por eso, incluso algunas mujeres VIH+ pueden quedar embarazadas y tener hijos sanos, siempre y cuando no descuiden su medicación.

Referencias:

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS)". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/enfermedades-de-transmision-sexual-ets/