10 Características del
Esclavismo

Te explicamos qué es el esclavismo, su origen, evolución y abolición y las características principales de la sociedad esclavista.

Esclavismo-min
La esclavitud fue abolida oficialmente en la Edad Moderna.

¿Qué es el esclavismo?

Se conoce como esclavismo o modo de producción esclavista al sistema de producción económica cuyo sostén es la mano de obra no remunerada, es decir, esclava.

Los esclavos eran la fuerza de trabajo en la producción de bienes, mano de obra constructora o la servidumbre y, a la vez, un producto que podía ser comercializado.

Este modo de producción fue uno de los primeros en la historia económica de la humanidad y solía sostenerse en la captura de seres humanos de comunidades o naciones enemigas, dentro o fuera del marco de las guerras, para someterlos y utilizarlos como esclavos.

El esclavismo fue una práctica común a casi todas las culturas de la antigüedad y al sistema feudal. Fue finalmente abolido en la Edad Moderna, cuando se consagraron los derechos fundamentales del hombre.

No obstante, existen formas contemporáneas de esclavismo, como las que implementó el régimen de la Alemania nazi en sus campos de trabajos forzados, o la antigua Unión Soviética estalinista en los suyos.

Características del esclavismo

  1. Orígenes

La esclavitud como forma de producción parece ser tan antigua como el hombre, al menos a partir de su asentamiento en comunidades agrícolas, en las que se hacía necesaria la continua labor de la tierra: para ello se empleaban animales y esclavos.

Los esclavos fueron parte importante de la economía de las culturas antiguas como la egipcia, que los aprovechó para construir sus pirámides y edificaciones, o la grecorromana que los usó como servidumbre y mano de obra.

  1. Funcionamiento

Esclavitud-min
Los esclavos eran trabajadores no asalariados y desprovistos de derechos.

El sistema esclavista se basaba en la existencia de esclavos, esto es, trabajadores no asalariados y desprovistos de cualquier tipo de derechos, que eran tratados como mercancía.

No podían tener ningún tipo de propiedades, ni participaban de ninguna forma en la conducción de la sociedad y sus amos podían incluso intercambiarlos por bienes y productos, o destinarlos para diversos fines. Constituían el peldaño más bajo de la comunidad.

Los esclavos recibían su alimentación, vestimenta y vivienda de sus amos, a quienes debían fidelidad. En caso de que un esclavo fuera asesinado, el asesino debía indemnizar a su dueño con el valor correspondiente. Además, los niños nacidos de mujeres esclavas eran, a su vez, esclavos y propiedad del mismo dueño.

Solo el amo podía concederles su libertad, en algunos casos tras recibir del esclavo una indemnización igual al valor del esclavo liberto.

  1. Comercio de esclavos

Los esclavos eran comprados a los comerciantes o traficantes de esclavos, en subastas que a menudo tenían lugar en plazas públicas.

Provenían de otras naciones, por lo general sometidas militarmente, pues a menudo los hombres eran ejecutados y las mujeres y niños capturados para servir como esclavos.

Durante la época colonial americana, por ejemplo, los esclavos africanos eran raptados de sus pueblos en el continente y trasladados forzosamente hacia América, donde eran vendidos a latifundistas necesitados de mano de obra.

En el camino muchos perecían por las condiciones inhumadas del traslado, hacinados en compartimientos estrechos en el fondo del barco.

  1. Fortalezas y debilidades del esclavismo

Esclavitud-familia-min
Los esclavos podían ser asignados a labores indignas y trabajos de fuerza.

El esclavismo era una práctica sin duda inhumana y cruel, pero tenía las siguientes fortalezas y debilidades:

  • Fortalezas. La mano de obra esclava era muy barata, pues no recibía salario, ni compartía los frutos de su esfuerzo, excepto aquello que su amo tuviera a bien darle para su sustento. Además, en muchos casos los esclavos podían ser asignados a labores consideradas indignas o, como hacían los aztecas, ser usados en sus sacrificios religiosos.
  • Debilidades. El trabajo esclavo era inconstante y sin iniciativa, ya que al esclavo le importaba poco o nada la labor que llevaba a cabo, por lo que a menudo se debía mantener a los esclavos en un constante estado de tensión o de miedo, a través de amenazas y castigos ejemplares. Las preocupaciones respecto al mejoramiento de la producción y la rentabilidad eran exclusivamente del amo. Por otro lado, existía siempre el temor en los amos de una revuelta de esclavos.
  1. La sociedad esclavista

La esclavitud existió desde la antigüedad e incluso la sociedad feudal que existió en la Europa del medioevo la aceptaba a pesar de los valores cristianos a los que se adhería. Pero no dependía de los esclavos sino de los siervos (campesinos libres) para producir.

Las sociedades esclavistas, en cambio, fundamentaban su economía en el aprovechamiento de los esclavos o, en algunos casos, en su comercialización. Por ende, las relaciones sociales estaban determinadas por el derecho de las personas libres y el sometimiento de las esclavizadas.

En ellas, tierra y trabajo eran las fuerzas productivas elementales, y mientras la primera era propiedad de los libres, la segunda correspondía a los esclavos.

Puede servirte: Clases sociales

  1. Crisis del modelo esclavista

Mientras no hubiera una guerra continua que permitiera la conquista de nuevos territorios y la esclavización de sus ciudadanos, las crueldades de la vida del esclavo limitaron la cantidad de mano de obra y eventualmente los esclavos escasearon.

Esto hizo necesario otro tipo de mano de obra: los colonos semilibres inicialmente y luego los siervos. A partir de este momento, la sociedad esclavista dio sus primeros pasos hacia una sociedad feudal.

  1. Esclavismo y feudalismo

Se debe distinguir entre el modelo esclavista, donde el amo posee tierras y las labra con mano de obra esclava comprada a los comerciantes o ganada como botín de guerra; y el modelo feudal, donde el señor terrateniente albergaba en su feudo a un número de campesinos libres, que le servían y producían para él a cambio de protección, orden y una porción de lo producido.

Ni el siervo ni el esclavo recibían salario como lo hará mucho después el proletario en el capitalismo, pero el segundo ni siquiera recibe la porción de lo producido que da el señor feudal al siervo, ni puede como éste ir adónde quiera y decidir su propio destino.

En las sociedades feudales existían esclavos también, pero no eran el principal modelo de productividad económico.

Ver además: Feudalismo

  1. Características del feudalismo

El feudalismo deriva su nombre de la existencia de feudos, es decir, pequeños reinos a cargo de un señor feudal, quien es la máxima autoridad en ellos y goza de la fidelidad de quienes habitan en él: campesinos que producen para él, comerciantes que negocian con éstos y le rinden tributo, soldados que mantienen su orden.

A cambio, el terrateniente les brinda comida, un hogar para vivir, protección y un modelo de justicia. La Europa medieval fue eminentemente feudal.

  1. Ejemplos de modelos esclavistas

Algunas conocidas sociedades esclavistas de la antigüedad fueron la mesopotámica, la egipcia, la griega y romana temprana, que se sirvieron de esclavos de sus conquistas militares para edificar, sembrar y servirse.

Los aztecas, incas y otras culturas precolombinas americanas también conocieron la esclavitud y la emplearon a menudo, pero usualmente como una forma de conseguir sacrificios humanos para sus ritos religiosos y para el cultivo.

  1. Abolición de la esclavitud

El modelo esclavista hizo desaparecer en Occidente el tránsito hacia el feudalismo medieval.

Con respecto a la esclavitud, hubo que esperar hasta el siglo XIX para lograr su desaparición como figura legal, de mano de los abolicionistas y del pensamiento de la Ilustración francesa, del cual emergieron las declaraciones de derechos universales del ser humano.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Esclavismo". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/esclavismo/