10 Características del
Estado Sólido

Te explicamos qué es el estado sólido y cuáles son sus características principales. Además, qué procesos de cambio de estado permite.

Estado-solido-min
El sólido es uno de los cuatro estados de agregación de la materia.

¿Qué es el estado sólido?

Se entiende por estado sólido a una de las cuatro formas esenciales de la materia (junto a la líquida, la gaseosa y la plasmática), llamadas estados de agregación.

Se caracteriza por la rigidez de los nexos entre sus partículas, lo cual le confiere una resistencia a la deformación y una estructura física muy bien definida.

Las moléculas de las sustancias sólidas se unen entre sí por fuerzas de cohesión que mantienen su forma y volumen estables, le confieren más o menos dureza y resistencia.

Estas leyes, sin embargo, pueden ser vencidas a través de procesos físicos de cambio de estado que permiten convertir un sólido en líquido o en gaseoso, o volver sólidas sustancias naturalmente líquidas o gaseosas.

Ver además: Estados de la materia

Características del estado sólido

  1. Cohesión

La naturaleza de los sólidos es químicamente idéntica a la de sus variantes líquidas y gaseosas, pero en este estado las partículas que constituyen la materia están muy juntas, sostenidas en su lugar por nexos fuertes (fuerzas cohesivas) que le otorgan al conjunto una forma definida, de límites claros y coherentes.

  1. Rigidez

Los sólidos resisten por lo general las torceduras y los dobleces, oponiéndose así a la deformación y, en otros casos, contando con memoria de forma: la tendencia a mantener o recuperar su forma estable en presencia de fuerzas deformantes, como el peso o la gravedad.

  1. Incompresibilidad

Los sólidos, a diferencia de los gases y los líquidos, no pueden comprimirse más de lo que ya lo están, por lo que al someterlos a fuerzas extremas de compresión suelen fracturarse o descomponerse en piezas más pequeñas.

Por esta razón no puede meterse un sólido en un recipiente de menor volumen al del sólido.

  1. Dureza

Solido-diamante-min
El diamante es el elemento más duro conocido.

Muchos sólidos se muestran resistentes a la penetración por parte de otros sólidos, e incluso a la ralladura de su superficie. A esto se le conoce como dureza: la resistencia física ante otros sólidos.

El elemento más duro conocido es el diamante.

  1. Fragilidad

Solido-vidrio-min
El vidrio es un ejemplo de un sólido frágil.

La fragilidad acompaña a menudo a la dureza de los materiales sólidos, y es la capacidad que estos tienen para agrietarse, cuartearse o partirse en trozos de menor tamaño cuando su resistencia a la deformación se ve superada por una fuerza específica. Es lo contrario a la elasticidad.

Puede servirte: Vidrio

  1. Elasticidad

La elasticidad, contraria a la fragilidad y a la dureza, es la propiedad que tienen algunos sólidos de sufrir una deformación momentánea en presencia de una fuerza constante, para luego volver a su forma original una vez liberado de ella.

  1. Ductilidad

Solido-cobre-min
La ductilidad del cobre hace que pueda formar alambres sin romperse.

Es la propiedad de algunos sólidos, en especial de algunos metales como el cobre, de deformarse plásticamente en presencia de una fuerza sostenida, sin romperse, formando hilos o alambres del mismo material.

Los sólidos que presentan esta capacidad se denominan dúctiles.

Puede servirte: Metales y no metales

  1. Maleabilidad

Los sólidos maleables son aquellos que pueden ser labrados mediante la deformación, o sea, que puede elaborarse láminas finas de dicho material sin que se rompa.

Esta propiedad, junto a la ductilidad, son sumamente importantes en la industria de los metales.

  1. Procesos de cambio a sólido

Existen procesos físicos para volver sólida una sustancia que no lo es, y que se conocen como:

  • Solidificación o congelamiento. Consiste en el retiro de energía calórica de un líquido específico, enlenteciendo el movimiento de sus partículas hasta obligarlas a construir lazos firmes y adquirir formas definidas, como los cristales de hielo.
  • Deposición o sublimación inversa. Consiste en modificar las condiciones de temperatura o presión de un gas, para hacerlo cristalizar o convertirse en sólido, sin pasar previamente por el estado líquido.
  1. Procesos de cambio de sólido

Los sólidos pueden convertirse en líquido o gas a partir de la modificación de sus condiciones de temperatura o presión de la siguiente manera:

  • Fusión. Consiste en el incremento de la temperatura de un sólido hasta alcanzar su punto de fusión, introduciendo así energía a sus partículas y venciendo el nexo entre ellas, ocasionando que el sólido fluya hacia la liquidez.
  • Sublimación. Proceso contrario a la deposición, en que a un sólido se lo hace convertirse en gas directamente, sin pasar primero por el estado líquido.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Estado Sólido". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/estado-solido/