10 Características de los
Halógenos

Te explicamos qué son los halógenos, las propiedades físicas y químicas de estos elementos, cómo se usan y su toxicidad.

halogenos
Forman sales con otras sustancias como sodio o potasio.

¿Qué son los halógenos?

Se llama halógenos a los seis elementos químicos que se encuentran en el grupo 17 (VIIa) de la tabla periódica. Presentan comportamientos químicos semejantes, como el hecho de formar sales de sodio (Na) muy parecidas. De allí su nombre, proveniente de los vocablos griegos hal– (“sales”) y genos (“productores”).

Los halógenos han sido empleados desde la antigüedad por los humanos, incluso antes de poseer un conocimiento químico profundo que nos permitiera distinguirlos o estudiarlos mejor. Fueron utilizados principalmente en forma de sales, que los antiguos fenicios y griegos empleaban como método de preservación de la comida (salmuera).

Características de los halógenos

  1. ¿Qué elementos son?

Los elementos halógenos son seis:

  • Flúor (F)
  • Cloro (Cl)
  • Bromo (Br)
  • Yodo (I)
  • Ástato (At)
  • Téneso (Ts)

El téneso también forma parte de los metales del bloque f.

  1. Propiedades físicas

Los halógenos son un grupo diverso, que puede hallarse a temperatura y presión ordinarios en los tres estados de la materia:

Respecto al color, van del amarillo pálido (flúor) y verde amarillento (cloro), al rojo amarronado (bromo) y violeta o negro (yodo). El ástato en cambio no posee una vida media lo suficientemente larga para ser visto.

  1. Propiedades químicas

Los halógenos son sumamente reactivos, por lo que nunca se les encuentra en su forma monoatómica, sino como parte de otros compuestos. A lo sumo pueden hallarse formando moléculas biatómicas del mismo elemento (X2).

Son elementos monovalentes (-1), es decir, necesitan un electrón para completar su último nivel de energía. Por eso, son todos elementos oxidantes. Igualmente, su electronegatividad es de 2.5 en la escala de Pauling (o menos), siendo el flúor el más electronegativo y decreciendo en el resto.

Por otro lado, el ástato y el téneso son elementos radiactivos de corta vida media. Este último es además un elemento sintético, el segundo más pesado creado hasta la fecha.

  1. ¿Para qué se usan?

halogenos yodo
El yodo se utiliza como antiséptico.

Los halógenos se emplean en numerosas ocasiones, como en forma de sales comestibles o tinturas de uso médico. Intervienen en la fabricación de lámparas, blanqueadores y detergentes. Se utilizan en el tratamiento del agua potable y del agua de piscinas (sobre todo el cloro).

Los compuestos con bromo (bromuros) se emplean como sedantes, como material para la industria fotográfica, y como antiséptico (en el caso del yodo). El flúor, por su parte, sirve para elaborar anticongelantes, lubricantes y resinas de teflón.

  1. Abundancia

De todos los halógenos, el flúor y el cloro son los más abundantes en la naturaleza, en un porcentaje de 0,065% y 0,055% de la misma, respectivamente. Por su gran reactividad, están siempre formando parte de otros compuestos. Los mayores depósitos de cloro del planeta están disueltos en las aguas de los océanos, en forma de sal marina.

Allí también se halla el bromo, aunque en muchas menores cantidades. El yodo se encuentra fijado en los tejidos de los mariscos y peces. El ástato, al ser un material radiactivo de corta duración, no se halla casi nunca. El téneso existe sólo en los laboratorios, pues es un elemento sintético.

  1. Toxicidad

Los halógenos son muy reactivos, lo cual representa un peligro para el cuerpo humano, ya que al ingresar al mismo desplazan otros elementos o forman compuestos venenosos o tóxicos en su interior.

El cloro, en especial, ha sido empleado para fabricar desinfectantes y pesticidas, dado su poder letal. Además, fue parte de los elementos empleados en la fabricación de gases tóxicos con fines bélicos (como el Ziklon B empleado por los nazis).

El flúor, igualmente, es considerado excesivamente tóxico, dada su enorme electronegatividad. Es letal en apenas minutos en concentraciones muy bajas (0,1%).

El bromo es relativamente menos tóxico que estos dos elementos. El yodo, aunque indispensable para el funcionamiento del organismo, es letal si se consumen 3 gramos directamente. Por su parte, el ástato es radiactivo y por ende un material peligroso para la salud en cualquier presentación.

  1. Haluros

halogenos haluros lampara
Con los haluros se hacen lámparas halógenas

Los haluros son compuestos binarios que contienen un átomo halógeno y otro elemento o grupo atómico funcional que sea menos electronegativo. Excepto el fluoruro, todos los haluros se comportan de manera semejante (bromuros, cloruros, yoduros).

Estos compuestos son especialmente frecuentes en presencia de elementos metálicos, formando sales blancas de carga negativa (iones). Con este tipo de compuestos se hacen las lámparas halógenas.

  1. Pseudohalógenos

Los pseudohalógenos (falsos halógenos) son compuestos inorgánicos binarios que exhiben un comportamiento similar a los haluros, sin necesariamente poseer átomos halógenos. Algunos ejemplos de ellos son el cianuro (CN), tiocianuro (SCN) o el fulminato (CNO). No todas las combinaciones posibles de pseudohalógenos son estables.

  1. Elemento 117

El téneso o ununseptio, representado con el símbolo Ts o Uus (provisional), es un elemento sintético pesado de número atómico 117. Fue descubierto en 2010 en el Instituto Central de Investigaciones Nucleares de Dubná, Rusia.

En líneas generales el Téneso sigue el comportamiento de sus compañeros de grupo (punto de fusión, punto de ebullición y primera energía de ionización). Sin embargo, dado que tiene una vida media de apenas 78 milisegundos en su isótopo más estable (294Te), no es mucho lo que puede comprobarse.

Es importantes señalar que se diferenciaría del grupo de los halógenos en otros aspectos. Por ejemplo, en su capacidad de formar enlaces covalentes o su tendencia a adquirir un estado de oxidación positivo en vez de negativo.

  1. Ejemplos

halogenos cfc
El CFC es un halógeno que solía utilizarse en aerosoles.

Algunas sustancias conocidas compuestas por halógenos son:

  • Sal de mesa o sal común (NaCl), comestible y para salar alimentos.
  • Bromuro de plata (AgBr), empleado en la fotografía por su fotosensibilidad.
  • Fluoruro de calcio (CaF2), empleado en el procesamiento de hierro y de aceros en la metalurgia.
  • Clorofluorocarbonos o CFC, una familia de gases empleados antiguamente en refrigeración y como propelentes de aerosoles.

Referencias:

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Halógenos". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/halogenos/