10 Características del

Holocausto

Te explicamos qué fue el Holocausto, sus causas, contexto histórico y consecuencias. Además, su presencia actual en la cultura.

holocausto
Fue la persecución sistemática y exterminio del pueblo judío por parte del régimen nazi.

¿Qué fue el Holocausto?

Se conoce como Holocausto o Shoá (del hebreo “La catástrofe”), al genocidio perpetrado por el régimen nazi de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial en contra del pueblo judío. Su nombre clave en la burocracia nazi era la “solución final” (Endlösung, en alemán) de la “cuestión judía”.

Se trató de un plan sistemático de persecución y exterminio desplegado en los territorios controlados por el III Reich en Europa. Las fechas exactas de su inicio son difíciles de precisar, ya que las actividades antisemitas en la Alemania hitleriana empezaron mucho antes del inicio de la guerra.

Los primeros antecedentes de este plan se observan cuando el estado alemán comienza a quitar derechos civiles a los habitantes judíos de su territorio. Simultáneamente, se los hizo víctimas de la propaganda política del régimen fascista.

Culminó en 1945, con la derrota alemana y la liberación de los campos de exterminio por parte del ejército soviético. Se ignora la cantidad exacta de víctimas judías atribuibles a las políticas genocidas del nazismo. Se maneja la cifra simbólica de 6 millones de judíos asesinados, pero pudieron haber sido más.

El régimen nazi también persiguió y asesinó a gitanos, negros, homosexuales, comunistas y otras etnias percibidas por los nazis como “inferiores” y por ende dignas de exterminio. Sin embargo, el pueblo judío fue el más castigado discursivamente y es el que lleva hasta nuestros días el estigma del Holocausto.

Ver también: Nazismo

Características del Holocausto

  1. Origen del término

Se empezó a hablar del holocausto con dicho nombre alrededor de 1950, por parte de historiadores judíos.

El término proviene del griego antiguo olokaustos, que refiere al sacrificio religioso por fuego.

También es empleada la palabra hebrea shoá (“catástrofe”) y el yiddish hurb’n eiropa que traduce “destrucción [de las comunidades judías] de Europa”.

Sin embargo, todas estas denominaciones son posteriores a los hechos.

En el momento en que estos ocurrían, el holocausto no tuvo otro nombre que los términos clave del nazismo, como “solución final” a “la cuestión judía” y otros eufemismos con los que disfrazaban burocráticamente el exterminio selectivo.

  1. Contexto histórico

El holocausto se produjo en plena Segunda Guerra Mundial, cuando la Alemania nazi dirigida por Adolfo Hitler se había impuesto a casi toda Europa y el norte de África. Su veloz método bélico se expansión se denominó Blitzkrieg (“Guerra relámpago”).

La guerra había empezado en 1939 cuando Hitler decidió invadir Polonia, luego de anexionarse en paz los territorios de Austria y los sudetes de Checoeslovaquia. Sólo entonces las potencias europeas (sobre todo Francia e Inglaterra) que se habían mostrado complacientes con el nazismo comprendieron que no había otra alternativa que la guerra.

A lo largo de los países dominados militarmente, el nazismo imponía un régimen vicario que obedecía los comandos de Berlín. Entre ellos se incluía su política racial, que sostenía la superioridad de la raza aria por encima de las demás, especialmente de las mestizas o de las tenidas por perniciosas o parásitas, como la judía.

El conflicto fue devastador para todo el continente y culminó en 1945. Entonces los campos de concentración fueron liberados y aparecieron las primeras filmaciones de las víctimas del holocausto y de sus 42.500 instalaciones de encarcelamiento, trabajos forzados y exterminio a lo largo de Europa.

  1. Causas

El nazismo se guiaba por una suerte de socialdarwinismo, según el cual los pueblos inferiores debían servir a los superiores. Según esta lógica, el fuerte debe así comerse al débil, como ocurre entre los animales en la naturaleza.

Como consecuencia, restaron derechos a todos los pueblos que consideraban inferiores. Se concentraron especialmente en la comunidad judía, por responsabilizarla de todos los males que aquejaban a Alemania, hasta convertirlos en esclavos y someterlos a tratos inhumanos.

Este modelo de pensamiento racista y xenófobo llevaba años enquistándose en Alemania. El pueblo judío había sido siempre propenso a la discriminación, no por características de sus integrantes, sino por ser una nación errante, despatriada, desde épocas antiguas.

El gobierno nazi decidió que debían ser útiles a la patria de alguna manera, ya que eran responsables de su hundimiento. Así, los sentenciaron a labores forzadas en condiciones inhumanas, a la experimentación médica y al exterminio total.

  1. Deportaciones y guetos

holocausto estrella de david
En un principio se obligó a los judíos a llevar una estrella de David en la ropa.

El inicio de la persecución del nazismo al pueblo judío implicó una brutal campaña de propaganda en su contra. Simultáneamente, el Estado les retiraba derechos civiles de manera paulatina. Así, pronto tuvieron prohibido conducir negocios propios o tener cuentas bancarias, y se les forzó a llevar una estrella de David amarilla cosida a sus ropas.

Luego vinieron las deportaciones forzosas y el hacinamiento de familias enteras en guetos: barrios amurallados y con una entrada controlada por la policía, suerte de preludio al campo de concentración. Allí fueron forzados a vivir los judíos, hacinados en edificios precarios y despojados de todo aquello que no pudieran llevar consigo.

  1. La “Solución final”

La llamada “solución final” fue ideada por las cúpulas nazis en 1941 y el término empleado por primera vez por Adolf Eichmann. Inicialmente describía un plan de deportación forzosa de los judíos hacia el este de Europa.

Consideraba una serie de alternativas: su empleo como mano de obra esclava en las minas de carbón, como rehenes de intercambio o bien la esterilización forzosa de todas las mujeres judías.

En ese momento ya el III Reich había iniciado la“Operación Barbarosa”: invasión de  la Unión Soviética, acompañada de escuadrones de la muerte (los Einsatzgruppen) para liquidar a la población rusa. Entonces se decidió disponer de todos los recursos del Estado para favorecer la lucha en el frente oriental, aspirando a una victoria rápida que no pudieron lograr.

En otoño de 1941, cuando la “Solución final” se convirtió en política de Estado, los nazis habían asesinado ya a unos 100.000 judíos europeos. A principios de 1942, la cifra ascendía ya a 1.000.000 de víctimas.

  1. Campos de exterminio

holocausto campos de exterminio
En Auschwitz fueron asesinadas más de un millón de personas.

Los primeros campos de la muerte fueron abiertos en Polonia como parte de la “Operación Reinhard” de la SS, la policía militarizada de los nazis. Así nacieron los campos de Belzec, Sobibor y Treblinka, que iniciaron funciones en 1942.

Además, se amplió el enorme campo de prisioneros de guerra y prisioneros políticos de Auschwitz. En uno de sus emplazamientos, conocido como Auschwitz-Bierkenau, se encontraban dos cámaras de gas con capacidad de 800 y 1200 personas respectivamente, junto a un horno crematorio para disponer de los cadáveres.

Auschwitz fue el más conocido y temido de los campos de exterminio, en el que fueron asesinadas entre 1.100.000 y 1.500.000 personas entre 1942 y 1945, de las que 90% eran judíos.

  1. La resistencia

Entre los intentos de resistir se encuentra el alzamiento del gueto de Varsovia, que tuvo lugar en 1943, durante la segunda oleada de deportaciones masivas hacia los campos de exterminio. Con tácticas de guerrilla, judíos liderados por Mordechai Anielewicz resistieron a las tropas SS comandadas por Jürgen Stroop durante 20 días antes de sucumbir.

Otro incidente importante tuvo lugar en el propio Auschwitz, donde decenas de prisioneros se organizaron para hacer explotar un horno crematorio. Luego fueron capturados y ejecutados públicamente.

  1. Consecuencias

El holocausto significó una marca profunda en la historia del pueblo alemán, cuya vergüenza aún deja huella en las generaciones más antiguas con vida. El nazismo está estrictamente prohibido en dicho país, así como cualquier pronunciamiento racista o xenofóbico en público, con penas de multa y prisión.

Por otro lado, el movimiento sionista internacional nacido a fines del siglo XIX (en su versión laica, al menos) cobró luego del holocausto más fuerza que nunca. Así, logró con el apoyo de los vencedores de la guerra establecer el primer y único Estado moderno judío del mundo: Israel, en 1948.

  1. Presencia en la cultura

holocausto cultura primo levy
Levi es un sobreviviente del Holocausto que escribió “La trilogía de Auschwitz”.

Numerosas obras artísticas, literarias y cinematográficas han explorado el contexto humano del holocausto. Se lo considera una de las peores tragedias de la historia moderna de la humanidad y una cicatriz en la historia del siglo XX, heredero de las tradiciones racionalistas del XIX, comprometidas con el progreso y la ciencia.

El holocausto demostró cómo el pensamiento organizado humano puede aplicarse totalmente para el mal y la crueldad, en lugar de para el progreso y la bienaventuranza.

Algunas obras vinculadas con el holocausto son:

  • El diario de Ana Frank (libro, 1942-44) por Ana Frank.
  • La trilogía de Auschwitz (libros, 1947, 1963 y 1989) por Primo Levi.
  • Sin destino (libro, 1975) por Imre Kertész.
  • La lista de Schindler (filme, 1993) de Steven Spielberg.
  • La vida es bella (filme, 1998) de Roberto Benigni.
  • El pianista (filme, 2002) de Roman Polanski.
  1. Teoría de negación

Existe una teoría conspirativa antisemita que niega el genocidio judío durante la Segunda Guerra Mundial. Según esta teoría, se trataría de un engaño propagandístico o a lo sumo de exageración, elaborada por intereses judíos que se benefician de la imagen de víctimas que desearían proyectar.

Estas teorías están completamente desacreditadas, pero persisten a pesar de la abrumadora evidencia que existe al respecto, incluidos testimonios de sobrevivientes, registro fílmico y fotográfico y documentos de la época.

Referencias:

¿Cómo citar?

"Holocausto". Autor: Julia Máxima Uriarte. Para: Caracteristicas.co. Última edición: 17 de febrero de 2019. Disponible en: https://www.caracteristicas.co/holocausto/. Consultado: 25 de mayo de 2019.