10 Características del

Hombre de Neandertal

Te explicamos qué era el hombre de Neandertal, su origen, rasgos físicos, alimentación y cultura. Además, cómo fue descubierto.

hombre de neandertal
El hombre de Neandertal era una especie que vivió durante el Pleistoceno.

¿Qué fue el hombre de Neandertal?

Se llama hombre de Neandertal, simplemente Neandertal, o su nombre científico: Homo neanderthalensis, a una especie del género homo ya extinta. Convivió con el Homo sapiens durante parte importante de su existencia. Vivió desde hace 230.000 hasta hace 40.000 años en Europa, Próximo Oriente, Medio Oriente y Asia Central.

Dependiendo de los autores consultados, es posible considerar al Hombre de Neandertal como una subespecie humana, es decir, un Homo sapiens neanderthalensis. Sin embargo, se ha comprobado científicamente que ningún vínculo filogenético existe entre la humanidad actual y esta especie.

Nuestra especie y los Neandertales tuvieron un origen común y a lo largo de su convivencia mostraron señales de hibridación, es decir, de mezcla inter-especies. Por eso, sobrevive hasta un 20% del genoma de Neandertal en los humanos modernos.

Ver también: Evolución del hombre

Características del hombre de Neandertal

  1. Origen del nombre

El nombre de esta especie del género Homo fue propuesto en 1864 por el geólogo británico William King, en una conferencia de la Asociación Británica para el Avance de la Ciencia.

Su nombre proviene del valle en que fue hallado el primer fósil de la especie, en el valle de Neander, en Alemania. El valle toma su nombre del teólogo y compositor alemán Joachim Neander.

Dado que el vocablo antiguo alemán para valle es Thal, el hallazgo se dio a conocer como el “Hombre de Neanderthal”. Esta grafía aún se mantiene en inglés, mientras que en alemán y español se prefiere la grafía Neandertal.

  1. Descubrimiento de los Neandertales

El primer fósil de Neandertal se halló en la cueva Feldhofer del valle del río Düssel, cerca de Düsseldorf, en 1856. Fue obra de Johan Karl Fuhlrott, y fue descrito en 1857 por Hermann Schaaffhausen.

El anatomista alemán Franz Mayer hizo la primera y extravagante interpretación de los hallazgos. Aseguraba que era el esqueleto de un soldado cosaco ruso que perseguía a Napoleón a lo largo de Europa. Como sufría de raquitismo, sus piernas se habían arqueado y deformado. El dolor en los huesos le había hecho arquear tanto las cejas que sus arcos supraciliares se le habían deformado.

Sin embargo, esta interpretación se hizo claramente errónea al descubrir que el hombre de Neandertal era de la misma especie que otros dos fósiles. Esos ejemplares no se habían podido interpretar al ser descubiertos previamente en Engis Bélgica en 1829 y en la cantera de Forbes en Gibraltar en 1848.

El descubrimiento ocurrió tres años antes de que se publicara El origen de las especies de Charles Darwin. Se trató de un hallazgo sumamente polémico, que inauguró el campo de la paleoantropología.

  1. Origen del hombre de Neandertal

La especie de los Neandertales surgió en Europa hace unos 230.000 años, durante el período Pleistoceno medio y superior. Eran descendientes del Hombre de Heidelberg (Homo heidelbergensis), especie que habría quedado aislada por la Glaciación de Mindel (hace 400.000 a 350.000 años) en las penínsulas del sur Europeo.

Se estima que su población era sido más o menos constante a lo largo de sus 200.000 años de existencia y que no superaron los 7.000 individuos en todo el continente. Su momento de esplendor, que coincide con su expansión a lo largo de varios continentes, se produjo hace 100.000 años.

  1. Rasgos físicos de los Neandertales

hombre de neandertal craneo
Tenían un cráneo alargado y una dentadura prominente.

Los neandertales tenían un cuerpo adaptado al frío glacial de su época, robusto y de poca estatura. Tenían amplia caja torácica y nariz de aletas amplias. Su esqueleto denota una musculatura robusta que seguramente le otorgaba mucha más fuerza que al Homo sapiens, y un sentido del olfato mucho más desarrollado.

Poseían un cráneo era alargado y una dentadura prominente. A partir de sus restos, se asume que su laringe les habría permitido el lenguaje articulado, aunque con una fonética mucho más limitada que la del hombre moderno.

El neandertal promedio no superaba los 1,65 metros de altura y rondaba los 70 kg de peso. Podían caminar largas distancias, aunque no es probable que corrieran muy deprisa ni por un largo período de tiempo.

  1. ¿Cómo vivían los Neandertales?

Las sociedades Neandertales se estructuraban en clanes de vida nómada. Los unían importantes lazos emocionales, lo cual se evidencia en el cuidado de los débiles y los enfermos, así como el enterramiento ritual. Incluso hay evidencia de cierto grado de división del trabajo en base al sexo, así como del cuidado conjunto de los jóvenes de la tribu.

Los asentamientos de Neandertales evidencian una estructura compleja, con lugares designados para actividades puntuales y específicas, en torno a una hoguera central. Se armaban con herramientas de piedra y sílex, a través de técnicas de talla y martillado empleando huesos y otras rocas.

Sus grupos abarcaban entre 5 y 15 individuos, probablemente emparentados entre sí. Sin embargo, también podían integrar luego grupos más grandes, como una horda. Debido a su estilo de vida, no habrían superado los 30 años (mujeres) o 40 años (hombres).

  1. Alimentación de los Neandertales

hombre de neandertal fuego alimentacion
Aprendieron a controlar el fuego y lo usaban para cocinar.

Aunque inicialmente se pensó que los neandertales tendrían una dieta esencialmente carnívora, estudios más recientes revelaron que su alimentación era diversa y se adaptaba a su entorno. Incluían moluscos, peces, focas, tortugas y pájaros, así como abundantes frutos y vegetales (casi 80% de su dieta).

Conocieron el fuego y lo utilizaron para cocinar, así como una farmacología muy rudimentaria, que incluía corteza de álamo como analgésico natural. Un dato importante es que sus yacimientos sugieren cierto canibalismo ritual, no asociado en apariencia a períodos de escasez.

  1. Cultura de los Neandertales

Aún se debate si los Neandertales produjeron o no formas de arte simbólico. Hay quienes afirman que sí, y que muchos objetos hallados con marcas e incisiones, como garras de águilas, huesos de animales o rasguños en paredes, tienen una función proto-artística o decorativa. Otros los suponen huella del uso o de la acción de roedores y animales.

Otras posturas, más predominantes, niegan cualquier capacidad artística del Neandertal, atribuyéndosela exclusivamente al Homo sapiens. Sin embargo, se han encontrado restos de conchas marinas, plumas de ave y otros elementos que podrían haber servido para fabricar collares o colgantes de uso ritual.

Un caso polémico al respecto es la llamada Venus de Berajat Ram. Es una posible figura antropomorfa de 3,5 cm de longitud, de roca volcánica rojiza, que podría haber sido tallada o simplemente fruto de erosión, y cuya datación la ubica hace 250.000 años, en los Altos de Golán (entre Israel, Líbano, Jordania y Siria).

  1. Hábitat de los Neandertales

El hombre de Neandertal ocupó diversos hábitats a lo largo de su existencia como especie, ya que habitaron en un período interglacial que les destinó climas muy fríos y otros más cálidos. A juzgar por sus yacimientos, habitaron a menudo en cuevas y montañas.

  1. Extinción de los Neandertales

Los últimos restos del hombre de Neandertal se descubrieron al sur de la Península Ibérica y datan de hace 28.000 años aproximadamente. Se ignoran las razones exactas por las que se extinguió el hombre de Neandertal.

Muchas suposiciones apuntan a la expansión del Homo sapiens (cromagnon) desde África, de modo que tal vez el florecimiento de nuestra especie habría sido el mayor detonante del declive y la desaparición de la suya. Otras razones apuntan al cambio del clima.

  1. Principales yacimientos paleontológicos

hombre de neandertal siberia cueva
En Rusia se encontraron restos en las cuevas Denisova.

Los principales yacimientos paleontológicos del Neandertal son:

  • Alemania: Ehringsdorf, valle del río Neander, Salzgitter-Lebenstedt.
  • Bélgica: Engis, La Naulette, Veldwezelt-Hezerwater, cueva Scladina del valle del río Mosa.
  • Croacia: Ganovce, Ochoz, Sala.
  • Eslovenia: Divje Babe.
  • España: L’Arbreda, Cueva de los Aviones, Axlor, Atapuerca, Bañolas, El Esquilleu, Lezetxiki, Abric Romaní, Zafarraya, Siega Verde, Valdegoba.
  • Francia: Hortus, Fontéchevade, Arcy-sur-Cure, Bau de l’Aubesier.
  • Italia: Monte Circeo, Guattari, Saccopastore.
  • Irán: Shanidar.
  • Israel: Skul, Qafzeh, Zuttiyeh, Tabún, Cuevas de Amud, Kebara y Nahal Me’arot.
  • Portugal: Lagar Velho, Figueira Brava, Valle del Côa.
  • Reino Unido: Forbes’ Quarry, Bontnewydd, Jersey.
  • Rumanía: Subalyuk.
  • Rusia: Cuevas Denisova, Mezmaiskaya.
  • Siria: Dederiyeh.
  • Ucrania: Kiik-Koba, Molodova, Staroselje.
  • Uzbekistán: Aman-Kutan y Teshik Tash.

Referencias:

¿Cómo citar?

"Hombre de Neandertal". Autor: Julia Máxima Uriarte. Para: Caracteristicas.co. Última edición: 22 de abril de 2019. Disponible en: https://www.caracteristicas.co/hombre-de-neandertal/. Consultado: 16 de julio de 2019.