10 Características del Hombre Primitivo

Te explicamos qué es el hombre primitivo y cuáles eran sus características principales. Además, sus costumbres y saltos evolutivos.

hombres primitivos - homo
Ilustración de la vida en la prehistoria.

Hombre primitivo

Se conoce como hombre primitivo (u hombre prehistórico) a cualquier hombre desde las civilizaciones primitivas hasta el hombre de la edad antigua. En otras palabras, el hombre es considerado primitivo hasta la aparición de la escritura.

Este hombre es aquel que ha vivido durante el periodo de la prehistoria en sus diferentes edades (edad de piedra y edad de los metales). Por otra parte el término se les asigna a los primeros habitantes de la tierra que utilizaban su intelecto para reflexionar y sobrevivir. Esto les permitía fabricar instrumentos para defenderse de animales, alimentarse y resguardarse del clima.

En sus denominaciones oficiales, son los conocidos “homo”. Dentro de esta gran cadena de “homos” a lo largo de la historia el hombre ha ido evolucionando progresivamente. Muchas especies han surgido en el camino y, de hecho, se estima que existen muchos homos que aún no se han descubierto. Sin embargo se puede encontrar una progresión desde la prehistoria hasta la actualidad:

  • Los Australopithecus
  • El Homo Habilis
  • El Homo Erectus. Muchos consideran que es éste el primer hombre primitivo por la evolución que adquirió su cerebro.
  • El Homo Neanderthalensis
  • Hombre de Cro-Magnon (Homo Sapiens)

Puede servirte:

Características del hombre primitivo

  1. Rasgos o características físicas

  • De baja estatura
  • Su cuerpo era musculoso
  • Sus pómulos salientes
  • El pelo áspero y largo
  • Su frente estrecha y achatada hacia atrás
  • Tenían fuertes mandíbulas
  • Cejas grandes y prominentes (por el formato del cráneo)
  • Tenían una forma de caminar encorvada
  1. Comunicación

En un primer momento se cree que el hombre primitivo no se comunicaba sino de forma gutural, es decir, emitiendo sonidos con la garganta o con partes del cuerpo.

  1. El descubrimientos del fuego

El descubrimiento del fuego no solo significó una forma de abrigo, sino que también significó una forma de control y alejamiento de animales salvajes. Por otra parte, el descubrimiento del fuego permite que el hombre ya no tenga que huir hacia sitios por la amenaza de animales.

Este es el primer salto evolutivo, a raíz de este descubrimiento, comienza a pulir sus armas de caza (que hasta ese momento eran piedras o garrotes), para empezar a trabajar diferentes utensilios de defensa y caza, en primer lugar confeccionados en piedra y luego en metales. Por otra parte el fuego permitió la cocción de la carne que se cazaba. Esto impidió muchas enfermedades y extendió el promedio de vida.

  1. Roles sociales

A la sociedad no se la entendía como tal, sino que se agrupaban en diferentes tribus en las cuales existían jerarquías. Los niños se encargaban del recogimiento de la leña. Las mujeres recogían frutos mientras que los hombres cazaban.

La organización jerárquica se establecía en pilares sociales basados en la familia. Ésta no era estricta, aunque sí resaltaba el respeto y la importancia jerárquica de los ancianos puesto que se les consideraba sabios.

  1. Ocupaciones

Su ocupación principal era la caza y la recolección de frutos para su alimentación. Ambas actividades eran precarias o poco sofisticadas.

Por otra parte, era preciso el abrigo. Esto, generalmente estaba en manos de las mujeres de la tribu quienes confeccionaban taparrabos o vestimentas más o menos abrigadas (en función del clima) para protegerse del viento, frío, elementos filosos cortantes que hubiera en el suelo, etc.

  1. El dominio y control del medio ambiente

Las actividades secundarias para el hombre primitivo eran la ganadería, pesca y cerámica. Posteriormente se confeccionaban artesanías en vasijas de barro. La cerámica permitió el almacenamiento de alimentos, otro gran salto evolutivo para el hombre.

Por otra parte, las viviendas elaboradas transformaron al hombre primitivo de nómade en sedentario y, de este modo, pudo elaborar un plan de cultivo y cosecha de diversos alimentos. Esto permitió incorporar otros nutrientes que favorecieron al crecimiento intelectual.

  1. Costumbres

Desde el punto de vista de las costumbres, el hombre primitivo fue, en un comienzo nómade. Esto significa que no tenía un lugar fijo de pertenencia sino que se iba movilizando hacia lugares donde hubiera animales que pudiera cazar y frutos que recoger.

  1. Viviendas

Tal como se mención, en un primer momento el hombre era nómade, es decir que no tenía un lugar permanente. Por tanto sus viviendas eran cuevas o chozas precarias. Con el descubrimiento del fuego, el hombre comenzó a controlar a los animales de su entorno. Así pudo dar un techo más estable y formar chozas en tribus para resguardar a su familia y animales domésticos.

  1. La religión

El hombre primitivo tenía creencias religiosas politeístas. Es decir, creían en varios dioses.

Con la evolución del orden jerárquico, surgen las figuras de sacerdotes como santificadores.

  1. Los ritos funerarios

Los primeros hombres, no daban sepultura a sus muertos. Con el paso de los años ellos no solo comenzaron a enterrar a sus muertos sino que también surgieron ritos funerarios. Esto marcó un gran salto en la evolución del intelecto puesto que, hasta ese momento el hombre no tenía conciencia o no les importaban sus antepasados; simplemente morían y eran arrojados (en el mejor de los casos) a fosas comunes.

Con el paso de los años se enterró a los fallecidos haciendo que el hombre primitivo comenzara a tener un registro mental del pasado. Esto le permitió también proyectar para el futuro, es decir, para sus descendientes.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "10 Características del Hombre Primitivo". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/hombre-primitivo/