10 Características de los

Hongos

Te explicamos qué son los hongos, cuál fue su origen, cómo se reproducen y dónde viven. Además, los hongos venenosos.

hongos
Existen más de 144.000 especies de hongos, incluyendo levaduras, mohos y setas.

¿Qué son los hongos?

Se llama comúnmente hongos a los seres vivos pertenecientes al Reino Fungi, uno de los grupos en que se clasifica a la vida conocida. Existen más de 144.000 especies diferentes de hongos entre los que están las levaduras, los mohos y las setas.

Este Reino se caracteriza por ciertos su inamovilidad por tener una alimentación heterótrofa y por presentar células con pared celular de quitina. La ciencia que estudia los hongos es la micología.

Los hongos existen a lo largo y ancho del mundo y en distintos hábitats, apareciendo en distintas formas y presentaciones. La idea tradicional del hongo, la seta, con capuchón moteado y cuerpo blanco alargado, es apenas una de las numerosas especies de hongos conocidos. Muchos otros son incluso microscópicos.

Del total de hongos en nuestro planeta, apenas 5% ha sido estudiado y clasificado. Se estima que existen alrededor de 1,5 millones de especies sin identificar todavía, ya que antiguamente se pensaba que los hongos eran un tipo de planta. Los avances en la biología permitieron distinguirlos y constituir un filo biológico aparte.

Características de los hongos

  1. ¿Cómo se originaron?

Los hongos se separaron de los otros reinos hace mil millones de años aproximadamente.

Sin embargo, aún comparte con el Reino Vegetal características como la falta de locomoción y el tipo de estructuras corporales.

También se acerca a los protistas en su composición bioquímica.

Por ser organismos eucariotas, se trata de una rama evolutiva más moderna, en comparación con los procariotas del Reino Monera. De hecho, su estructura celular se asemeja a la de las plantas, con notorias diferencias, como la ausencia de clorofila.

  1. ¿Cómo se clasifican?

hongos saproficos
Los saprófitos se nutren de materia en descomposición, como un árbol caído.

Los hongos se clasifican en cuatro grandes grupos, de acuerdo a su naturaleza:

  • Saprófitos. Se nutren de la descomposición de materia orgánica proveniente de otras formas de vida, como la vegetal y la animal. Estos hongos pueden ser específicos o no, es decir, pueden alimentarse de cierto tipo de materia orgánica, o de cualquiera en general.
  • Micorrizógenos. Establecen una relación simbiótica con las plantas, proliferando en sus raíces e intercambiando con ellas nutrientes minerales y agua (generadas por el hongo) a cambio de carbohidratos y vitaminas (generadas por la planta y que el hongo es incapaz de sintetizar). A este tipo de relación se la llama micorriza.
  • Liquenizados. Los líquenes son organismos simbióticos producto de la unión de un hongo y un alga o cianobacteria, estableciendo una relación estrecha de diverso tipo. Juntos se proveen de humedad y nutrientes, proliferando mejor que por separado.
  • Parásitos. Aquellos que proliferan dentro del cuerpo de otros seres vivos o establecidos en su superficie, nutriéndose de ellos y a menudo causándoles daños diversos en el proceso, que pueden ser leves o mortales.
  1. ¿Cómo se reproducen?

Los hongos pueden reproducirse de modo sexual y asexual, pero siempre a través de esporas. Estas son formas resistentes al medio ambiente que, dadas las condiciones óptimas para desarrollarse, germinan y crean un nuevo ejemplar del hongo.

Las esporas son equivalentes a las semillas de los árboles. Una vez que encuentran las condiciones propicias, su crecimiento puede ser muy rápido. En algunos casos puede incluso verse a simple vista, por ejemplo, un hongo tropical crece unos 5mm por minuto.

  1. Microbiología

Las células de los hongos son semejantes a las de plantas y animales, en el sentido de que son eucariotas, es decir que presentan núcleo celular definido. De forma similar a las plantas tienen vacuolas y pared celular.

Sin embargo se diferencian de las plantas en que su pared celular está hecha de quitina en lugar de celulosa, como ocurre en las plantas. Además, los hongos no realizan fotosíntesis, así que no tienen cloroplastos.

Por otro lado, las células de los hongos suelen tener una apariencia filamentosa, alargada y tubular. A menudo presentan varios núcleos, junto a vesículas que almacenan proteínas, lípidos y otras moléculas orgánicas. Suelen ser pluricelulares, pero existen también especies unicelulares y microscópicas, como las levaduras.

  1. ¿Dónde viven?

hongos habitat
Muchas especies prosperan en lugares húmedos como el suelo del bosque.

Los hongos se pueden hallar en una enorme diversidad de hábitats. Algunas especies prefieren los ambientes húmedos y ricos en humus (materia orgánica en descomposición), como el suelo de los bosques caducifolios, especialmente en temporadas lluviosas.

Otras especies huyen de la luz solar y proliferan en ambientes oscuros y húmedos, como el famoso moho negro, sumamente tóxico. En su mayoría suelen ser terrestres.

Existen hongos que resisten condiciones no aptas para la mayor parte de los integrantes del reino. Por ejemplo, se han encontrado especies de hongos en desiertos, en ambientes de extrema salinidad, en el lecho de los océanos, en ambientes expuestos a la radiación ionizante. Esto nos da una idea de su adaptabilidad.

Por último, muchas especies son estrictamente parásitas. Esto significa que se las puede hallar únicamente sobre o dentro del cuerpo de las plantas y animales de los que se alimenta, a costa de hacerles daño y eventualmente matarlos.

  1. ¿Cómo se alimentan?

Los hongos son heterótrofos, es decir, no generan su propia comida como las plantas. Para sustentarse, requieren de la asimilación y descomposición de materia orgánica, labor que llevan a cabo en distintos hábitats y condiciones.

Por eso suelen proliferar en ambientes convenientes, generalmente asociados a la humedad, la abundancia de materia orgánica (sobre todo en descomposición) o la oscuridad.

  1. Importancia biológica

Los hongos cumplen un importante rol ecológico, ayudando a descomponer la materia orgánica de los suelos y de los animales o plantas muertos. Esta es una tarea que comparten con las bacterias y algunas especies de insectos.

En ese sentido, forman parte del departamento de reciclaje de la naturaleza. La excepción son aquellos parásitos que por el contrario son causantes de enfermedades.

  1. Diversidad de usos

Muchas culturas humanas han empleado los hongos de diversa manera. Algunas especies sirven como ornamento de jardines y ambientes, debido a su alegre colorido. Desde hace siglos diversas culturas los utilizan como parte de rituales.

Es muy habitual su uso como alimentos. En algunos casos se consumen  directamente como los champiñones y otras setas. Pero también puede ser alimento del ganado, o participar de la industria alimenticia, como ocurre con las levaduras empleadas en la panadería y en la fabricación de cerveza.

  1. Hongos venenosos

hongo venenoso
Amanita Muscaria: contiene un neurotóxico que puede llegar a inducir al coma.

Algunas especies de hongos segregan toxinas que los hacen potencialmente letales si son ingeridos. Las enzimas de estos hongos venenosos inducen a la taquicardia, vómitos, cólicos, sudor frío, sed, excreciones sanguinolentas o incluso la descompensación de la presión arterial.

Dependiendo de la cantidad consumida, el paciente puede sufrir daños necróticos en el hígado y los riñones. En algunos casos se requiere un trasplante inmediato.

No existe ninguna regla general para distinguir a los hongos venenosos de los comestibles, por lo que conviene averiguar lo más posible respecto a una especie antes de ingerirla.

  1. Enfermedades causadas por hongos

En el caso de los hongos parásitos, estos son responsables de enfermedades en animales, vegetales y seres humanos, dependiendo de la especie en particular. Por ejemplo:

  • Los vegetales como el maíz o las frutas pueden ser contaminadas con hongos capaces de destruir cosechas enteras, como el tizón del maíz, la roya del trigo o los mildús de la fruta. Alrededor de 15% de las cosechas del mundo son víctima de algún tipo de infección micótica.
  • Diversas enfermedades humanas son causadas por la aparición de hongos, como el llamado “pie de atleta” que causa el hongo deuteromiceto; o la infección vaginal por la levadura Cándida albicans, candidiasis, capaz de trastornar el balance químico de los genitales.
  • Muchas otras especies animales son infectadas por hongos, desde mamíferos hasta insectos. Por ejemplo, el saltamontes de Costa Rica suele ser víctima de hongos del género Cordyceps, que recubre su exoesqueleto digiriéndolo poco a poco hasta matarlo, envolverlo en una estructura micótica y esparcir sus esporas a otros saltamontes.

Referencias:

¿Cómo citar?

"Hongos". Autor: Julia Máxima Uriarte. Para: Caracteristicas.co. Última edición: 16 de diciembre de 2018. Disponible en: https://www.caracteristicas.co/hongos/. Consultado: 16 de julio de 2019.