10 Características de la Huella Ecológica

Te explicamos qué es la huella ecológica y cuáles son sus características principales. Además, cómo se mide, y sus causas y consecuencias.

huella ecologica
¿Cuánto afecta la mano del hombre a los ecosistemas del planeta?

Huella Ecológica

La huella ecológica (ecological footprint, en inglés) es una medida de impacto ambiental de la mano del hombre en los distintos ecosistemas, de cara a la capacidad de la Tierra de renovar sus recursos.

¿Para qué sirve? Se trata de un indicador ecológico clave para medir la sustentabilidad de las actividades humanas, evaluando su impacto sobre la naturaleza. Así, se puede medir la huella ecológica de una ciudad, una región, una persona, una actividad industrial, dependiendo de la escala en que se aplique.

De esta manera, la huella ecológica permite establecer comparaciones entre el impacto, el riesgo y el beneficio de ciertas actividades humanas o ciertas formas de organización social, estableciendo así un lenguaje para optimizar su sustentabilidad.

Además: 10 Características del Impacto Ambiental

Características de la huella ecológica

  1. ¿A qué se refiere?

En principio, la huella ecológica representa el área de recursos naturales (tierra, aire, agua) ecológicamente activos, que utiliza una actividad, comunidad o proceso de reabsorción de residuos a lo largo de un período de tiempo.

Este cálculo puede ser realmente complejo dependiendo de la escala en la que se aplique, por ejemplo, se estima que a cada ser humano de la Tierra le corresponderían 2,7 hectáreas de terreno para satisfacer sus necesidades enteras durante un año.

  1. Historia

El concepto de huella ecológica se originó en 1996, fruto de los estudios de William Rees y Mathis Wackernagel, interesados en hallar un lenguaje ecológico propio que permitiera medir la sustentabilidad de las formas de vida humanas y su relación directa e indirecta de las capacidades naturales de renovación. Lo hicieron a través de una serie de algoritmos.

Desde entonces se ha intentado implementar en métodos de medición globales, como la Global Footprint Network, que evalúa las distintas regiones del globo para establecer qué tan grande es su huella ecológica en comparación con el resto del mundo.

  1. ¿Cómo se calcula?

huella ecologica

El cálculo de la huella ecológica se basa en una matriz de necesidades estipuladas para cada individuo, entre las que figuran terreno para sembrar, para pastoreo, superficies forestales para absorción de CO2, superficie marítima aprovechable, superficie terrestre para aprovechamiento directo (como la construcción) y una reserva de biodiversidad que se estipula en un 12% de cada territorio total.

Estas necesidades de superficie se contrastan con actividades indispensables para la humanidad como la agricultura, ganadería, pesca, bienes de consumo, consumo energético, etc.

A partir de allí, puede medirse el consumo en toneladas de materia o gigajulios de energía, dividiendo la superficie total entre los índices de productividad. De esta manera puede calcularse si, por decirlo de alguna manera, el sacrificio ecológico “vale la pena”.

  1. Escala

La huella ecológica se mide en una escala del 0 al 11, repartida entre las distintas actividades humanas productivas, una de las cuales es, principalmente, la absorción de residuos (como los gases producto de la quema de combustibles fósiles).

Igualmente, la huella puede medirse continental, regional, nacional, zonal, familiar o individualmente, ya que se trata de un modelo de medición comparativo.

  1. Sobregiro ecológico

deforestacion de bosques
La deforestación de bosques tiene un alto impacto ambiental.

De este método de medición se deducen nociones como el sobregiro ecológico, que es la demanda excesiva, muy superior a la capacidad ecológica de una superficie, de recursos naturales de un ecosistema.

En estos términos se piensa igual que el sobregiro de una tarjeta de crédito: no hay de dónde más extraer capacidades, pues las disponibles están copadas y se genera una suerte de “deuda” que cancelan otros individuos o naciones.

  1. Tipos de huella ecológica

Existen tres tipos:

  • Huella ecológica directa. Aquella que contempla la acción directa, sin intermediarios, sobre las capacidades de la naturaleza.
  • Huella ecológica indirecta. Aquella que no incide directamente sobre las capacidades de la naturaleza, pero genera efectos que indirectamente sí lo hacen.
  • Huella ecológica colectiva. Aquella que es resultado de comunidades y regiones amplias, en las que se genera tanto huellas directas como indirectas a la vez.
  1. ¿Cómo se mide?

Las mediciones globales de huella ecológica apuntan a una realidad muy dispar en cuanto a necesidades productivas y, por lo tanto, a responsabilidades ecológicas. Algunos territorios y formas de vida consumen muchos más recursos de los que les ofrece la superficie que ocupan, teniendo entonces que importar de otras regiones o “exportar” sus desechos, es decir, disponer de ellos lejos de sus propias superficies.

El mapa de la huella ecológica humana se divide en (2007):

  • Regiones de alta demanda (huella entre 10 y 8). Territorios altamente industrializados y con gran demanda de materia prima y de energía, como los Estados Unidos, Europa, Australia, Japón, Escandinavia, Uruguay y Rusia.
  • Regiones de media demanda (huella entre 7 y 4). Territorios en vías de desarrollo, con sociedades aún no integradas al mundo industrial y que sobreviven de la venta de materia prima, pero con abundantes regiones verdes y refugios ecológicos, como Sudamérica (en especial Brasil), ciertos países del Asia mayor y menor, así como del Norte africano o del medio oriente.
  • Regiones de baja demanda (huella entre 4 y 0). Regiones pobres, poco habitadas o desigualmente habitadas, con sociedades preindustriales, subdesarrolladas, de bajísimo índice de desarrollo humano. El África subsahariana, India, Pakistán y la micronesia están en esta categoría.
  1. Huella ecológica por actividad mundial

huella ecologica - actividades

Las actividades que mayor huella ecológica generan mundialmente son (2003):

  • Quema de combustibles fósiles: 47,5%
  • Agricultura intensiva y extensiva: 22,0%
  • Consumo de madera, pulpa y papel: 7,6%
  • Pesca: 6,7%
  • Ganadería: 6.3%
  • Energía nuclear controlada: 3,6%
  1. Importancia

La huella ecológica tiene la importancia de haber brindado al mundo ecologista una herramienta teórica útil para comprender la distribución y el tipo del daño ecológico a nivel mundial, permitiendo pensarlo de manera integrada a las actividades productivas y desde una perspectiva más realista, que no esté negada a los procesos vitales de la sociedad posindustrial, pero que esté dispuesta a evaluar el precio a pagar.

  1. Conclusiones

La aplicación de este método de análisis ha arrojado conclusiones preocupantes sobre el modo en que habitamos el planeta, como que harían falta dos planetas Tierra adicionales para que cada habitante del planeta pueda vivir como lo hace un ciudadano francés promedio. Esto ha reforzado numerosos estudios sobre la sustentabilidad de las sociedades como un mandamiento para la construcción del mundo que viene.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "10 Características de la Huella Ecológica". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/huella-ecologica/