10 Características del
Incesto

Te explicamos qué es el incesto, su historia, posibles causas y consecuencias. Ademas, su explicación biológica, social y más.

incesto
El incesto es una práctica prohibida en casi la totalidad de la civilizaciones.

¿Qué es el incesto?

Se le da el nombre de incesto a las relaciones sexuales practicadas entre individuos que comparten un lazo consanguíneo directo, como pueden ser entre hermanos, padres e hijos, abuelos y descendientes, o cualquiera sea el nexo biológico o consanguíneo entre los dos individuos.

En muchos casos esto se extiende hasta los primos, aunque en la medida en que sea mayor su lejanía, más laxamente se juzgará la relación.

El incesto es una práctica rechazada culturalmente y prohibida y tabuada en casi la totalidad de las civilizaciones, prefiriendo siempre la exogamia (relaciones sexuales con individuos de fuera del grupo familiar) a la endogamia.

Existieron, sin embargo, célebres casos de incesto a lo largo de la historia, sobre todo entre gobernantes excéntricos o de castas muy cerradas, pero incluso esos casos se los documenta como un fenómeno extravagante y moralmente retador.

Características del incesto

  1. Ejemplos históricos

Muchos relatos se cuentan de personajes históricos que tenían tendencia incestuosa más o menos abiertamente. Se dice que la reina Cleopatra, del antiguo Egipto, habría contraído matrimonio con dos de sus propios hermanos, y algo semejante se relata de los reyes incaicos y hawaianos.

Todo apunta a que dichas uniones familiares respondían al criterio práctico de conservar el poder del trono vinculado a la familia.

Similarmente, se acusa a Nerón y Calígula, emperadores romanos, de haberse acostado con su madre y sus hermanas, respectivamente, lo cual refuerza el aire de perdición y lujuria con que se asocia a la Roma decadente.

Pero también es célebre el caso de la Dinastía de los Habsburgo, una de las casas nobles más influyentes de Europa, cuyos miembros se desposaron entre sí (entre primos) durante generaciones.

  1. La prohibición del incesto

El incesto es una práctica culturalmente rechazada e incluso perseguida, que en algunos países es inclusive ilegal, mientras que en otros es tolerada pero sin derecho alguno a consagrar legalmente la unión mediante un matrimonio.

En casi todos los códigos religiosos se contempla como una unión inmoral, prohibida y su descendencia a menudo maldita. No obstante, los casos de incesto abundan en las antiguas mitologías y en la misma Biblia judeocristiana.

  1. Explicación biológica

Dado que los individuos pertenecientes a una misma familia comparten en un alto porcentaje su material genético, el incesto supondría desde un punto de vista biológico una unión que empobrece el pozo genético, es decir, disminuye la variabilidad genética disponible para las futuras generaciones, aumentando así la incidencia de enfermedades y taras hereditarias. Esta interpretación valora la mezcla y la exogamia, la hibridación genética entre individuos más alejados genéticamente, por encima de la supuesta pureza de la similitud.

  1. Explicación psicoanalítica

Los estudios de Sigmund Freud sobre la constitución de la mente humana arrojaron explicaciones respecto al tabú del incesto –uno de los rasgos fundamentales de la civilización.

Para Freud, el incesto habría supuesto, en la horda humana primitiva, el enfrentamiento entre varones por el acceso a la reproducción, lo cual habría confrontado a hermanos o incluso a padres e hijos.

Así, la práctica habría recibido toda esa carga de angustia por la violencia venidera y acabaría siendo despreciada, sustituida por la exogamia.

  1. Explicación social

Otra forma de entender la prohibición del incesto es de índole social, y se basa en que dicha práctica irrumpe la armonía de la estructura familiar y deteriora los nexos del grupo familiar y su entorno social.

Considerando que somos una especie gregaria, es decir, que tiende a constituir grupos, es natural que un núcleo familiar buscase ampliar su capacidad económica, política o social mediante la unión entre clanes rivales mediante el matrimonio exogámico, en lugar de replegarse sobre sí misma con el endogámico.

  1. Explicación demográfica

Por último, una explicación demográfica de la prohibición del incesto afirmaría que, en las sociedades primitivas de cazadores y recolectores semi nómadas, los índices de mortalidad entre jóvenes y adultos serían muy elevados y ello requeriría un mayor cuido de las crías por parte de las madres, que serían ya viejas para el momento en que éstas alcanzase la madurez sexual. Esto habría obligado a los jóvenes a buscar parejas fértiles en otros grupos sociales.

  1. Causas posibles

En principio, no habría causa alguna para el incesto distinta de la atracción entre dos personas, con la salvedad de que se trataría de dos familiares directos.

Si bien es cierto que nadie elige de quién se enamora, en muchos casos el incesto puede ocurrir también en el marco del abuso sexual intrafamiliar, lo cual agrava aún más el caso. Sin embargo, abuso e incesto son dos cosas distintas.

  1. Consecuencias posibles

Las consecuencias del incesto estriban principalmente en el rechazo social, los problemas emocionales o psicológicos que pudieran producir, como sentimientos de culpabilidad, etc.

En el caso de relaciones con descendencia, en el empobrecimiento del pozo genético, aumentando el riesgo de mutaciones y enfermedades relacionadas a ello, dado que algún gen defectuoso presente en la familia tendría el doble de chances de manifestarse, dado que se halla en ambos padres.

  1. Enfermedades derivadas del incesto

Se han relacionado algunas enfermedades hereditarias con las relaciones sexuales incestuosas, como son:

  • Síndrome de Down y otros retardos. Si bien esta no es la única y exclusiva causa del retraso mental, se ha apreciado un mayor índice de este tipo de enfermedades en la descendencia de individuos muy cercanos genéticamente.
  • Malformaciones. Del mismo modo, niños nacidos con deformaciones o con cuerpos disfuncionales suelen ser fruto de incesto.
  • Hemofilia. Esta enfermedad que impide o dificulta la correcta coagulación sanguínea se ha conocido como “la enfermedad de los reyes” debido a que era frecuente entre los reyes españoles descendientes de casas nobles de marcada tendencia endogámica.
  • Enfermedad del arlequín. Llamada ictiosis arlequín, es una enfermedad genética cutánea muy rara, que asemeja en los recién nacidos a un traje de arlequín: se forman escamas gruesas y grandes alrededor del cuerpo y se nace con los párpados invertidos, en rojo vivo.
  1.  El incesto en la cultura y el arte

El incesto fue una práctica sumamente común en la mitología de la antigüedad grecorromana, como es el célebre caso de Edipo, quien desposa sin saberlo a su madre Yocasta y mata a su padre Layo. Su descendencia, fruto de la unión prohibida, estará maldita y padecerá sufrimientos a lo largo de las generaciones.

Sin embargo, el dios griego Zeus era un incestuoso recurrente, pues tuvo amplia descendencia con sus hermanas Deméter y Hera. Un caso semejante es el de Isis y Osiris, dioses hermanos de la mitología egipcia; o Tau y Kerana, en la guaraní.

En la Biblia es célebre el caso de Lot y sus hijas: estas últimas lo embriagan para poder acostarse con él y continuar con la estirpe, pero procurando no ser vistas al entrar en su lecho, por lo que quedan secretamente embarazadas.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Incesto". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/incesto/