10 Características de la Industria Ligera y Pesada

Te explicamos qué es la Industria ligera y la Industria pesada; qué las diferencia, y cuáles son sus características principales.

industria pesada - contaminacion
Los procesos de la industria pesada suelen tener un alto impacto ambiental.

¿Qué es la Industria ligera y la pesada?

Tanto la industria ligera como la industria pesada son, en principio, formas de procesamiento industrial que requieren de un aporte inicial de materia prima que transformar, mediante procesos físicos y químicos, en bienes de consumo elaborados (para el consumidor final) o semi elaborados (para subsiguientes procesos industriales).

Existen diversas formas de clasificar el ejercicio industrial para su estudio y entendimiento de cara a una estructura económica. Las diferencias entre industria ligera e industria pesada se basa en el tonelaje de materia prima necesario para emprender la producción, así como en las dinámicas mismas a través de las cuales se llevará a cabo dicha operación.

Características de la Industria ligera y pesada

  1. Bienes manufacturados

Por lo general, los bienes manufacturados en la industria ligera apuntan ya al consumidor final, pues emplea para ello materiales parcialmente procesados. Piénsese en las tabacaleras, por ejemplo, que reciben la hoja de tabaco y producen el cigarrillo empaquetado, listo para su venta.

En cambio, la industria pesada genera materiales semi procesados que sirven a su vez de insumo a procesos industriales secundarios. Por ejemplo, la industria del hierro extrae el mineral y lo procesa en láminas que, posteriormente, son procesadas para producir objetos y repuestos.

  1. Materia prima requerida

Mientras que la industria pesada, centrada en la extracción y/o el procesamiento físico-químico de ciertas materias primas, requiere toneladas de elementos y requiere de grandes dosis de elementos de proceso (como agua y energía), la industria ligera se basta con una inyección moderada de materiales más sencillos.

  1. Emplazamiento industrial

Tal y como ocurre con la materia prima, los requerimientos de la industria pesada en cuanto a lugar de emplazamiento y a cantidad de mano de obra son muy superiores a los de la liviana.

La industria pesada exige un esfuerzo mucho más masivo para lidiar con los procesos de transformación a gran escala de la materia prima, por lo que se suele emplazar o bien en las adyacencias de la fuente de extracción de los materiales, o bien cerca de puertos mercantes en donde poder recibirla.

La industria ligera, en cambio, precisa de instalaciones más pequeñas, menos mano de obra y menos recursos energéticos. Ya que sus productos son mercancías con mucho valor añadido, su emplazamiento preferencial está en las vecindades del mercado, lo más próximo posible a sus consumidores finales.

  1. Impacto ambiental

Mientras la industria ligera es bien tolerada en áreas residenciales o comerciales, la industria pesada emprende procesos químicos complejos que suelen tener un altísimo impacto en el ambiente, ya sea a través de desechos sólidos, aguas residuales o la emisión de gases.

  1. Áreas de ocupación

industria ligera y pesada

Las áreas de interés de la industria ligera son prácticamente infinitas. Todo objeto elaborado de consumo diario proviene de alguna de ellas. Aun así, las áreas preferenciales de este tipo de procesos suelen ser las de alimentos y bebidas, vestidos y calzado, tabaco, textiles y el sector editorial.

La industria pesada, en cambio, puede clasificarse en cuatro tipos de acuerdo a sus áreas de ocupación:

  • La industria extractiva, en relación directa con los bienes naturales, se ocupa de la extracción de la materia prima y su procesamiento inicial. Se ocupa de las áreas de la minería, la agricultura o la producción maderera y de papel.
  • La industria cementera, dedicada a la transformación de distintos tipos de recursos en cal y cemento, indispensables para el sector de la construcción.
  • La industria siderúrgica, avocada al trabajo intensivo con minerales, aleaciones y refinamientos, para producir un número elevado de bienes intermedios: herramientas básicas, planchas de metal, tubos, etc.
  • La industria química, dedicada al manejo de sustancias complejas para obtener mediante procesos especializados, un sinfín de bienes intermedios como combustibles, sales, ácidos, pero también fertilizantes, plásticos, explosivos, cauchos, farmacéuticos y se ocupa también de los procesos petroquímicos.
  1. Distribución global

Si bien las áreas favorecidas para el desarrollo industrial (sobre todo el pesado) apuntan a territorios con abundancia de recursos, abundancia de mano de obra y facilidades de extracción comercial y transporte, la industria se encuentra muy desigualmente repartida a lo largo del mundo.

Los países con una mayor actividad industrial compleja en la actualidad suelen ser los países que más rápido se sumaron a la competencia económica global durante los siglos XIX y XX, alcanzando sus puntos más altos en el llamado primer mundo: EE.UU, Europa y Japón, quienes concentran casi el 80% de las labores industriales mundiales.

A eso se ha de sumar el surgimiento reciente del sudeste asiático y la industria petrolera cuyos sitios de más abundancia son el Medio Oriente, Venezuela, Canadá y Rusia.

  1. Participación en la economía local

Dado que el mercado natural de las empresas pesadas son otras empresas, sus mayores preocupaciones de cara a la economía mundial tienden a estar vinculadas con las variaciones en el precio de la materia prima y a la expansión industrial secundaria que pueda haber.

La industria liviana sostiene su mercado de cara al público consumidor, por lo que depende del consumo interno. Esa es la razón de que sean las primeras en sufrir los efectos de las crisis, pues al disminuir el consumo se enlentece su actividad; cosa que luego se transmite a la industria pesada en una menor demanda de materias primas.

  1. Respecto a la industria semi pesada o de equipo

La explosión industrial del siglo XX acarreó la necesidad de una forma industrial más, conocida como semi pesada o industria de equipo, cuya materia prima son los bienes semielaborados de la pesada y con ellos produce bienes acabados de consumo.

Sin embargo estos bienes no son tanto para el público general, sino para ser reinvertidos en procesos industriales, como maquinarias y herramientas sofisticadas. Se trata de un sector en amplio crecimiento, dada la revolución tecnológica con que el siglo XXI ha iniciado sus días.

  1. Evolución histórica

La industria ligera tuvo su aparición más temprano en el devenir histórico contemporáneo, a medida que empezó a existir una sociedad de consumo cuya demanda de productos satisfacer.

De hecho, antecedió por mucho tiempo a la pesada, cuya aparición estuvo sujeta al desarrollo de herramientas, ciencias y tecnologías que permitieran la extracción y desarrollo de materias primas en elementos más complejos.

  1. Retos de la industria ligera y pesada de hoy

De cara a un panorama hipertecnologizado, los diversos tipos de industrias requieren de niveles de especialización sin precedentes en la historia económica contemporánea, lo cual a su vez es facilitado por el desarrollo de maquinaria y herramientas automatizadas, cuando no inteligentes. Algo que entraña además la necesidad de una mano de obra mucho más preparada.

Así, el crecimiento de las industrias electrónicas se ha disparado al ritmo del consumo de los bienes tecnológicos de última generación, mientras que el panorama de las materias primas continúa oscilando de acuerdo a factores políticos, históricos y sociales que no parecen alcanzar la estabilidad.

La variación en los precios del petróleo, por ejemplo, ha puesto en evidencia la dependencia en el mundo desarrollado de este recurso natural no renovable.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "10 Características de la Industria Ligera y Pesada". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/industria-ligera-y-pesada/