10 Características del
Judaísmo

Te explicamos qué es el judaísmo, su doctrina, sus creencias y su libro sagrado. Además, diferencias con el cristianismo y el islam.

judaismo
No es sólo una religión sino también un conjunto de tradiciones.

¿Qué es el judaísmo?

El judaísmo es la más antigua de las tres grandes religiones monoteístas (abrahámicas) nacidas en Medio Oriente, junto al cristianismo y al islam.

Además, es un conjunto de tradiciones, representaciones y prácticas rituales pertenecientes al pueblo judío. La tradición y cultura judía data de la antigüedad, y abarca un conjunto bastante heterogéneo de prácticas, tradiciones y posturas frente al hecho religioso.

Esto se debe en gran medida a la diáspora que vivió el pueblo judío desde tiempos ancestrales, ya que han sido repudiados e incluso perseguidos por otras naciones, haciendo de ellos una suerte de pueblo errante.

El judaísmo hoy en día reúne fieles y practicantes en mayor o menor grado a lo largo de casi todo el planeta, especialmente en los Estados Unidos (6.5 millones) e Israel (5.9 millones).

A nivel mundial, existen aproximadamente 14.3 millones de judíos en sus distintas ramas. Muchas de ellas conservan vivas las lenguas judías, como el hebreo y el yiddish, entre otras lenguas híbridas.

Ver también: Cultura Judía, Dios.

Características del judaísmo

  1. Origen

El judaísmo sitúa sus orígenes en la antigüedad bíblica, específicamente a la vida de Abraham, un pastor nómada de Ur, en la antigua Mesopotamia.

Abraham recibió un llamado de Dios mismo para fundar su patria en Canaán, entre el mar Mediterráneo y el río Jordán.

Sus descendientes, empujados por el hambre a migrar hacia las regiones del Nilo, fueron sometidos a esclavitud por los Faraones.

Sin embargo, Moisés los liberó y guió de vuelta a su Tierra Prometida. Posteriormente, Dios le entregó a Moises, en piedra, los diez mandamientos, dando así origen a la doctrina judía.

  1. ¿Cómo fue fundado?

El judaísmo no posee un fundador reconocido, si bien la tradición se remonta al primer hebreo, Abraham, el mismo patriarca de los credos cristiano e islámico.

En sus inicios, el pueblo judío se denominaba a sí mismo hebreo (“que viene de otro lado”) o israelí, ya que su primer reino establecido llevaba el nombre de Israel (“que ha luchado con Dios”).

El término “judío” apareció mucho después, consecuencia de la división del reino en dos: Israel y Judea o Judá.

  1. Historia

judaismo historia doce tribus
El reino se dividió en 12 tribus, representadas en este mosaico israelí.

La historia del pueblo judío y de su religión se narra en el Antiguo Testamento de la Biblia.

Inicia con el éxodo hacia Egipto, la esclavitud, la recuperación de la libertad y la vuelta a Canaán.

En el momento de la fundación del reino de Israel, su territorio se repartió entre las doce tribus hebreas: Aser, Neftalí, Manasés, Zabulón, Isacar, Gad, Efraín, Dan, Benjamín, Rubén, Judá y Simeón.

Este reino hebreo se llamó Israel y fue gobernado por numerosos reyes bíblicos, hasta su división en dos territorios distintos (Judá e Israel). Luego fue dominado por diversos imperios asiáticos: los asirios, los babilonios, los persas y finalmente los griegos hacia 170 a. C.

El reino fue recuperado gracias a una revuelta de Judas El Macabeo, para luego pasar a administración del Imperio Romano.

En este momento de la historia, el cristianismo nació como una continuación de la religión judía. Sin embargo, posteriormente cobró su propia forma y propio credo.

Al convertirse eventualmente en la religión del Imperio y desató una persecución contra el pueblo judío que duró siglos, acusándolo de ser los traidores de Jesucristo.

Para ese entonces, ya los judíos habían sido vendidos como esclavos por los romanos a lo largo y ancho del Imperio. Esto fue llamado “la diáspora”, que fue el inicio de la diseminación del pueblo hebreo en el mundo.

  1. Libro sagrado

La fe judía tiene varios libros sagrados:

El Tanaj, equivalente al Antiguo Testamento de la Biblia cristiana, compuesto por 39 libros diferentes:

  • La Torá o Pentateuco, de inspiración divina y que equivale a los cinco primeros libros de la Biblia cristiana.
  • Los Neviim o el Libro de los Profetas.
  • Los Ketuvim o “Los escritos”.

La Mishná, supuestamente entregadas al propio Moisés por Dios en el Monte Sinaí, y que contiene una recolección de las tradiciones orales y relatos de la Torá.

El Talmud o Guemará, un voluminoso corpus de anotaciones posteriores a la Mishná, así como de algunos posteriores, del corpus religioso.

El Zóhar, el libro central de la cábala hebrea, escrita por el rabino Shimon bar Yojai.

  1. ¿Cuáles son sus creencias?

Las creencias del judaísmo son las descritas por el Antiguo Testamento de la Biblia. Allí se describe la formulación del culto, de las leyes y de la sociedad misma de los hebreos, bajo la tutela rigurosa de su Dios, cuyos 10 mandamientos componen el código ético del pueblo judío.

Según estas creencias, el pueblo israelí, definido no tanto por su lugar de nacimiento sino por su adhesión a la fe verdadera, sería el elegido de Dios, quien les prometió la Tierra Prometida para su florecimiento.

Dicho territorio es considerado “Tierra Santa” por los judíos, y el resto del mundo es simplemente “diáspora”.

El pacto entre los judíos y Dios es expresado mediante sus ritos iniciáticos, sobre todo la circuncisión, y la atención a sus prohibiciones alimenticias (el cerdo, las carnes no kosher) y deberes sociales (de acuerdo al calendario hebreo).

La lengua sagrada y litúrgica de los judíos es el hebreo, idioma que estuvo dado por muerto durante siglos y fue recuperado en épocas modernas. Hoy en día es la lengua oficial del estado de Israel.

  1. Dios del judaísmo

El dios de los judíos no tiene nombre, o más bien, tiene un nombre que no puede ni debe ser pronunciado.

Por eso se lo llama Yahveh o Yahvé, proveniente de la antigua escritura hebrea (que anotaba sólo las consonantes) y del tetragrámaton “YHWH” o “JHWH” (del alfabeto fenicio), cuya pronunciación aproximada sería ésa.

De allí proviene también el nombre Jehová, que usa el cristianismo. Este nombre judío de Dios carece de traducción o significado, pero entrañaría el sentido de la eternidad.

  1. ¿Cuál es su doctrina?

judaismo tora doctrina
La Torá es la escritura sagrada que contiene su doctrina.

La doctrina del judaísmo está contenida en la Torá, que es su texto fundamental de ley y patrimonio identitario. En este libro se cuenta la revelación total de Yahveh al pueblo israelí, y por lo tanto opera como contenedor de una ley sagrada.

Ofrece cuatro distintos niveles de interpretación:

  • Literal: como código individual.
  • Alegórico: como instrumento didáctico.
  • Interpretativo: como fuente de una ética religiosa.
  • Místico: la búsqueda de un sentido oculto.

La Torá se emplea como libro ritual, objeto litúrgico o decorativo, y material de estudio judaico.

  1. Diferencias entre judaísmo, cristianismo e islam

A diferencia de sus otras dos religiones hermanas, el judaísmo continúa a la espera de la revelación del mesías, el hijo de Dios que vendrá al mundo a revelar sus verdades a la humanidad y a someternos a todos a juicio.

El cristianismo, por su parte, comprende que Jesús de Nazaret fue ese mesías, y por ende espera su segundo retorno. El cristianismo por eso entiende el Nuevo Testamento como la renovación del pacto del antiguo pueblo judío con Dios, y lee ambos libros en un conjunto llamado la Biblia.

El islam, asimismo, comprende a Muhammad (Mahoma) como el último mensajero de Alá, el nombre con que llaman al mismo dios de Abraham. Jesús de Nazaret, llamado “Isa” para los musulmanes, sería apenas un profeta más como lo fue Adán, Noé, Abraham o Moisés.

Su texto sagrado es el Corán (Qrán), dictado a Mahoma por el Arcángel Gabriel (Jibril).

  1. Corrientes del judaísmo

judaismo ortodoxo
El jasidismo es una de las vertientes del judaísmo ultraortodoxo.

El judaísmo comprende diversas ramas, como son:

  • Ultraortodoxo. Llamado haredí (“los que tiemblan ante Dios”), es particularmente devoto y alejado del sionismo. Comprende las vertientes del jasidismo y mitnagdismo.
  • Reformista. De origen askenazí (Europa Central u Oriental), es una vertiente progresista y menos dogmática, mucho más moderna.
  • Ortodoxo. Se adhiere rigurosamente a las reglas religiosas (Halajá) y carece de una dirección central única, por lo que permite cierto margen de variación. Es, justamente, una reacción conservadora frente al reformismo nacida en el siglo XIX.
  • Conservador. Llamado también masortí o tradicionalista. Es el fruto estadounidense de la unión de reformistas y ortodoxos. Emprenden interpretaciones más modernas de la ley judía, entendiendo al pueblo judío como una nación.
  • Secular. Aquí estarían todos los judíos por sangre o pertenencia familiar, pero que no practica las leyes judías. Serían los judíos ateos.
  1. Sionismo

Este es un movimiento político internacional que abogó por la recreación de la nación de Israel, hogar ancestral del pueblo judío.

Fue uno de los más fuertes impulsores de la fundación del Estado moderno de Israel. Este objetivo se logró al término de la Segunda Guerra Mundial en 1948.

Se le describe como un “nacionalismo de la diáspora” y se le atribuyen posiciones radicales de autodeterminación judía que a menudo los sitúan en conflicto con sus vecinos árabes. Esto se ve reflejado en el complejo e interminable conflicto árabe-israelí.

Referencias:

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Judaísmo". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/judaismo/


Relacionados