— Definición y características —

Justicia

Te explicamos qué es la justicia, los diferentes conceptos y tipos de justicia que existen. Además, su historia y organismos que la defienden.

justicia
En la mayor parte de las sociedades existen tribunales que administran la justicia.

¿Qué es la justicia?

No es sencillo definir la justicia. En principio se trata de un concepto social, profundamente arraigado en la filosofía moral y en la ética. Es considerado un bien común de las sociedades. Dicho concepto representa un conjunto de criterios y actitudes necesarios para que las relaciones entre las personas, las instituciones y los grupos humanos sean adecuadas y equilibradas.

En ese sentido, la justicia se ejerce prohibiendo, autorizando o regulando las diversas interacciones entre los elementos de una sociedad. Se realiza según un marco de normas aceptado y tenido por justo por la totalidad de la misma basado en dos fundamentos o razones:

  • Fundamento cultural. Aquello que la sociedad en su conjunto decide que es bueno y malo, apropiado o no, y otros aspectos sobre las relaciones interpersonales y su modo de organización.
  • Fundamento formal. Aquello que los organismos encargados de la justicia de una sociedad administran, en base a las escrituras jurídicas que esta última acepta, defiende y valora, y por ende obedece a un tipo de procedimientos.

Por esa razón la justicia es considerada un valor en sí misma y como un objetivo a perseguir, aunque en el fondo sus límites sean determinados por factores históricos y culturales. Todo sistema de gobierno es, entre otras cosas, una forma específica de impartir la justicia.

Origen de la justicia

La palabra justicia proviene de varios vocablos del latín como son iure, iovis o iuramentum, vinculados todos con el nombre de Júpiter, dios máximo del panteón grecorromano. Por ello se deduce que los romanos comprendían la justicia y el derecho como un regalo divino.

Sin embargo, en su legislación se distinguía entre ius y fas, o sea, entre el ámbito jurídico y el ámbito religioso. El derecho romano es antecesor en muchos sentidos del derecho contemporáneo de Occidente.

Nuestra idea de justicia proviene de la antigua Roma. Sin embargo, pueden hallarse conceptos semejantes en la raíz de todas las tradiciones culturales del mundo, como la china, la mesoamericana o la egipcia.

Historia de la justicia

La justicia ha existido junto con las sociedades humanas desde el inicio de los tiempos. Desde que el hombre decidió juntarse con sus semejantes, tuvo que vivir de acuerdo a códigos éticos y morales específicos. A menudo eran reforzados por la religión o por las leyendas, cuyo fin era garantizar la supervivencia pacífica (o al menos estructurada) de la comunidad.

Por ejemplo, hubo leyes respecto al liderazgo del grupo, respecto al reparto de la comida y al proceder ante la enfermedad o la muerte. Y en base a ello podía determinarse lo que era justo y lo que no.

La justicia formal en Occidente nace con el derecho romano. Luego, en la Edad Media, la justicia dependía de la religión cristiana y sus instituciones, que privilegiaban ante todo la fe y el apego a los preceptos religiosos tradicionales.

El enorme poder de la Iglesia se observó en instituciones tan aterradoras como la Santa Inquisición, que podían “enjuiciar” y castigar (más bien torturar y ejecutar) a miles de personas a lo largo de Europa y las Américas. Se las acusaban de magia negra, pactos demoníacos y otras conductas contrarias a la fe. Lo curioso es que, según ellos, sólo Dios podía juzgar las almas de los hombres.

Sin embargo, con el fin del feudalismo y el inicio de la sociedades burguesas, surgieron los Estados-Nación. Con ellos apareció la idea del estado de derecho, o sea, del recurso de la justicia para todos los ciudadanos por igual, administrado por una institución imparcial que mantenga el Estado.

Así, los tribunales, las cortes y los juicios empezaron a permitir la defensa del acusado y a sostener la presunción de inocencia. Así se llegó a los modelos de justicia que hoy en día sostiene Occidente. Sin embargo, en otras latitudes escasea, o se ejerce desde la Religión y los textos sagrados, como en la Antigüedad.

Tipos de justicia

Se reconocen cuatro tipos de justicia, cada uno de los cuales regula ciertas áreas de la vida de las sociedades:

  • Justicia distributiva. También llamada justicia económica, se preocupa por la justa repartición de los bienes en la sociedad, o sea, que se vele por el derecho de cada quien a tener lo necesario para una vida digna. El problema en ello está en qué procedimientos o hasta qué punto ha de tomarse medidas al respecto en una sociedad determinada.
  • Justicia procesal. Es aquella que se ocupa de que todos los individuos reciban el trato que se merecen en base a sus acciones, reforzando la obediencia a las normas de manera imparcial y objetiva, evaluando cada caso y conforme a un procedimiento estipulado.
  • Justicia retributiva. Se rige por el principio de que cada quien deberá ser tratado del mismo modo en que trate a los demás. Así, emprende el castigo como el resarcimiento retroactivo del daño infringido a terceros, balanceando las situaciones para que los agresores no obtengan ventajas injustas sobre sus víctimas. Del mismo modo, a través del castigo busca disuadir a la sociedad de cometer actos de injusticia.
  • Justicia restaurativa. Semejante a la anterior, pero centrada en la víctima de un maltrato o una injusticia, se propone el resarcimiento del daño cometido en su contra mediante la restitución del bienestar y la tranquilidad, en alguna medida, a los individuos puntuales. Así, se busca balancear las relaciones a lo interno de la comunidad y subsanar las heridas.

Conceptos de la justicia

Algunos conceptos de justicia son:

  • Para Platón (siglo V a. C.), la justicia es una armonía social, y por ende podría ser únicamente impartida por los individuos más sabios, encargados de la conducción de la sociedad en su modelo republicano.
  • Para Aristóteles (siglo IV a. C.), en cambio, la justicia era una igualdad proporcional, o sea, dar a cada quien lo suyo o lo que le corresponde, en base a su contribución a la sociedad, sus necesidades y sus méritos.
  • Para Domicio Ulpiano (siglo III d. C.), la justicia ha de ser una constante y perpetua voluntad de darle a cada ciudadano lo que le corresponde.
  • Para Tomás de Aquino (siglo XIII d. C.), la justicia es la ley natural, el conjunto de derechos que Dios le otorga al hombre apenas nace. Aquí se fundamentó lo que hoy son los Derechos Humanos.

Propósito de la justicia

El fin último de la justicia es la paz. Si en una sociedad cada ciudadano recibe lo que se merece y no es víctima de los demás, se sentirá protegido y respaldado por la sociedad, sin ser necesario que emprenda ningún tipo de violencia por mano propia. Este estado de paz social es inalcanzable sin justicia, pues la impunidad promueve la violencia o la venganza.

Importancia de la justicia

La justicia es una de las instituciones clave para el desarrollo de las sociedades humanas. Las que mejores modelos de justicia han alcanzado, pueden ofrecer a sus ciudadanos la calidad de vida necesaria para sostener luego el avance económico y en otras áreas.

Una sociedad sin justicia no logrará nunca estar en paz consigo misma. Sus habitantes siempre estarán desconfiando los unos de los otros. Si se sienten desamparados, es probable que tomen medidas por propia cuenta para resarcirse o protegerse de los demás.

Representación de la justicia

justicia representacion ojos vendados
Los ojos vendados simbolizan la imparcialidad y la espada, el castigo.

Tradicionalmente se representa la justicia como una mujer, cuyos ojos vendados simbolizan la imparcialidad. En sus manos suele esgrimirse una espada, símbolo del castigo duro a los culpables, y una balanza, símbolo del juicio que se hará en cada caso.

Justicia social

La justicia social es un concepto no aceptado por todos. Según algunos está incluido en la justicia distributiva, pero según otros tiene que ver con la lucha por la igualdad de oportunidades, la condena de la injusticia social y de la discriminación.

Por eso ha sido bandera de muchos movimientos políticos y sociales que aspiran a la igualdad social y a la justa distribución de las riquezas. El día 20 de febrero de cada año se celebra el Día Mundial de la Justicia Social, de acuerdo al calendario de la ONU.

Organismos de justicia

Cada sociedad posee sus propias instituciones encargadas de ejercer la justicia, como tribunales, cortes y juzgados, que se especializan en las diversas ramas del derecho y que residen en manos de especialistas, al menos en el caso de las democracias liberales de Occidente. En otras regiones se aplica una justicia tribal o religiosa, dependiendo de los factores que controlen la sociedad.

En principio, una república democrática posee un Tribunal Supremo de Justicia o Tribunal Máximo de Justicia, mayor autoridad en las decisiones jurídicas del país. Además cuenta con un conjunto jerarquizado de tribunales que desciende en área de jurisdicción y potestades, hasta llegar a los jueces parroquiales o municipales, o a los jueces de paz.

Ejemplos de justicia

En principio, ejemplos de justicia son los juicios penales en que se condena a un delincuente a prisión. Otros ejemplos son aquellos en que se resarce a una persona que ha sido víctima de las inoperancias del Estado. También aquellos en los que se divorcia a una pareja de manera justa, o se decide quién de los divorciados obtendrá la tutela de sus hijos.

Referencias:

¿Cómo citar?

"Justicia". Autor: Julia Máxima Uriarte. Para: Caracteristicas.co. Última edición: 17 de mayo de 2019. Disponible en: https://www.caracteristicas.co/justicia/. Consultado: 25 de mayo de 2019.