10 Características del Latifundio

Te explicamos qué es el latifundio y sus características principales. Historia, concepto, definición y diferencias entre latifundio y minifundio.

trabajadores precarios - latifundio agricultura
El latifundio refiere a un uso inapropiado o poco eficiente de las tierras.

Latifundio

El latifundio es una explotación agraria de grandes dimensiones, usualmente de propiedad privada y con un rendimiento productivo inferior al que permite la tierra, baja capitalización y precaria mano de obra. Las consideraciones respecto a qué dimensiones mínimas tiene un latifundio, no obstante, pueden variar de acuerdo a la región y la cultura.

El término latifundio contiene una carga peyorativa, vinculada con el uso inapropiado o poco eficiente de las tierras y una gestión privada más interesada en la posesión de las mismas que de producir alimentos para la población.

De hecho, el término “latifundista”, con que se nombra a quien practica el latifundio, suele asociarse en América Latina con los grandes terratenientes herederos de las élites que detentaron la propiedad de la tierra en épocas coloniales o post independentistas.

Sin embargo, en términos estrictos, un latifundio puede estar administrado por una colectividad cualquiera, e incluso ser parte de proyectos colectivos o comunales de producción.

Características del latifundio

  1. Etimología

La palabra latifundio proviene del latín latifundium, que ya en su época traducía como una amplia extensión (latus) destinada a servir de base o raíz de algo (fundus). Este último vocablo comparte origen con palabras vinculadas con lo económico como “fondos”, lo cual demuestra su vínculo temprano con la acumulación de propiedades y el poderío señorial.

  1. Historia

Los primeros latifundios de la historia se dieron en el Imperio Romano, en el que se distinguía a los ciudadanos entre los que poseedores de tierras y los proletarii, es decir, los que no podían aportar sino su prole, su descendencia, al Estado. Estos grandes fundos eran administrados por agentes imperiales, que garantizaban ciertos monopolios locales de producción mediante la burocracia.

La llegada de la Edad Media, sin embargo, cambió el sistema político social tan radicalmente, que fueron los nobles y aristócratas dueños de las tierras quienes controlaron las parcelas de la llamada sociedad feudal (de feudo), en la que cada señor feudal poseía su latifundio controlado militarmente y hospedaba a cambio de protección y una porción de los alimentos que produjeran a los campesinos trabajadores.

La llegada de la Edad Moderna no erradicó el latifundio, de hecho la conquista de América consistió básicamente en el reparto de tierras para colonizar y hacer productivas en pro del beneficio de la metrópolis europea. Con el tiempo los esclavos que trabajaban en estos fundos fueron reemplazados por peones, en un sistema semejante al feudal, y luego por trabajadores libres a medida que ganaba terreno la democracia.

Sin embargo, los grandes latifundistas permanecieron intocados en su mayor parte por los cambios de sistemas.

  1. La acumulación de la tierra

Los latifundios son producto del afán por la acumulación de la tierra como señal y fuente de riquezas. Esto ha impedido que el latifundio devenga en un sistema de explotación de las tierras que produzca riqueza social, ya que al ser grandes extensiones de tierra tendría que producir masivamente y abaratar los costos de la mercancía producida en el mercado local. Sin embargo, no ha sido así históricamente, y por eso muchas sociedades se dedican a combatir o a paliar el latifundio para evitar los monopolios de la tierra.

  1. Rasgos esenciales

agricultura - plantaciones

El latifundio presenta los siguientes rasgos típicos:

  • Grandes extensiones de tierra con un mismo o unos mismos dueños.
  • Productividad dispersa, de gran volumen pero muy por debajo de las capacidades máximas de la tierra explotada.
  • Mano de obra empleada en condiciones precarias, y por lo tanto bajo nivel de vida.
  • Poca capitalización de lo producido, y por lo tanto baja competitividad en los mercados.
  • Bajo nivel tecnológico involucrado en la siembra y recolección.
  1. Causas del latifundio

Las causas del latifundismo son históricas. El reparto de tierras conquistadas entre las élites militares, por ejemplo, fue una práctica común en la conquista del continente americano que preservaron las repúblicas independientes posteriores. Así, transmitiéndose de generación en generación, los latifundios se preservaron intactos a pesar de que las necesidades alimentarias de la población crecían.

  1. Características socioeconómicas

El latifundismo ha contribuido con el subdesarrollo de las naciones en que es un fenómeno abundante, al empobrecer la mano de obra campesina y debilitar el sistema agrario nacional.

Se lo vincula, de hecho, con los sectores del tercer mundo con menos desarrollo agrícola, y por ende se lo combate o bien con nuevos sistemas de propiedad de la tierra (reforma agraria) o con la modernización de la agricultura (agricultura de mercado).

  1. Implicaciones políticas

El manejo desigual de la tierra entra en conflicto con muchas disposiciones políticas que buscan democratizar o socializar el agro para construir una clase campesina pudiente y productiva.

Considerándolo contrario al interés social, muchos países lo han proscrito ya que obliga a las naciones a la importación de alimentos como única forma de combatir el monopolio alimentario de una élite rural, la cual tendría así influencias políticas y económicas sobre los gobiernos.

  1. Implicaciones jurídicas

Numerosas constituciones políticas y modelos de gobierno se han opuesto históricamente al latifundio, sobre todo en las naciones que más lo han padecido, como las latinoamericanas.

En este sentido, la norma jurídica en materia de latifundios vela siempre por la preservación de los derechos de los trabajadores campesinos, parte débil del eslabón agrícola, así como por la incorporación de una consciencia ecológica en los mismos.

  1. Minifundio

Un concepto semejante al de latifundio es el minifundio, una variante de mucho menor tamaño y extensión pero igual incapacidad productiva y de un mismo talante privado. No debe confundirse con la agricultura de subsistencia, ya que el minifundio y el latifundio pueden ser considerados ambos como tierras “ociosas”.

  1. Diferencias entre latifundio y minifundio

Las diferencias entre el latifundio y el minifundio son las siguientes:

  • Extensiones de tierra distintas. El latifundio se extiende a lo largo de terrenos amplios, preferentemente llanos, mientras que el minifundio tiene lugar en pequeños enclaves agrícolas, como en los terrenos montañosos.
  • Capacidad de trabajo distinta. Si bien ambas son consideradas formas improductivas de reparto de la tierra, el minifundio por sus reducidas dimensiones carece de las posibilidades de un desarrollo agrícola a gran escala, segmentando así el terreno en pequeñas parcelas improductivas.
  • Orígenes distintos. Mientras el latifundio es herencia histórica de ciertas poderosas clases sociales de linaje jerárquico, el minifundio suele ser resultado de la división de latifundios en propiedades más pequeñas, como consecuencia de reparto de herencias u otras obligaciones de sucesión.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "10 Características del Latifundio". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/latifundio/