10 Características de la
Ley de Murphy

Te explicamos qué es la Ley de Murphy, su origen, explicación y ejemplos. Además, Ley de Fineagle y Corolario de O’Toole.

ley de murphy
“Si algo malo puede ocurrir, ocurrirá.”

¿Qué es la Ley de Murphy?

Se conoce como Ley de Murphy o Leyes de Murphy a un conjunto de principios empíricos que se rigen por la máxima de que “Si algo malo puede ocurrir, ocurrirá.” Este planteamiento pesimista puede aplicarse a todo tipo de situaciones, como una suerte de Ley empírica sobre la resignación ante el devenir de los acontecimientos futuros.

La Ley de Murphy no se trata realmente de una ley científica, ni de un teorema comprobable. Sin embargo, puede inspirada en el concepto científico de la entropía, esto es, el grado de desorden al que tienden inevitablemente todos los sistemas, dada la suficiente cantidad de tiempo.

La perspectiva de la Ley de Murphy, sin embargo, puede ser útil para forzar a las sociedades y los individuos a prever futuros desastres y así tomar precauciones a tiempo.

Características de la Ley de Murphy

  1. Origen

El origen de este adagio popular se atribuye a Edward Murphy Jr.

Era un ingeniero estadounidense que trabajaba para la Fuerza Aérea de su país en 1949.

Sin embargo, existen distintas versiones respecto a qué situación fue la que la motivó, o cómo se formuló inicialmente.

Según una de las versiones, ante un error insospechado de su asistente, Murphy se quejó diciendo que “si esa persona podía cometer un error, lo haría con toda seguridad”. La frase se redujo a “Si algo puede ocurrir, ocurrirá” y se lo llamó con el nombre de Murphy.

Otra versión afirma que el propio Murphy fue quien inventó el adagio y que lo hizo de la siguiente forma: “Si hay más de una forma de hacer el trabajo y alguna de ellas conduce al desastre, alguien lo hará de esa manera”.

  1. Primera aparición

La Ley de Murphy se anunció públicamente por vez primera en boca de John Paul Stapp, un capitán de la Fuerza Aérea Estadounidense. Stapp trabajaba en el mismo laboratorio que Murphy, como sujeto de pruebas en experimentos con fuerzas G.

En una rueda de prensa, el capitán explicó que a pesar del fracaso de los experimentos, nadie había resultado herido de gravedad porque se habían guiado por la Ley de Murphy, que los impulsaba a tomar en consideración todas las previsiones posibles. A partir de entonces la supuesta ley se hizo popular.

En 1952 esta frase apareció reformulada como “Todo lo que pueda salir mal, pasará” como epígrafe del libro The Butcher: The Ascent of Yerupaja de John Sack. En 1955 el mismo enunciado apareció vinculado con Murphy por primera vez en texto impreso en Men, Rockets and Space Rats de Lloyd Mallan.

Irónicamente, la ley como hoy la conocemos no fue nunca formulada por Murphy. Por el contrario, es tomada de las Leyes de Fineagle aparecidas en las novelas de ciencia ficción de Larry Niven. En ellas, una colonia de mineros de asteroides tenían su propia religión, que rendía culto a Fineagle y su profeta demente Murphy.

  1. Espíritu

ley de murphy prevision
Prever que las cosas pueden salir mal permite tomar medidas previas.

El espíritu de esta ley, sin importar cuál sea su verdadera y exacta formulación, apunta a un concepto denominado diseño defensivo. Consiste en la anticipación de los eventuales errores o desperfectos que pudieran ocurrir, dado que es muy probable que ocurran.

Así, el diseño defensivo insiste en que toda innovación se produzca tomando en cuenta los peores escenarios posibles. De esa manera, en caso de que se produzcan ya existen medidas tomadas al respecto.

  1. Explicación

La Ley de Murphy revela un rasgo de la cultura que es el énfasis selectivo en lo negativo, o sea, la tendencia a prestar mucha más atención a las cosas que salieron mal que a las que salieron bien. En algunos casos sólo se recuerda lo negativo, llegando a la sensación de que todo siempre sale mal.

Esto también es una de las explicaciones posibles del pesimismo. Por otro lado, forma parte de la tendencia de ciertas personas a atribuir los sucesos a algún tipo de divinidad o ley universal. Esta postura evita enfrentar su cuota de responsabilidad en lo que salió mal, o simplemente la arbitrariedad del universo.

  1. Las Leyes de Murphy

Se habla comúnmente de las Leyes de Murphy, como un compendio, a pesar de que no exista obra alguna o tratado alguno que lo reúna, ni un texto formal al cual atribuir la autoría. Se trata de un adagio popular, al cual muchos han ido sumando, por inventiva o por error, ejemplos, adiciones y respuestas.

Por lo general tiene un tinte humorístico e imaginario, hasta manejar un corpus variable de las supuestas “leyes”. Pero no existe un documento formal que las recoja o que estipule cuáles son las “verdaderas”.

  1. El imaginario popular

ley de murphy tostada
Se ha intentado estudiar que probabilidades hay en la caída de una tostada.

La Ley de Murphy es un concepto absolutamente popular, en el sentido de que resulta muy seductora y que su origen es netamente coloquial, no formal. Sin embargo, se ha intentado elaborar algún tipo de estudios respecto a su aplicabilidad práctica como una ley universal.

Por ejemplo, se ha estudiado la probabilidad de que una rebanada de pan untada con mantequilla caiga con la parte untada hacia abajo. Y en efecto se ha podido comprobar que existen más factores que favorecen este último escenario, pero ninguno tiene que ver con algún tipo de ley general de la suerte o de la probabilidad.

En la actualidad abundan las referencias a la Ley de Murphy en libros, filmes y otras formas de relato. Fue el título de varias series televisivas de EEUU y del Reino Unido entre la década de 1980 y los 2000. Apareció en el filme de ciencia ficción Interestelar (2014), representado en uno de sus personajes de apellido Murph.

  1. Ley de Fineagle

La Ley de Fineagle sobre la Negatividad Dinámica es un concepto también referido como “Corolario de Fineagle a la Ley de Murphy”. Fue empleada por John Campbell Jr. en sus editoriales de la revista Astounding Science Fiction entre 1940 y 1950.

Aunque luego fue tomada por Larry Niven para sus relatos de mineros espaciales, con los que se hizo más conocida, nunca se hizo tan popular como la Ley de Murphy. La Ley de Fineagle, propiamente, reza que “Algo que pueda ir mal, irá mal en el peor momento posible”.

  1. Corolario de O’Toole

Así como la Ley de Fineagle se considera un corolario a la Ley de Murphy, existe un corolario a la de Fineagle atribuida a un tal O’Toole. Es una expresión sumamente usada en la comunidad hacker virtual. Este corolario es paralelo a la Segunda Ley de la Termodinámica y reza que “La perversidad del Universo tiende hacia el infinito”.

  1. Ejemplos

ley de murphy ejemplo
Nuestra fila siempre se mueve más lentamente.

Algunos ejemplos posibles de aplicación de esta ley son:

  • La tostada siempre cae del lado de la mantequilla.
  • La información crucial de un mapa o plano está siempre en el doblez o en el borde.
  • Los calcetines entran en pares a la lavadora y salen siempre de uno en uno.
  • La otra fila siempre avanza más aprisa que la de uno.
  • Las cosas perdidas están siempre en el último sitio en que miraste.
  1. Frases sobre la Ley de Murphy

Algunas frases de origen popular que reflejan el espíritu de la Ley de Murphy:

  • Nada es nunca tan malo que no pueda empeorar.
  • Todo funcionará hasta que trates de probar que funciona.
  • El autobús llegará apenas enciendas tu cigarrillo.
  • Lo que más crece es lo que menos deseas.
  • Los sistemas nuevos generan problemas nuevos.
  • Los que viven cerca llegan siempre tarde.
  • Los dolores de muelas empiezan siempre el sábado por la noche.

Referencias:

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Ley de Murphy". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/ley-de-murphy/