10 Características de la
Leyenda

Te explicamos qué son las leyendas, cómo se originaron, su estructura y función. Además, diferencias con el mito.

leyenda
Son narraciones populares que incluyen elementos mágicos o sobrenaturales.

¿Qué es la leyenda?

Una leyenda es una narración de tipo popular, que contiene generalmente elementos mágicos o sobrenaturales. Se presentan como explicación para el origen de ciertos elementos naturales o como parte de sucesos reales, históricos o al menos verosímiles. Muchas veces incluyen un final moralizante.

Las leyendas son tan antiguas como la humanidad misma, y la han acompañado desde siempre, como parte de los relatos en que se expresa el imaginario popular. Su autoría es colectiva. Se encuentran a medio camino entre los mitos y las fábulas.

Generalmente, las leyendas ofrecen narraciones siniestras o desconcertantes, que sugieren la existencia de elementos sobrenaturales ocultos en el mundo cotidiano. No existe una “versión oficial” de cada una, sino que circulan en un conjunto de versiones más o menos similares, ya que una misma leyenda puede cambiar de un país a otro.

Ver también: El Mito y la Leyenda

Características de la leyenda

  1. ¿Cuál es su origen?

Las leyendas, como la mayoría de los relatos populares, tienen origen en la tradición oral.

Pasan de generación en generación, de padres a hijos.

En el camino su contenido cambia paulatinamente. Se quitan o añaden detalles.

Incluso puede darse que, en una misma época, una leyenda se cuenta de maneras diferentes en dos regiones del mismo país o de la misma comunidad.

  1. Historia

Es imposible contar la historia de todas las leyendas, ya que nacen y mueren a medida que las sociedades cambian. La historia de las leyendas occidentales que aún llegan a nuestros días está asociada al cristianismo medieval. La Iglesia fomentaba el conocimiento de las vidas de los santos católicos mediante este tipo de relatos.

Sin embargo, la reforma protestante los reubicó en un plano ficcional, considerándolos relatos no históricos o informales. Esto se debe a que la iglesia protestante diferenciaba los santos “oficiales” o “auténticos” detallados en El libro de los mártires de John Foxe, de las leyendas contadas por la iglesia católica a su conveniencia.

Durante la época del Romanticismo, la leyenda pasó a formar parte del imaginario artístico y fue muy valorada por los creadores y filósofos. En cambio, en la época de la Ilustración, cuyo culto era principalmente por el saber racional, las leyendas y supersticiones eran tenidas por gestos de barbarie.

  1. Tipos de leyenda

Las leyendas pueden clasificarse en dos tipos, según su origen:

  • Leyendas rurales. Nacen generalmente en épocas feudales, como el medioevo europeo, o también en el seno de las sociedades rurales. Están siempre muy vinculadas al folklore y a al imaginario tradicional, religioso o no. Por eso suelen ambientarse en bosques, granjas o lugares en los que el ser humano se expone a la naturaleza.
  • Leyendas urbanas. Se gestan en el seno de la población de las ciudades y pertenecen, por ende, a un imaginario más moderno o industrializado. Suelen por lo tanto contar eventos sobrenaturales que pasan desapercibidos en medio de la modernidad.
  1. Estructura

Las leyendas operan como relatos literarios,por lo que suelen regirse por la clásica estructura aristotélica:

  • Inicio: Plantea el mundo del relato y se introduce al personaje protagonista.
  • Complicación: Surgen las dificultades, generalmente a consecuencia de haber traspasado una norma, haber desoído un consejo o por motivos semejantes.
  • Desenlace: Aquí se manifiesta el cambio (como el inicio de una costumbre, o el surgimiento de una especie animal o vegetal). Rara vez retorna a la normalidad de inicio.
  1. ¿Cuál es su función?

De manera semejante a los mitos, las leyendas tienen la función de explicar determinados aspectos del mundo o de la propia cultura. En otros casos advierten sobre determinados riesgos, infunden valores o desaconsejan ciertas conductas. Expresan, en ese sentido, los valores de una cultura, su idea del bien y del mal, o de los roles tradicionales.

  1. Rasgos principales

leyenda transmision oral
Se transmiten de manera oral, generalmente de padres a hijos.

Las leyendas generalmente se caracterizan por:

  • Narrar eventos que ocurren en un lugar determinado y real, en un lugar y tiempo precisos. En ello se distingue de la fábula.
  • Centrarse en un personaje y sus peripecias, desencadenadas por lo general en sus defectos, su forma de ser o sus acciones.
  • Contienen una advertencia o final moralizante, aunque no se encuentre explicitado como sí ocurre en el caso de las fábulas.
  • Son de autoría anónima, ya que suele haber diversas versiones de una misma leyenda.
  • Se transmiten mayormente de manera oral.
  1. Leyendas urbanas

El término “leyenda urbana” se emplea como sinónimo también del folklore contemporáneo. Son las creencias incomprobables y fantásticas que sin embargo se transmiten en el día de hoy. Se encuentran muy cerca de las teorías conspirativas y de los bulos de Internet (llamados también Creepypastas).

Sus protagonistas ya no son las mismas criaturas rurales y deidades de antaño. Por el contrario, incluyen planes secretos del gobierno, visitas de extraterrestres, episodios secretos de guerras o encuentros fantásticos con seres, lugares o situaciones paradójicas.

  1. Contaminación de leyenda

Se llama así al caso en que una leyenda presenta elementos tomados de otra u otras leyendas anteriores o contemporáneas. Se produce así una especie de sincretismo y da lugar a la transmisión de determinados elementos del relato. Es muy común en las regiones de mucho intercambio cultural entre los pueblos.

  1. Diferencia entre leyenda y mito

La más importante diferencia entre mitos y leyendas tiene que ver con su contenido. Los mitos ofrecen explicaciones fantásticas e incomprobables sobre el origen del mundo y ciertos eventos de importancia filosófica o religiosa para una cultura.

Por el contrario, las leyendas  se inspiran y se aferran a eventos reales, históricos y reconocibles. Algunos de sus protagonistas pueden ser reales, aunque luego tiendan a lo imaginario.

También se diferencian por el nivel de verdad que se les adjudica. Cuando los mitos están vivos, es decir que una comunidad cree en ellos, esa comunidad los considera relatos verdaderos. Pero las leyendas se narran como relatos imaginarios. Incluso si algunas personas creen en ellas, no son consideradas verdaderas por la comunidad.

Otra diferencia relevante tiene que ver con el contenido moral, educativo o al menos de advertencia que suele contener la leyenda. El mito no suele incluir ese aspecto, y sólo se refiere a la conducta del ser humano de manera simbólica, lateral, o para explicar el origen de un rito o de una tradición de conducta.

Por último, las leyendas suelen tener múltiples variantes y versiones, mientras que los mitos tienden a ser más homogéneos . Estos últimos, además, pueden estar recogidos en textos sagrados.

  1. Ejemplo: Fausto

La historia del Dr. Fausto es una leyenda de origen alemán. Fausto era  un científico, filósofo o alquimista que sentía que su camino de saberes enciclopédicos y erudición le había dejado insatisfecho con la vida. Por eso hizo un pacto con un demonio de nombre Mefistófeles, quien prometió devolverle los placeres mundanos y darle conocimiento infinito, a cambio de su alma inmortal.

Referencias:

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Leyenda". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/leyenda/