10 Características de la Literatura

Te explicamos qué es la literatura y cuáles son sus características principales. Además, cuál fue su origen y qué géneros literarios existen.

literatura - libros
Existen cuatro formas literarias posibles, llamadas Géneros Literarios.

¿Qué es la literatura?

La literatura es el conjunto ordenado de relatos, mitos, disertaciones y elaboraciones poéticas producidos por la humanidad, cuyo elemento común es la utilización de la palabra y el lenguaje verbal de manera distinta, extraordinaria, alejada de lo común.

La literatura es una de las Bellas Artes, y se la entiende como la evocación de ciertas sensaciones, impresiones o reflexiones en el lector, a partir de obras narrativas, descriptivas o reflexivas cuya naturaleza puede y suele ser ficcional, es decir, no necesariamente son extraídas de la vida real.

También suele usarse el término literatura en un sentido mucho más amplio, para referir al conjunto de la producción bibliográfica disponible en un área o respecto a un tema: literatura médica, literatura empresarial, etc.

Características de la literatura

  1. Origen del término

Literatura” proviene del latín Litterae (Letras, literatura) y Litterator (maestro escolar), términos que nacen a su vez de littera (letra) y por lo tanto están vinculados con ella a nivel semántico también.

En el primer caso porque designan al conjunto de textos escritos de valía estética e histórica, y en el segundo porque se ocupaba de alfabetizar.

  1. Antigüedad

El primer texto literario de la historia es la Epopeya de Gilgamesh, un poema épico de origen sumerio, inscrito en tabletas de arcilla con escritura cuneiforme. Sin embargo, como en la mayoría de los textos previos a la invención de la escritura, es probable que se transmitiera de manera oral. Se estima que este imaginario se remonte al año 2800 antes de cristo.

Algo similar ocurre con la Ilíada y la Odisea, epopeyas fundacionales helénicas atribuidas a un aedo de nombre Homero, quien se acusa a menudo de haber sido un esclavo ciego del siglo VIII a.C. Lo cierto es que estas dos epopeyas se consideran, junto con las diversas tragedias que luego inspiraron en los grandes dramaturgos griegos (Sófocles, Eurípides y Esquilo), como la piedra fundacional de la literatura occidental.

Existen tradiciones antiguas también en culturas milenarias como la china, cuya tradición poética se inicia con Qu Yuan y su poema Lisao (Dolor de lejanía) durante la dinastía Shang (1765 a 1122 a.C.).

  1. Géneros literarios

En la actualidad se contemplan cuatro formas literarias posibles, denominadas géneros literarios: la poesía, la narrativa, la dramaturgia y el ensayo. Dentro de cada uno puede haber distintas propuestas, elaboraciones y tendencias.

  • Narrativa. Los textos narrativos son aquellos que relatan una anécdota. Ya sean breves (cuento, microcuento) o largos (novela), o incluso de no-ficción (crónica).
  • Poesía. Se entiende por poemas, del tipo que sea, los textos reflexivos o descriptivos que, en vez de relatar un evento o exponer claramente algún tipo de idea, intentan más bien transmitirla a partir de la metáfora y el juego lingüístico.
  • Dramaturgia. Llamamos dramaturgia a la escritura de textos destinados a ser representados teatralmente, por lo que poseen una convención totalmente distinta a los narrativos (carecen de narrador).
  • Ensayo. Los textos ensayísticos discurren poéticamente respecto a un tema de interés, vale decir, exponen una serie de ideas con claridad, gracia y un estilo expositivo propio.
  1. El canon literario

Para poder decidir qué se considera literatura y qué no, y por lo tanto qué será leído a futuro y qué será echado al olvido, existe una figura imaginaria llamada el canon. Canon viene de la palabra griega (kanon) para “norma” o “vara de medir”, de allí que se tenga como una guía de lo aceptado hasta el momento, más un criterio retroactivo que taxativo, a pesar de que también lo sea de alguna manera.

El canon opera en base a lo ya escrito: todo lo que hasta la fecha se considera parte de la literatura. Habrá, así, lecturas más canónicas que otras, tal y como habrá obras que aspiren a romper o ensanchar el canon, y otras que se ajusten más cómodamente a lo que en su momento era canónico.

Ya que el canon literario varía con el tiempo, a menudo obras que eran tenidas por literatura son desplazadas a otras regiones del saber, y viceversa.

  1. La palabra poética

Al contrario de lo que se piensa, no existe un lenguaje “más literario” o “más poético” que otro, ni palabras más propensas a la poesía que otras. La diferencia entre el lenguaje poético y el de uso cotidiano radica más en su utilización que en su escogencia: no se trata de que las obras literarias estén escritas en un lenguaje rimbombante o rebuscado, de hecho muchas de ellas lo están en un lenguaje simple que a menudo imita la oralidad.

La diferencia está, según estudiosos del tema como Roman Jakobson, en que el lenguaje común se comporta como un medio translúcido, transparente, mediante el cual aludir y representar la realidad; y el lenguaje poético encuentra en su opacidad su razón de existir, haciéndonos notar la manera singular en que está escrito.

Hay mucho de juego en el acto poético, de variación intencional y de cambio de sentidos.

  1. Verosimilitud

Lo verosímil es una categoría clave para las obras literarias, en especial las narrativas. Todo lector, al inicia una lectura, suscribe un pacto de suspensión temporal de la incredulidad (o pacto metaficcional), el cual le permite leer cosas que no son reales como si estuvieran siéndolo, pero que al cerrar el libro habrán vuelto al reino de lo imaginario.

De esta manera, el pacto obliga al lector a tomar como cierto todo lo dicho durante la lectura, siempre y cuando ésta no se lo imposibilite. Allí es donde la verosimilitud, es decir, la semejanza con la verdad, entra en juego.

Un texto literario ha de ser verosímil en el sentido de que ha de convencer al lector de que ese mundo que le ofrece es posible, incluso si se trata de un universo fantástico. Y eso se consigue respetando sus propias reglas de juego, es decir, pareciéndose a sí mismo por encima de todas las cosas.

Caso contrario, estaremos en presencia de un texto inverosímil, que rompe el pacto ficcional y por ende que expulsa al lector del embrujo artístico.

  1. Gratuidad

Como todas las artes, la literatura carece de objetivo definido y de utilidad alguna. Si bien puede usarse como vehículo para la formación ideológica, pedagógica o emotiva, lo cierto es que la literatura no se compone con ningún fin determinado más que el de ser literatura.

  1. Teoría literaria

Se llama así a la rama de la ciencia avocada al estudio de los fenómenos de construcción del discurso literario. Los primeros tratados al respecto se remontan a Platón y Aristóteles, pasando por los grandes pensadores de Occidente, todos los cuales echaron mano de la literatura para ilustrar sus teorías.

Junto con la crítica literaria y la lingüística constituyen la terna de las ciencias literarias.

  1. Crítica literaria

Se conoce con este nombre al ejercicio de valoración y ordenamiento de la producción literaria de un país durante una época específica. Cumple con un rol divulgativo, a través de reseñas y artículos de lectura, así como de uno legitimador, al separar las obras trascendentes de las innecesarias, considerar las herencias, filiaciones y ordenar el corpus literario de una nación.

Junto con la teoría literaria y la lingüística constituyen la terna de las ciencias literarias.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "10 Características de la Literatura". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/literatura/