10 Características de la

Meditación

Te explicamos qué es la meditación, sus beneficios, riesgos y función. Además, pasos a seguir y ejercicios de meditación.

meditacion
Incluye diferentes prácticas mentales para llegar a un estado de atención plena.

¿Qué es la meditación?

Se conoce como meditación a un amplio espectro de prácticas mentales que consisten en inducirse a sí mismo un estado de consciencia identificado a menudo como la “atención plena”. Este estado se encuentra alejado de los pensamientos distractores y centrada en una perspectiva más contemplativa de la propia existencia.

La meditación forma parte de las prácticas de numerosas religiones y vías espirituales o místicas. Se la asocia generalmente al apaciguamiento del pensamiento, de la angustia y las emociones, para lograr una perspectiva vital más clara, menos apegada y más serena.

Para alcanzar sus objetivos, implica ciertos márgenes de renuncia a las pasiones cotidianas. En este sentido, la meditación se suele considerar como una práctica saludable, pero existen pocas conclusiones científicas al respecto.

Características de la meditación

  1. Historia

La meditación nació como parte de la antigua cultura del subcontinente Indio.

Era una práctica común de las religiones védicas hacia 1500 a. C.

Sin embargo, se cree que se trata de un ejercicio mental muy anterior.

En concreto, hacia los siglos V y VI a. C., ya se la podía encontrar como parte del cuerpo de tareas espirituales que proponían a sus seguidores el Taoísmo chino y el budismo indio.

En ella veían el camino hacia el apaciguamiento del deseo y la renuncia ascética, vías hacia la iluminación verdadera.

La llegada de esta práctica a Occidente se produjo como consecuencia del intercambio comercial a través de la Ruta de la Seda. A pesar de que la cultura judaica sostenía prácticas semejantes, el mundo cristiano las condenó como paganas y evitó su influencia. Esto no impidió la meditación religiosa y éxtasis divino en relatos de santos católicos.

Mucho después, en el siglo XX, Occidente se encontraba inmerso en su callejón sin salida filosófico. En ese contexto se produjo una sensibilización y aumento del interés por las doctrinas místicas del Oriente. Así se popularizaron muchas de sus prácticas, como el yoga y el budismo zen.

  1. Tipos de meditación

Existen al menos ocho tipos básicos de meditación:

  • Meditación del sonido primordial. Proveniente de la tradición védica hinduista. Se basa en inducir un estado de trance mediante la repetición de sonidos, generalmente en la forma de un mantra: una frase o palabra cuya repetición permite la relajación e interiorización del estado meditativo.
  • Meditación Vipassana. La meditación budista tradicional, rebautizada en occidente con el nombre de “mindfulness” o atención plena. Consiste en centrar la atención en la respiración del individuo para descartar cualquier otro estímulo y permitir que los pensamientos fluyan sin aferrarse a ninguno.
  • Meditación Zen (Zazen). Semejante a la Vipassana, pero centra su atención en la respiración en el vientre, en lugar de la nariz, consiste también en la atención plena del momento para observar los propios pensamientos sin extraviarse en ellos, cobrando consciencia del modo en que se piensa o se percibe el mundo real.
  • Meditacion Metta. Conocida como el “Amor benevolente”, se inspira en una tradición específica del budismo tibetano, que hace énfasis en los sentimientos de compasión, empatía, aceptación y positividad.
  • Meditación Kundalini. Se fundamenta en la creencia en la energía Kundalini, situada en la base de la columna vertebral del cuerpo humano, la cual tendría que “despertarse” para acceder a la iluminación. Esto se puede lograr mediante mantras, respiraciones, mudras (gestos manuales) y cánticos.
  • Meditación Chakra. La meditación Chakra, como su nombre lo indica, busca activar los centros energéticos del cuerpo humano, conocidos como “Chakras” en la tradición filosófica y médica oriental. A cada punto energético le corresponde una práctica meditativa y una serie de estímulos (colores, olores, movimientos, etc.).
  • Meditación Tonglen. Una forma de meditación más “oscura”, que propone al individuo conectar con su propio sufrimiento para enfrentarlo y superarlo. Sin embargo, el modo de hacerlo es a través de la objetividad y la neutralidad, sin conectar con los sufrimientos, sino observándolos y aceptándolos.
  1. Religiones que la practican

La meditación aparece en diversas tradiciones religiosas y místicas humanas, si bien no siempre con el mismo nombre ni con las mismas prácticas, ni bajo los mismos principios filosóficos. Así, es posible hallarla  en:

  • Budismo, como Zazen.
  • Hinduismo, como yoga y vedānta.
  • Islam, específicamente en ciertas prácticas del sufismo.
  • Cristianismo, en la oración reiterativa, como la del Santo Rosario.
  1. Diferencia con el yoga

Es común ver relacionados estos dos términos, pero no son lo mismo, aunque provengan ambos de la cultura de la India.

El yoga es una práctica que combina el entrenamiento físico del cuerpo en la flexibilidad y la eliminación de sus tensiones derivadas de la cotidianidad, lo cual permite y facilita la meditación. Existen, asimismo, varios tipos de yoga, enfocados en distintos aspectos de la comunión entre cuerpo y mente.

La meditación, en cambio, es un ejercicio puramente mental. Si requiere posiciones del cuerpo y respiraciones específicas, o la recitación de mantras, es como mecanismo para permitir el tránsito hacia el estado de consciencia meditativo.

  1. ¿Para qué sirve?

El propósito fundamental de la meditación es ganar consciencia sobre el funcionamiento de la propia mente y de quiénes somos. Es decir, interrumpir el flujo cotidiano de los pensamientos, deseos y pulsiones. De esta manera puede mirarse la propia vida y la propia mente como objetos ajenos, como si no formáramos parte de ella.

Sólo de esa forma puede obtenerse algo semejante a la verdad propia. Para ello deben acallarse las emociones, y debe prestarse una atención plena a lo que ocurre alrededor, lo que se piensa, lo que se siente, sin perder nunca la compostura.

  1. Pasos para meditar

meditacion relajacion
Debe usarse ropa cómoda en un ambiente propicio para la concentración.

La meditación implica una serie de pasos específicos, dependiendo de la tendencia practicada, para alcanzar el estado de atención plena. Sin embargo, a muy grandes rasgos, todo ejercicio de meditación implica:

  • Relajación. Vestir ropas cómodas, en un ambiente propicio para la concentración y la intimidad, de manera de poder hacer un alto temporal en la vida cotidiana. Hay que liberarse de zapatos, relojes y otras prendas ajustadas o que te transmitan control.
  • Respiración. La meditación puede ser acostado, sentado o de pie, pero generalmente implica un ejercicio de respiración recurrente y serena, que transmita al cuerpo y a la mente un estado de pausa, de calma y de serenidad.
  • Atención enfocada. Como el objetivo no es dormirse, la atención debe estar enfocada en algo: la respiración misma, un mantra que se recita, una mandala que se dibuja, o simplemente un objeto elegido del mundo real.
  • Aceptación de los pensamientos. La meditación no busca el control de los pensamientos, sino la renuncia al control: la aceptación de lo que aparece en la mente y la liberación, dejar que el pensamiento fluya, tratando de tener la mente en blanco o tratando de simplemente ser testigo de lo que se piensa.
  • Simbolización. Las verdades obtenidas de esta manera, es decir, todo eso que se vio o se aceptó, suelen luego motivar actos simbólicos de renuncia, entrega, agradecimiento o renuncia, que pueden ir desde una reverencia (o saludo al Sol, como en yoga) a una plegaria o un minuto de silencio, etc.
  1. ¿Cuáles son sus beneficios?

Se sabe que la meditación puede tener un impacto en las tensiones mentales y su contrapartida física, como son la angustia, el estrés, la hipertensión, etc. Esto no significa que la meditación pueda curar dolencias médicas, pero sí que puede reducir sus factores mentales desencadenantes en algunos casos.

Además de brindar una mejor salud emocional, permite el autoconocimiento. Aunque sea un alejamiento temporal de las tareas diarias, funciona como una preparación para las situaciones cotidianas.

  1. ¿Cuáles son sus riesgos?

En líneas generales la experiencia de la meditación es positiva. Sin embargo, se han reportado casos puntuales y poco frecuentes de personas que experimentaron, luego de prolongadas o reiteradas sesiones de meditación, síntomas de dolencias emocionales o psíquicas probablemente preexistentes.

  1. Meditación y trance

El estado meditativo es similar al estado de trance, al que se puede inducir mediante drogas o estímulos repetitivos (como los tambores tribales). No es un estado de sugestión (como el hipnótico) en que la mente se halla dormida, sino de atención plena, en el que se halla totalmente despierta.

  1. Ejercicios

Tres ejercicios de meditación para principiantes son:

  • Foco en un objeto. Debemos sentarnos en un lugar cómodo y familiar, y elegir un objeto en el cual enfocar nuestra atención durante 5 minutos. Lo observaremos procurando interesarnos en sus formas, en su naturaleza, en lo que el objeto presenta y no tanto en lo que nos hace recordar o fantasear.
  • Momento de silencio. En algún momento de nuestra cotidianidad nos sentaremos en un sitio cómodo, en el que podamos darnos unos 5 minutos, y callaremos, escuchando los sonidos alrededor y detallándolos: qué son, cómo son, cuánto tiempo duran.
  • Escritura asintomática. Empleado por los surrealistas, este ejercicio consiste en liberar la mente mediante la escritura, permitiendo que surja lo que sea que surja en el papel. No se presta atención a lo que se escribe, sino a las formas de la letra y al acto mismo de la escritura.

Referencias:

¿Cómo citar?

"Meditación". Autor: Julia Máxima Uriarte. Para: Caracteristicas.co. Última edición: 27 de marzo de 2019. Disponible en: https://www.caracteristicas.co/meditacion/. Consultado: 16 de julio de 2019.