10 Características del
Mercado Laboral

Te explicamos qué es el mercado laboral, su funcionamiento, indicadores y condicionantes. Además, consecuencias del desempleo.

mercado laboral personas
Es el total de la oferta y la demanda de empleo de un país.

¿Qué es el mercado laboral?

Se llama mercado laboral o mercado de trabajo al total de las relaciones en una sociedad determinada entre quienes buscan empleo remunerado (solicitantes) y quienes ofrecen empleo o demandan empleados (empleadores). En otros términos, se llama así al total de la oferta y la demanda de empleo en un país, una ciudad o una región específica.

El mercado laboral posee particularidades respecto al de los bienes de consumo o los servicios, sobre todo porque contempla un área clave de la economía y de la sociedad. Está fuertemente regulado por las leyes laborales, emitidas por el Estado para garantizar a los trabajadores el respeto de sus derechos y beneficios, llamados lógicamente derechos laborales.

Ver también: Mercado

Características del mercado laboral

  1. Oferta y demanda

En términos de mercado laboral, hablaremos de oferta para referirnos a la cantidad de empleos disponibles en una comunidad.

Depende del total de las empresas, instituciones y empleadores que tengan puestos de trabajo disponibles.

La demanda se refiere a la cantidad de trabajadores desempleados o necesitados de trabajo que existen en la misma sociedad.

Cuando la relación entre estos dos elementos favorece ampliamente la demanda, existen más solicitantes que empleos y por lo tanto se produce desempleo. Además, suelen empobrecerse las condiciones de empleo.

En cambio, cuando hay más empleos que solicitantes, encarecen las condiciones de empleo, pues los empleadores deben competir entre sí por el empleado. También suele haber inmigraciones para llenar el agujero en la demanda.

  1. ¿Cómo funciona?

El mercado laboral se rige, como hemos dicho, por los lineamientos del derecho laboral, es decir, de las leyes del trabajo de cada país. Esto significa que, a la hora de establecer contratos de trabajo, debe tenerse en cuenta una serie de acuerdos jurídicos, de beneficios y derechos individuales y colectivos, e incluso de prohibiciones.

Elementos como las vacaciones pagas, la seguridad social, la responsabilidad social y la cotización para el fondo jubilatorio son apenas algunas de las medidas que interceden a favor del trabajador. De esta forma se le garantiza una existencia digna.

  1. ¿Por qué es importante?

El mercado laboral es clave en la economía de los países, ya que de su desempeño depende la rentabilidad de las empresas.

Por otro lado, también incide en la estabilidad de la paz social. Una sociedad desempleada es proclive al malestar, a las protestas, a la pérdida del poder adquisitivo. A la larga, esto tiene repercusiones políticas, económicas y de todo tipo.

  1. Indicadores

mercado laboral indicadores
La relación entre el salario y el costo de vida es uno de sus indicadores.

A la hora de estudiar y comprender el mercado laboral y sus dinámicas, se presta atención a los siguientes indicadores:

  • Población económicamente activa (PEA). Cantidad total de personas de un país o una sociedad que son capaces de trabajar y tienen la edad para ello.
  • Desempleo o desocupación. Cantidad de personas en capacidad de trabajo que no consiguen trabajo.
  • Subempleo. Se refiere a las personas que trabajan menos tiempo del que podrían según los estándares legales.
  • Índice de salario real. Mide el aumento o disminución del poder de compra de los salarios, promediados.
  • Índice de Precios al Consumidor (IPC). Un indicador a lo largo del tiempo de la relación entre el salario devengado por los trabajadores y el costo de vida en que lo invierten, para obtener bienes y servicios.
  • Empleo informal. Aquel que no figura en ningún tipo de control burocrático del Estado y usualmente no paga impuestos, no posee seguro social ni protección de ningún tipo.
  1. Condicionantes

Existen distintos elementos sociales, económicos e incluso tecnológicos que condicionan el desempeño del mercado laboral en los países:

  • Crecimiento demográfico. Mientras más gente haya en un país debido a una tasa de natalidad muy elevada, o a una situación de inmigración continua, más empleos serán necesarios para que todo el mundo cubra sus necesidades plenas.
  • Automatización y tecnificación del trabajo. A medida que las máquinas son perfeccionadas y son capaces de más y más trabajo automatizado casi sin participación humana, muchos antiguos empleos desaparecen y se requieren trabajadores con mayores niveles de conocimiento o preparación técnica. En cambio, en sectores productivos aún muy subdesarrollados, la mano de obra no calificada sigue siendo necesaria.
  • Políticas laborales. A menudo los Estados varían las reglas de juego con que los empresarios pueden contratar a sus trabajadores, para darles a estos últimos más derechos y beneficios (idealmente), lo cual cambia el costo por empleado para las empresas. A veces esto puede desencadenar medidas radicales de protección al capital empresarial, como olas de despidos masivos, o por el contrario puede avivar la llama de la contratación.
  • Desempeño gremial. En general los trabajadores se encuentran organizados en gremios y otras estructuras socio-políticas de defensa a sus derechos y mediación con sus patronos. A menudo esto conduce a contrataciones colectivas y otros tipos de contrato que pueden incidir en una captación de nuevos trabajadores, el mantenimiento de los presentes, o el despido de algunos de ellos.
  1. Elementos que determina el mercado laboral

El funcionamiento del mercado laboral tiene incidencia directa sobre:

  • El consumo. La gente desempleada tiende a consumir mucho menos y por ende a contribuir mucho menos con la rueda económica. Si la población desempleada es masiva, su disminución en el consumo puede impactar en las ganancias empresariales y gestar recesiones económicas. Los empleados, en cambio, consumen y se endeudan para obtener bienes y servicios.
  • El ahorro. Los desempleados tienden a vivir de sus ahorros hasta conseguir otro empleo, de modo que retiran su dinero de los bancos, afectando la solvencia de éstos también. En cambio, los empleados suelen ahorrar o endeudarse, lo cual inyecta energía al aparato financiero del país.
  • La producción. Unos niveles de producción óptimos requieren de una cantidad de empleos operando con armonía. La falta de trabajadores incide directamente en la capacidad de producción de las empresas.
  • El gasto público. Esto tiene que ver, más que nada, con los trabajadores en el Estado (Ministerios, secretarías, etc.) o con los que reciben el paro forzoso, es decir, la ayuda del gobierno a los desempleados (de haberla).
  • El salario mínimo. Cuando hay muy pocos trabajadores para la cantidad de empleos, el salario mínimo tiende a aumentar. Cuando es al revés, en cambio, se mantiene estable (en general, el Estado no permite que disminuya).
  1. Derecho laboral

Se llama derecho laboral o derecho del trabajo a la rama de la jurisprudencia que se ocupa de las normas que rigen el trabajo y las relaciones entre patronos y trabajadores. Entre ellas están los acuerdos gremiales, salariales, contractuales y otros que deben darse siempre conforme a las leyes laborales del país.

El Estado pone las reglas de juego con las que trabajadores y empleadores deben entenderse. Cualquier violación a dichas normas se resuelve a través de mediación judicial o litigio.

Ampliar: Derecho Laboral

  1. La fuerza de trabajo

Por fuerza de trabajo se entiende al conjunto de capacidades físicas y mentales de trabajo de las que disponen las personas de un país. El conjunto total de sus trabajadores en potencia, empleados o no, son la fuerza de trabajo de una nación, que puede estar bien o mal aprovechada por sus empleadores.

  1. Consecuencias del desempleo

mercado laboral desempleo
Cuando hay altos índices de desempleo es habitual el empleo informal.

Las consecuencias del desempleo son graves: inciden en el balance económico de la sociedad y la cargan con necesidades, al tiempo que disminuyen su producción.

Una sociedad con altos índices de desempleo es una sociedad de gente ociosa, necesitada de producir, que por esas mismas razones es más susceptible al empleo “en negro” o informal. En casos desesperados, también pueden recurrir a actividades delictivas.

El desempleo además exige acciones del Estado, con planes de fomento del trabajo o medidas de paro que, aunque necesarias, aumentan el gasto público. Eso por no hablar del malestar social que todo este fenómeno ocasiona.

  1. El nuevo mercado laboral

El nuevo mercado laboral del mundo del siglo XXI se rige por nuevas demandas, como es el trabajo especializado, altamente tecnologizado. Incluso suele darse a través de largas distancias, ya que Internet lo posibilita.

Esto ha habilitado un enorme sector de trabajadores “freelancers”, es decir, por cuenta propia, que a menudo carecen de protección social alguna, aunque devengan mejores salarios.

Por otro lado, el rol de la mujer se ha visibilizado e incorporado en el mercado laboral. Hoy en día constituyen un segmento productivo más, y no un sector débil e improductivo como a inicios del siglo pasado. Las exigencias de igualdad salarial entre géneros, por ejemplo, lo ratifican.

Las predicciones más pesimistas advierten sobre la tecnificación paulatina del sector servicios, que puede dejar obsoletos millones de empleaos. Desde que el sector de la producción se ha automatizado, el sector servicios constituye el gran reservorio de trabajo del ser humano.

Referencias:

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Mercado Laboral". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/mercado-laboral/