10 Características del
Microscopio

Te explicamos qué es un microscopio y cuáles son sus características principales. Además, cómo fue su evolución y cómo mejoró nuestra vida.

microscopio - laboratorio
El microscopio fue inventado en el siglo XVI.

¿Qué es el microscopio?

El microscopio es una herramienta que permite observar objetos y elementos demasiado pequeños para ser captados a simple vista. Su nombre proviene del griego “micrós” (diminuto) y “scopéo” (mirar), y emplea el principio de la refracción y reflexión de la luz para generar un aumento controlado de la imagen de la materia.

El microscopio fue inventado en el siglo XVI a través de un sistema óptico de lentes de aumento, que se ha ido perfeccionando hasta nuestros días, en que existen variantes electrónicas tan potentes que permiten vislumbrar los objetos más diminutos.

Este instrumento permitió la comprensión profunda de la vida microscópica y por lo tanto cambió el entendimiento de la vida en su totalidad, convirtiéndose así en una herramienta indispensable para la medicina, la biología y la farmacología modernas.

Características del microscopio

  1. Primer microscopio

El primer microscopio conocido fue fabricado por Zacharias Janssen en 1590, quien también participó en la invención del telescopio. Sin embargo, existen muchos puntos de desencuentro respecto al tema, ya que Janssen fue también un conocido falsificador.

En todo caso, la aparición de este instrumento permitió la revelación de las dinámicas microscópicas del cuerpo humano y la observación por primera vez de una célula viva en 1665.

  1. Evolución

Se dice que hacia 1930 ya los microscopios ópticos compuestos habían alcanzado el tope de sus capacidades, que rondaban los aumentos de 500X y 1000X.

Sin embargo, en los años siguientes se inventó el microscopio electrónico, que permite alcanzar los aumentos de 100.000X, útiles para observar las estructuras en el interior de las células vivas. Aún hoy se siguen estudiando variantes más y más potentes del instrumento.

  1. Partes que lo componen

Los microscopios de luz convencionales (simples y compuestos), poseen las siguientes partes:

  • Brazo. El soporte físico que une la base del microscopio con los lentes y el visor óptico. También se le llama columna.
  • Base. La parte inferior del microscopio, en donde se apoya el instrumento y que puede contener la fuente de iluminación (si está incorporada). También se le dice pie.
  • Oculares. Se llama así a las lentes a través de las cuales miramos y recibimos la imagen amplificada.
  • Iluminador. Aparato incorporado o no al microscopio, que brinda la luz necesaria para observar la materia. En los microscopios más básicos debe proveerse una fuente de luz externa.
  • Tabla. Plataforma en que se ubica el espécimen o la sustancia que se desea observar amplificada. Posee clips para sujetarla y evitar movimiento.
  • Tambor o revólver. Parte del microscopio con los distintos lentes ópticos (objetivos), que suelen rotar para variar el aumento.
  • Objetivos. Se llama así a los distintos lentes ópticos de un microscopio, que ofrecen distintas medidas de aumento y que suelen ser intercambiables entre sí.
  • Condensadores. Lentes que enfocan el rayo de luz sobre el material observado.
  • Tornillos macrométricos y micrométricos. Modulan la distancia entre los lentes y la materia observada, para permitir un enfoque mayor o menor de acuerdo al ojo del observador.
  1. Refracción y Reflexión

Refracción: Uno de los dos principios fundamentales de todo microscopio es la refracción de la luz, el cual plantea la desviación de los haces luminosos cuando atraviesan un medio determinado hacia otro. Calculada para obtener un efecto específico mediante la serie de lentes del microscopio, este fenómeno permite el agrandamiento de la imagen hasta varias veces su tamaño real.

Reflexión: Semejante al caso anterior, el principio de reflexión de la luz es aquel que permite prever el comportamiento de la luz al incidir sobre un cuerpo cuya superficie la rechace. Es el principio que opera en los espejos y permite, en el microscopio, manipular los haces de luz para concentrarlos en el objeto a observar a trasluz.


  1. Tipos de microscopios

Existen diferentes clases de microscopios, conforme al método empleado para magnificar las imágenes de la materia microscópica, a saber:

  • Microscopio óptico (simple). El más común y el primero en inventarse, emplea una lente óptica para agrandar la imagen de lo observado.
  • Microscopio compuesto. Un paso adelante del microscopio óptico (también llamado liviano), emplea un sistema complejo de lentes variables y combinadas para brindar distintos tipos de aumento sobre la materia observada.
  • Microscopio digital. Una variante contemporánea que aprovecha la tecnología computarizada para agrandar la imagen través de cámaras de altísima resolución.
  • Microscopio fluorescente. Esta variante del microscopio liviano emplea fluorescencias o fosforescencias útiles para estudios específicos de la materia.
  • Microscopio estéreo o de disección. Posee dos objetivos y dos lentes oculares para brindar al usuario una experiencia óptica tridimensional.
  • Microscopio electrónico. Uno de los más avanzados e importantes de la actualidad, emplea flujos de electrones para iluminar la materia observada y así obtener rangos de aumento imposibles con los demás microscopios.
  1. Óptica y lentes

Los microscopios no existirían sin el desarrollo de la geo, que permite entender el sistema de relaciones de la luz al impactar en la superficie de los lentes. Éstos pueden ser cóncavos o convexos, dependiendo de la orientación de su curvatura, o pueden ser simples o complejas de acuerdo a la estructura de su superficie. En esto, el microscopio es emparenta mucho con el telescopio.

  1. Preparación del objeto

Para emplear el microscopio, debemos preparar el objeto a observar, montándolo en una lámina de vidrio transparente llamada portaobjeto. Luego se recubre con otra laminilla más delgada y chica llamada cubreobjeto y, de ser necesario, se añaden tinciones o colorantes que permitan identificar lo que se busca.

  1. Microscopios virtuales

Se llama así a una técnica novedosa de análisis de zonas de datos de una muestra citológica o histológica (células y tejidos), mediante un sistema informático que reproduce la información capturada en un entorno simulado.

Esta técnica se encuentra en desarrollo en tiempos actuales, ya que permitiría la integración plena de sistemas informáticos a la investigación científica o su transmisión a lo largo de grandes distancias y en tiempo real, aprovechando las nuevas tecnologías inspiradas en Internet.

Esto supone, además, un paso hacia la automatización de ciertos procesos de análisis científico que podrían prescindir de la intervención constante del hombre, como los exámenes histológicos o de muestras sanguíneas.

  1. Importancia para la medicina

El nacimiento de la microscopía y la utilización de esta herramienta en las diversas ciencias de la vida impulsó una revolución científica que ya se insinuaba en términos teóricos.

La verificación de formas de vida más pequeñas de lo visible abolió del todo las teorías mágicas o religiosas en torno a la enfermedad, y abrió una ventana científica para el estudio verificable de los distintos agentes infecciosos (virus, bacterias, protozoarios) y de la química propia del cuerpo (exámenes sanguíneos).

  1. Cuidados

Un microscopio debe emplearse con cierto cuidado para no estropear su delicado sistema de funcionamiento, como transportarlo con ambas manos, ya que una caída es fatal; no moverlo mientras se utiliza; no tocar los lentes ni el ocular, ya que se ensucian con facilidad; o evitar por las mismas razones que el extremo del objetivo toque la sustancia observada al aproximarlo para enfocar.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Microscopio". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/microscopio/