10 Características del
Modelo de Sustitución de Importaciones  

Te explicamos qué fue el modelo de sustitución de importaciones. Además, su contexto histórico, medidas, ventajas y más.

modelo-de-sustitución-de-importaciones
Con este modelo, muchos países latinoamericanos desarrollaron industrias.

Modelo de sustitución de importaciones

El modelo de sustitución de importaciones, también conocido como industrialización por sustitución de importaciones (ISI), fue un modelo económico que adoptaron numerosos países de América Latina y otros territorios del llamado Tercer Mundo durante el primer tercio del siglo XX, especialmente durante el período luego de la Primera Guerra Mundial y la posguerra de la segunda.

Esto se debió a la drástica disminución de los productos provenientes del polo industrial de Europa, como consecuencia tanto de la Gran Depresión previa a la Segunda Guerra Mundial, como a la devastación que ambos conflictos significaron para el continente europeo. En ese sentido, el modelo se planteaba el paulatino cese del consumo de bienes importados y su reemplazo por bienes de la oferta nacional.

Esto se pretendió llevar a cabo con un Estado fuerte y proteccionista, de importantes intervenciones en la balanza comercial de estos países, mediante aranceles a la importación, tipos de cambio elevado y subsidios y apoyos para los productores locales.

¿Cuáles son sus características?

  1. Contexto histórico

La depresión económica europea que caracterizó al primer tercio del siglo XX, repercutió significativamente en la economía de los países periféricos.

Con su economía en crisis, los países europeos suspendieron la compra de bienes importados, o los tasaron con altos aranceles, buscando proteger su propio consumo.

Esto ocasionó una baja en las divisas de los países del Tercer Mundo, que a su vez se vieron incapaces de importar lo que usualmente consumían, ya que la caída en la actividad industrial significó menor consumo de materias primas. En dicho contexto surge el modelo de sustitución de importaciones como respuesta e intento de industrializar por cuenta propia sus naciones en vías de desarrollo.

  1. Importaciones y exportaciones

importación-exportación

La balanza comercial de los países se sostiene en base a lo exportado (que genera divisas) y lo importado (que las consume). Una balanza comercial saludable usualmente implica una mayor exportación o en todo caso una más rentable, que permita acumular dividendos.

Las economías dependientes, que importan gran parte de sus bienes de consumo, en cambio, son particularmente susceptibles a las influencias extranjeras y responden peor a las crisis mundiales de consumo.

  1. Objetivo

Los objetivos primordiales del modelo de sustitución de importaciones apuntan al desarrollo y crecimiento de la estructura industrial local, que empezaría a producir aquellos bienes tradicionalmente importados.

Para ello, el Estado tendría que ofrecer beneficios e incentivos económicos, así como un sistema arancelario de protección para los productos nacionales.

  1. Estrategias y medidas

Las principales medidas y estrategias del modelo de sustitución de importaciones fueron:

  • Grandes subsidios a la industria local.
  • Impuestos o barreras a las importaciones.
  • Evitar las inversiones extranjeras directas.
  • Promover la sustitución de productos extranjeros por locales y promover la exportación.
  • Sobrevaluar la moneda local para abaratar los costos de compra de insumos y maquinarias del extranjero.
  • Facilitar burocráticamente el acceso a estímulos y créditos para el crecimiento.
  1. Ventajas

Las consecuencias positivas del modelo de sustitución de importaciones tendieron a lo siguiente:

  • Aumento del empleo a corto plazo.
  • Mayor estado de bienestar y garantías sociales para el trabajador.
  • Disminución de la dependencia de los mercados internacionales.
  • Florecimiento de pequeñas y medianas industrias.
  • Menor coste de transportes (únicamente locales) que repercutió en disminución de los costos finales de producto.
  • Incremento del consumo.
  1. Desventajas

Al mismo tiempo, el modelo de sustitución de importaciones acarreó los siguientes inconvenientes:

  • Aumento general de los precios, debido al alza de consumo.
  • Aparición de monopolios y oligopolios estatales.
  • Desaparición de los mecanismos de autorregulación del mercado (por intervención estatal).
  • Tendencia al anquilosamiento y obsolescencia de las industrias locales a mediano y largo plazo, debido a la falta de competencia y por lo tanto de actualización tecnológica.
  1. Fases de la sustitución de importaciones

El proceso de la ISI comprendió dos etapas reconocibles:

  • Primera etapa. Bloqueo y desestimulación de la importación de productos manufacturados de consumo, mediante esquemas arancelarios y de barrera, a la par de estímulos económicos y otras medidas de protección para la naciente industria manufacturera.
  • Segunda etapa. Sustitución de bienes de consumo intermedios y de consumo duradero, invirtiendo para ello los capitales ahorrados durante la primera etapa (un stock de divisas en la nación).
  1. Impacto en América Latina

El modelo de sustitución de importaciones tuvo un mayor impacto en los países que facilitaron la intervención del Estado en la economía, apostando por un modelo desarrollista. En algunos casos se logró mantener el modelo durante una segunda etapa de industrialización que arrojó resultados positivos parciales, y cuyos casos más emblemáticos fueron México y Argentina (ameritan ser examinados por separado).

La capacidad industrial de la región latinoamericana se diversificó enormemente gracias a estos procesos, a los que usualmente acompañó una inversión tecnológica importante, pero en líneas generales la ISI ocurrió de manera muy desigual en el continente.

A esto se debe que aún hoy en día existan significativos desniveles económicos e industriales entre muchos de los países que aspiran a la integración económica y comercial, con entidades como Mercosur o la Comunidad Andina de Naciones.

  1. El modelo argentino

El modelo argentino defendió sobre todo el agro nacional, a la par que se protegió la industria manufacturera privada y se intentó estimular las exportaciones con valor industrial. Esto significó un cierto grado de madurez en la constitución de la sociedad argentina, con un incremento de la urbanización y del empleo formal, una amplia escolarización y desarrollo del sector de servicios.

Todo ello impactó positivamente en las remuneraciones y la seguridad social, acarreando un mayor bienestar general, pero dio pie también a la reafirmación de oligopolios locales que más adelante el propio Estado se vería obligado a combatir.

  1. El modelo mexicano

El caso mexicano es otro insigne en el continente, pues el término de la Revolución Mexicana en 1920 permitió emprender la mejoría de los grupos campesinos e indígenas, cuya participación en las revueltas populares los hacía destinatarios clave de la atención del Estado.

Así, se nacionalizó industrias petroleras y mineras, además de los ferrocarriles, que estaban en manos extranjeras, y cuando el Presidente Lázaro Cárdenas asumió la presidencia, México había sobrevivido a la Gran Depresión.

Entonces se inició la ISI que propició el crecimiento “hacia adentro”, mediante aumento de la red de carreteras, impulso al sector agrícola y reducción del control extranjero sobre la economía local. Esto se logró dando al Estado el rol protagónico en el ordenamiento y el cambio económicos en la nación.

Para la década del 40 el sector manufacturero mexicano era de los más dinámicos de la nación, de la mano de la inversión pública con subsidios, exenciones arancelarias y un crecimiento en las exportaciones que arrojó nuevas reservas de divisas.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Modelo de Sustitución de Importaciones  ". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/modelo-de-sustitucion-de-importaciones/