10 Características de los

Mosquitos

Te explicamos todo sobre los mosquitos, su anatomía, dónde viven y cómo se alimentan. Además, enfermedades que transmiten.

mosquito
Los mosquitos son insectos dípteros de cuerpo delgado y patas largas.

Los mosquitos

Se conoce como mosquitos o zancudos a los miembros de distintas familias de insectos dípteros (con un solo par de alas membranosas), de cuerpo delgado y patas largas. Su alimentación consiste en la succión de jugos internos de animales (hembras) y plantas (machos). Por eso, transmiten muchas enfermedades del ser humano y otras especies.

Los mosquitos son mundialmente conocidos. Prácticamente todos los idiomas tienen un término para nombrarlos. Su presencia puede constarse en documentos muy antiguos, como el Historia animalium de Aristóteles, donde se refiere a ellos como “empis”. Da cuenta de su ciclo doble de vida, acuática y terrestre, aunque afirma que se originan espontáneamente a partir de líquidos putrefactos.

Hoy en día se los ha estudiado en profundidad y se comprendió también que cumplen un rol importante en la transmisión de muchas enfermedades. Por eso, existen campañas destinadas a disminuir sus números o erradicarlos de las ciudades y poblaciones humanas, con el fin de disminuir la tasa de transmisión de dichas enfermedades.

Características de los mosquitos

  1. Anatomía

Los mosquitos son insectos de pequeño tamaño. Su cuerpo alargado y oscuro mide alrededor de 15 mm.

Tiene tres pares de patas delgadas y un par de alas, que al volar suelen emitir un sonido característico (y muy molesto cuando uno se dispone a dormir).

Poseen un aparato bucal con una especie de trompa que se introduce en el cuerpo de los mamíferos, aves e incluso reptiles, dependiendo de la especie. Con ella pueden succionar sangre u otras sustancias.

  1. Tipos de mosquitos

mosquito aedes zika dengue
Los Aedes son conocidos por sus franjas blancas.

Existen 39 géneros y casi 3500 especies conocidas de mosquitos en el mundo. De ellos sólo la familia culicidae es hematófaga (se alimenta de sangre) y comprende usualmente los géneros:

  • Anopheles. El más ampliamente distribuido de todos los géneros de mosquitos, con 465 especies reconocidas en todo el mundo, 50 de las cuales son capaces de transmitir 4 distintos parásitos al ser humano.
  • Culex. Otra de las especies de mayor variedad en el mundo, de las cuales sólo en Panamá, se conocen 88 especies distintas. Son capaces de transmitir distintas enfermedades de severidad y suelen picar durante la noche.
  • Aedes. Frecuente en el mundo entero, pero especialmente en las zonas tropicales y subtropicales, son responsables de numerosas enfermedades virales en el ser humano y otros animales. Son reconocibles por las bandas blancas en sus patas y cuerpo, lo cual les confiere el apodo de “patas blancas”.
  • Sabethes. De vida principalmente arbórea, estos mosquitos no suelen convivir con el humano excepto en zonas rurales, y proliferan en América del Sur y Centroamérica. Poseen escamas plateadas brillantes en sus cuerpos.
  • Ochlerotatus. Considerado también un subgénero de los Aedes, poseen las mismas marcas blancas en las patas, y se los puede encontrar incluso en locaciones de altura, en las que son infrecuentes los mosquitos.
  1. Hábitat de los mosquitos

Los mosquitos son insectos bastante cosmopolitas: están en todo el mundo. En cada sitio se han adaptado más o menos a su entorno, pero prefieren notoriamente los lugares húmedos (con presencia literal de agua) y oscuros.

Suelen hibernar en las épocas en que la temperatura desciende mucho. Se sabe que prefieren los colores oscuros y se sienten atraídos por las fuentes de calor.

  1. Alimentación de los mosquitos

Los mosquitos no son todos hematófagos. De hecho, solamente las hembras de algunas especies se alimentan de sangre. Generalmente se alimentan de un solo tipo de animal: aves, reptiles, mamíferos, etc. Los machos, en cambio, suelen alimentarse de néctar o de los jugos vegetales de frutos y plantas, mediante el mismo sistema de succión.

Existen, sin embargo, muchas especies de mosquitos que llevan dietas vegetarianas, e incluso algunas que depredan larvas de otras especies. Algunas de estas especies cumplen cierto rol de importancia en la polinización de las flores, por ejemplo.

  1. Reproducción de los mosquitos

mosquito larva reproduccion
Los mosquitos depositan sus huevos en agua estancada y allí viven las larvas.

Los mosquitos poseen un ciclo reproductivo con metamorfosis completa, es decir que deben cambiar de forma drásticamente a lo largo de sus fases previas a la adultez. Su ciclo vital suele ser de alrededor de los 15 días, dependiendo directamente del calor ambiental.

Su ciclo de reproducción inicia con la fecundación de la hembra, que para depositar sus huevos y dar inicio al ciclo requiere de haber ingerido sangre primero. Requiere de ciertas proteínas sanguíneas indispensables para la puesta de huevos.

Los huevos se depositan en aguas estancadas (hasta 1 cm de agua le es suficiente), en las que los huevos eclosionan y emergen las larvas, cuya vida es acuática y se alimentan de microorganismos. Se asemejan a pequeños gusanos que deben subir a la superficie del agua cada tanto para respirar.

Las larvas crecen hasta mudar de piel unas cuatro veces, hasta que están listas para la metamorfosis. Entonces las larvas construyen una suerte de capullo llamado pupa, en la cual sufren los cambios que darán con el adulto listo para volar hacia su vida adulta. Durante la etapa de pupa los mosquitos no se alimentan y llevan una vida quieta.

  1. Período de vida de los mosquitos

Los mosquitos viven alrededor de 15 días, excepto los machos que llevan una vida significativamente más corta (una semana). Es común que las hembras se apareen una vez en su período de vida, y que de cada puesta emerjan distinto número de larvas.

Muchas de las larvas son depredadas por peces, renacuajos y otras larvas de insectos. Sin embargo, si sobreviven, de cada una emergerá un adulto nuevo y listo para repetir el ciclo.

  1. Repelentes de mosquitos

Los mosquitos eligen a sus “presas” mediante el olor de su piel y del calor que despiden. Las pieles sudadas y calurosas son especialmente atractivas para ellos, dado que contienen más ácido láctico.

También emplean el calor y el dióxido de carbono de nuestra respiración como guía para encontrarnos incluso en la oscuridad. Esto significa que los perfumes, los colores claros (menos calurosos) y las pieles limpias disminuyen el riesgo de picada.

Además existen sustancias especialmente diseñadas para repelerlos, como los sprays de metoflutrina o los ungüentos ricos en vitamina B1, un aminoácido hidrosoluble que modifica las propiedades de la sudoración, haciendo la piel menos atractiva para el mosquito.

Existen también repelentes sonoros y de plaquetas que actúan sobre un área determinada, en lugar de sobre el cuerpo, pero su efectividad varía dependiendo del producto y de las condiciones en que se lo disponga. Generalmente los ambientes cerrados arrojan mejores resultados.

  1. Enfermedades que transmiten

mosquito fiebre amarilla vacuna
Existe una vacuna eficaz contra la fiebre amarilla, pero no una cura.

Los mosquitos son importantes transmisores de enfermedades, entre las cuales destacan:

  • Fiebre amarilla. El vector de esta enfermedad viral es el Aedes aegypti. Es conocida como el vómito negro, pues en sus casos más graves puede causar condiciones hemorrágicas y hepáticas severas, que se manifiestan en vómitos sanguinolentos. Existe una vacuna eficaz contra esta enfermedad, pero no una cura, sino un tratamiento sintomático.
  • Dengue. La conocida “fiebre rompehuesos”, por los escalofríos y fiebres elevadas que da, así como dolores de cabeza y en las articulaciones, es transmitida por el Aedes aegypti. En su versión hemorrágica llena la piel de pequeñas manchas rojas y puede llegar a ser letal si no se trata.
  • Fiebre del Zika. Causada por un virus que transmiten los mosquitos del género Aedes, tiene síntomas similares al dengue, a los que se suma la conjuntivitis, la artritis o artralgias pasajeras, durando alrededor de una semana. Sin embargo, su mayor riesgo es su vínculo con la microcefalia en fetos, por lo que las mujeres embarazadas deben evitarlo a toda costa.
  • Malaria. También conocida como paludismo, es producida por los parásitos del género plasmodium, que ingresan al cuerpo a través de la picada de los mosquitos del género Anopheles. Causa fiebres elevadas, dolores de cabeza, escalofríos, sudoración, náuseas, tos y puede también causar heces con sangre, dolores musculares, ictericia y, sin tratamiento, defectos de coagulación, insuficiencia renal y hepática, y la muerte.
  1. Prevención de enfermedades

La lucha contra las enfermedades transmitidas por mosquitos implica disminuir la exposición a estos últimos, mediante acciones simples pero eficaces, como:

  • Campañas de fumigación, especialmente en épocas de lluvia y en zonas pantanosas o húmedas.
  • Aplicación de repelentes en las casas y en el cuerpo especialmente de los más débiles (niños, ancianos, mujeres embarazadas).
  • Eliminación de las aguas estancadas, sea en recipientes con plantas, neumáticos viejos, etc. para disminuir la tasa de reproducción del mosquito.
  • Jornadas de vacunación a la población y a los visitantes, cuando posible.
  1. Diferencias entre mosquito y zancudo

No existe ninguna diferencia entre estos dos términos, que son exactamente sinónimos. La preferencia universal es por mosquito, quizás el más genérico de ambos términos.

Sin embargo, en ciertos países de la América hispana como Venezuela, Colombia, Perú, Honduras y Chile, se prefiere el uso de “zancudo”. Su etimología proviene del latín zanga, “pierna”, con un origen similar al de la palabra zancadas.

Referencias:

¿Cómo citar?

"Mosquitos". Autor: Julia Máxima Uriarte. Para: Caracteristicas.co. Última edición: 17 de mayo de 2019. Disponible en: https://www.caracteristicas.co/mosquitos/. Consultado: 25 de mayo de 2019.