10 Características de
Países desarrollados y Países subdesarrollados

Te explicamos qué es un país desarrollado y uno subdesarrollado, sus diferencias económicas, sociales y tecnológicas.

pais desarrollado subdesarrollado
Los países menos desarrollados tienen mayor desigualdad interna.

¿Qué es un país desarrollado y uno subdesarrollado?

Los países que existen en el planeta tienen distintas economías, distintas poblaciones en distintos grados de desarrollo y, en conclusión, distintos problemas. Los eventos históricos y las decisiones de gobierno pueden haber entorpecido o facilitado la resolución de esos problemas a partir de los recursos de cada país.

Algunos países han logrado resolver muchos de sus problemas de base y le ofrecen a su población cierto estado de bienestar generalizado; estos son los países desarrollados. Otros, en cambio, están aún por hacerlo o han fracasado en sus intentos, por lo que se les conoce como países subdesarrollados o países en vías de desarrollo.

No existe, sin embargo, un consenso respecto a cuáles son, justamente, los aspectos o problemas específicos que distinguen a los países desarrollados de los que no. Se entiende generalmente que en ellos se vive mejor o se tienen problemas menos graves, o que ciertas condiciones mínimas se encuentran garantizadas.

Sin embargo, no siempre se está de acuerdo respecto al uso de esta terminología, por lo que también se habla de primer y tercer mundo, de países más o menos industrializados y muchas otras formas de intentar clasificar las naciones.

  1. Medición del desarrollo

La diferencia del modelo de vida entre los diversos países existentes puede determinarse a través de distintos métodos e indicadores.

Algunos, tradicionalmente, han contemplado únicamente el aspecto económico: el margen de industrialización, el saldo de la balanza comercial o el poderío de la moneda.

Sin embargo, esos criterios dejan por fuera aspectos sociales y humanos diversos, como el margen de alfabetismo, el acceso a servicios básicos, la expectativa total de vida, etc.

Para incorporar dichos elementos, surgieron otros indicadores como el Índice de Desarrollo Humano (IDH) propuesto por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

  1. Diferencias económicas

Los países desarrollados se caracterizan, económicamente, por ser autosuficientes. Como consecuencia, siempre llevan las de ganar en el intercambio internacional.

Su autosuficiencia se debe a que poseen economías sólidas y estables. Por eso sus monedas son fuertes y estables, tienen una alta renta per cápita y grandes activos financieros en diversas formas de patrimonio.

Con respecto a la producción, explotan los recursos naturales de su territorio de manera eficaz y son capaces de exportar materiales manufacturados, con alto valor agregado. Estos productos tiene un valor muy superior al de la materia prima que requirió su fabricación.

Al contrario, los países subdesarrollados comercian siempre en condiciones de desventaja y dependencia. En muchos casos ofrecen materias primas y luego compran productos elaborados a precio mayor. Sus economías son inestables, con frecuentes altibajos y crisis, monedas débiles y altos índices inflacionarios.

Los países subdesarrollados a menudo importan más de lo que exportan. Como consecuencia, se ven en la obligación de contraer préstamos para financiarse y luchan constantemente por evitar la bancarrota.

  1. Diferencias políticas

Los países desarrollados suelen tener ejercicios políticos relativamente democráticos. Las decisiones políticas se toman con menores presiones internas y externas que los países subdesarrollados.

Estos últimos a menudo se encuentran al borde de un cambio violento de régimen de gobierno en forma de golpes de Estado o Revoluciones. Pero un factor importante es que muchas de esas revoluciones están dirigidas en función de los intereses de los países desarrollados.

La constante inestabilidad política del mundo subdesarrollado los hace menos propicios para la inversión internacional y a menudo tiene gigantescos costos económicos asociados.

  1. Diferencias sociales

pais desarrollado subdesarrollado desigualdad
Las desigualdades se dan en el acceso a bienes y servicios básicos.

Las sociedades subdesarrolladas luchan con diversos problemas sociales como altas tasas de criminalidad y violencia urbana, radicalismos políticos o sociales. A esto se suman las abismales desigualdades en el modo de vida y en el acceso a bienes y servicios.

Los ciudadanos de sus países viven vidas usualmente más cortas y en mayor riesgo de muerte violenta. Sin embargo, estas estadísticas varían enormemente entre una región y otra, dentro del mismo país.

En comparación, la vida en los países desarrollados es más apacible, más acorde a un estado de Derecho, al tener instituciones más sólidas y funcionales.

  1. Diferencias tecnológicas

La inversión en tecnología en el mundo va de la mano de la economía. Por eso, los países desarrollados son a menudo los líderes en la innovación tecnológica del planeta. Suelen contar con una industria muy desarrollada y altamente tecnologizada.

Los países subdesarrollados generalmente son importadores de tecnología. Esto representa una debilidad desde el punto de vista industrial y militar.

Una excepción a la regla lo constituyen las naciones que previamente formaron parte de países más poderosos, como las antiguas Repúblicas Soviéticas Socialistas (miembros de la URSS). Tras recuperar su autonomía, estos países se vieron propietarios de silos con armamento nuclear y otras tecnologías heredadas.

  1. Causas del subdesarrollo

No existe un consenso respecto a las razones por las que existe el subdesarrollo. Diversas explicaciones se ofrecen al respecto, que responsabilizan de ello al clima, al reparto de las riquezas naturales o a la competencia interna de las regiones.

Una de las teorías más aceptadas apunta a que el imperialismo y colonialismo con que Europa se vinculó al resto de los continentes. De los países colonizados se extrajeron minerales, materias primas y todo tipo de recursos. Además de perder muchas de sus riquezas, en estos países quedaron sociedades a medio construir.

Cuando las potencias colonizadoras decidieron que era mejor negocio liberar sus colonias, en ellas quedaron colectivos humanos de diversos orígenes, que definieron por la fuerza sus diferencias políticas. Este fue el caso de las repúblicas de África y sus numerosas guerras civiles.

Otro tanto ocurrió en las naciones latinoamericanas, que libraron cruentas y costosas guerras de independencia contra España. Cuando lograron la independencia, quedaron en un estado tal de debilidad y pobreza, que su historia económica independiente tuvo muy mal comienzo (como es el caso de Haití).

Por el contrario, los países europeos se beneficiaron tanto del reparto colonial que pudieron acumular riquezas y alcanzar la masa crítica necesaria para inventar el capitalismo y producir la Revolución Industrial. Esta ventaja histórica es uno de los factores decisivos para su desarrollo.

  1. Consecuencias de la desigualdad mundial

pais desarrollado subdesarrollado contaminacion
Los países desarrollados son los mayores responsables de la contaminación.

La desigualdad mundial genera, entre otras cosas, las siguientes consecuencias:

  • Dinámicas comerciales injustas o inequitativas, al servicio de los intereses de los países poderosos.
  • Domino militar por parte de los países desarrollados, que conduce a guerras entre ellos y con otras naciones menos potentes (injerencia).
  • Migraciones masivas desde el llamado “Tercer mundo” hacia los países del primero.
  • Los países desarrollados son los mayores responsables de la contaminación del planeta y el cambio climático. Paradójicamente, la adopción contemporánea de normas ecológicas restringe las oportunidades de los países subdesarrollados.
  • Hambrunas, miserias y conflictos étnicos, religiosos y sociales irresolubles, como consecuencia del colonialismo.
  1. Países de alta, media y baja renta

Otra de las formas de clasificación de los países se basa en lo meramente económico: la renta nacional de cada uno. Esto es, el total de los bienes y servicios producidos durante un año por todas las instancias del país, traducibles a capitales y satisfacción de necesidades.

Según este criterio, hay países de alta renta (ricos), renta media (intermedios) y renta baja (pobres). Esto se mide a partir de las cifras de su Producto Interno Bruto (PBI).

  1. Clasificación de desarrollo económico

Otro criterio de clasificación señala tres categorías:

  • Economías Desarrolladas: Naciones que han dado el salto hacia una economía de tipo industrial, capaz de elaborar productos manufacturados de alto valor agregado.
  • Economías de transición: Se encuentran en la transición (“dando el salto”).
  • Economías en desarrollo (o “de frontera”): Aún no logran alcanzar la masa crítica de bienes y capitales para hacerlo.
  1. Ejemplos

Un mapa parcial de países desarrollados y subdesarrollados apuntaría a lo siguiente:

  • Países desarrollados. Estados Unidos de América (EEUU), Australia, Nueva Zelanda, Japón, Canadá y las grandes naciones europeas: Gran Bretaña, Francia, Italia, Países Bajos, Alemania, Suecia, Noruega, Dinamarca, Finlandia, etc.
  • Países en vías de desarrollo (categoría intermedia). Rusia, Brasil, Irlanda, Chile, Uruguay, México, Polonia, Israel, India, Malasia y las potencias emergentes.
  • Países subdesarrollados. La mayoría de las naciones africanas, Venezuela, Bolivia, Perú, y casi toda Centroamérica, las naciones del Asia menor, las antiguas Repúblicas Soviéticas Socialistas y la mayoría de los países del Medio Oriente.

Referencias:

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Países desarrollados y Países subdesarrollados". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/pais-desarrollado-subdesarrollado/