10 Características del Período Clásico (América)

Te explicamos qué fue el período clásico mesoamericano y sus características más importantes. Además, sus principales cambios evolutivos.

chichen itza - civilización maya
Chichen Itza está considerada como la ciudad maya más importante.

¿Qué fue el período clásico?

El denominado período clásico americano comenzó aproximadamente sobre el año 292 después de Cristo y tuvo su final en torno al 900 después de Cristo. Incluyó cambios significativos en la cultura, el arte y la organización social de los pueblos que habitaban en la región mesoamericana, que comprende a México y una vasta zona de Centroamérica, y de aquellos que lo hacían en el Antiguo Perú.

Se lo conoce como el cuarto período de la prehistoria americana, destacándose por albergar el momento de esplendor de las civilizaciones que poblaban el continente, más aún en el área de Mesoamérica y con la cultura Maya como principal ejemplo. Los zapotecas y teotihuacanos, entre otros pueblos, también alcanzaron trascendencia en esta zona.

En tanto, en el Antiguo Perú el período clásico marca la aparición de las fuerzas militares de las culturas Moche y Nazca, que hicieron posible su dominio sobre algunos valles del sector. Posteriormente se registra una creciente influencia de las civilizaciones Huari y Tiahuanaco, que sobretodo en el primer caso llegaron a tener poder sobre la totalidad del territorio conocido como Antiguo Perú.

Algunos de los cambios más importantes que propició el período clásico americano fueron el crecimiento en general de las poblaciones, la construcción de enormes y fastuosas ciudades haciendo uso de un notable manejo de la piedra y un evidente avance en el dominio de las técnicas relacionadas con la cerámica, la metalurgia y la orfebrería. Además, lograron un mejor aprovechamiento de la agricultura en sus zonas de influencia.

Además:

Características del período clásico

  1. Auge de las ciudades

El principal cambio generado en estas culturas durante el período clásico fue la fuerte preeminencia de la ciudad sobre el campo. Las nuevas urbes concentraban la actividad económica, el flujo poblacional y la riqueza, mientras que el campo pasó a tener un papel secundario en la producción y provisión de alimentos.

  1. Comienza el comercio a larga distancia

Uno de los puntos que propició el fuerte desarrollo de las ciudades fue el auge de las actividades comerciales, creándose una revolucionaria red de comercio a larga distancia que modificó para siempre la vida de estas culturas. Se logró así la unidad de la región mesoamericana, mediante un complejo circuito comercial liderado por teotihuacanos y mayas que conectaba a todas las ciudades de la región.

  1. Se desarrolla el urbanismo monumental

Teotihuacan - ruinas aztecas
Ruinas de Teotihuacan, México.

Otra de las principales características del período clásico en América es la creación de ciudades monumentales, que evidenciaban el desarrollo y el poder de las culturas. Algunos ejemplos trascendentes pueden hallarse en las distintas ciudades de la cultura Maya y en la propia Teotihuacán.

Junto a un avanzado manejo de la piedra, las urbes mesoamericanas mostraban el progreso artístico y cultural de estos pueblos, incluyendo mosaicos, esculturas, murales, cerámica de lujo, artículos desarrollados con piedras semipreciosas o delicadas prendas de algodón, entre otras expresiones.

Además: 10 Características de la Cultura Teotihuacana

  1. Se construye bajo un modelo cósmico

Todas las urbes construidas durante el período clásico en la zona mesoamericana se edificaron siguiendo un modelo cósmico, o sea respetando una profunda relación con el posicionamiento de los astros. Esto demuestra la importancia de los conocimientos astronómicos y del mantenimiento de una armonía con la naturaleza para estos pueblos.

  1. Crecimiento de la religión

Todas las civilizaciones americanas registraron un crecimiento en la importancia de la religión durante el período clásico. Aunque existieron diferencias entre las creencias sostenidas por los distintos pueblos, las divinidades con poder sobre la tierra, el fuego, la lluvia y el clima fueron las más trascendentes.

Los sacerdotes tenían una gran influencia en la organización social, cultural y hasta económica, controlando el conocimiento astronómico, la matemática, la historia, las expresiones artísticas e influyendo en la política y el comercio.

  1. Crecimiento de la población

Los distintos pueblos registraron importantes crecimientos demográficos, mayormente debido al nuevo ordenamiento social y al auge de las ciudades. Teotihuacán, por ejemplo, concentró durante el período clásico el 75% de la población de la totalidad del área de México comprendida en la región mesoamericana.

  1. Mayor división y especialización del trabajo

Las innovaciones en las técnicas de trabajo en áreas como la metalurgia, el crecimiento del comercio y la construcción de ciudades, entre otros factores, generaron una creciente división y especialización de las actividades laborales, surgiendo nuevas profesiones y complejizándose las tareas en otras.

  1. Avances en la agricultura

Otra cuestión vital en el período clásico fueron los avances en el campo de la agricultura. Los sistemas de irrigación o de control de aguas comienzan a generar el desarrollo de zonas anteriormente no aptas para la tarea agrícola.

Con el avance del período se van concretando trascendentes obras hidráulicas, con especial aprovechamiento en la producción agrícola. También se incrementa la cantidad de especies cultivables, entre otros progresos relacionados con esta importante actividad económica.

  1. Uso de la guerra con fines de dominación y poder

Aunque la actividad bélica no fue tan intensa como en otros momentos de la historia de la región mesoamericana, durante el período clásico muchos pueblos también usaron la guerra para extender su dominio regional o para defenderse del ataque de otras civilizaciones.

Al contrario de lo sostenido anteriormente por los historiadores, se ha comprobado en las últimas investigaciones que urbes como Teotihuacán nunca pudieron haber extendido su influencia como lo hicieron sin hacer uso de la fuerza contra otros pueblos de la región.

  1. Teotihuacán como principal centro de poder

Aunque la civilización Maya logró un mayor desarrollo cultural a lo largo del tiempo, Teotihuacán fue el indiscutible centro comercial y operativo de la región durante el período clásico.

Su importancia y poder se debieron a que concentraba gran parte de los intercambios comerciales desarrollados en la extensa red de ciudades mesoamericanas. Luego de su colapso, ninguna otra urbe logró alcanzar la trascendencia comercial de Teotihuacán.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "10 Características del Período Clásico (América)". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/periodo-clasico-america/