10 Características de la
Pintura Barroca

Te explicamos qué es la pintura barroca y sus características principales. Además, cómo de desarrolló en cada país.

Judith-min
La pintura barroca se extendió entre los siglos XVII y principios del XVIII.

¿Qué es la pintura barroca?

Por pintura barroca o pintura del barroco nos referimos a las obras artísticas pictóricas producidas en el período de la historia de Occidente conocido como el Barroco (siglo XVII y principios del XVIII).

Este movimiento se caracterizó por el auge en ciertos países de los valores culturales del catolicismo y su entrada al Renacimiento, plasmados a menudo en diversas formas de arte: la literatura, la música, la danza y también la pintura.

El barroco como estilo artístico está inicialmente vinculado a la Contrarreforma católica y a la ideología monárquica absolutista, pero es posible identificarlo también en la obra de artistas pertenecientes a naciones protestantes y no absolutistas.

Esto ratifica su popularidad e importancia en su contexto histórico. Se gestó en el continente europeo pero fue transmitido a sus colonias, especialmente en Latinoamérica.

La pintura barroca reflejó la importancia de la religión en los países católicos, a la par que del gusto burgués en los protestantes, y se caracterizó por el realismo, la riqueza e intensidad de los colores, así como un fuerte contraste entre luces y sombras.

Ver también: Barroco

Características de la pintura barroca

  1. Contexto histórico

El barroco surgió en Europa en una época de grandes tensiones entre las dos grandes sectas cristianas: el catolicismo y el protestantismo, a raíz de la reforma luterana y su respuesta mediterránea, la Contrarreforma.

En ese entonces, los países europeos se dividían entre absolutistas y parlamentarios: los primeros dotados de un rey cuya voluntad era indiscutible y los segundos de un parlamento que le hacía contrapeso.

En los parlamentarios la burguesía local acumulaba nuevos poderes y se empezaban a sentar las bases del capitalismo venidero.

  1. Características generales

La pintura barroca presenció el nacimiento de nuevos géneros pictóricos, como son los bodegones, vanitas y cuadros costumbristas, que enriquecieron la iconografía religiosa heredada del medioevo.

Se caracterizó por la búsqueda de realismo a través del efectismo (los trampantojos son comunes) y de una cierta teatralidad.

La luz y el color pasaron a ser grandes protagonistas, encargados de producir la profundidad y la perspectiva, más que la línea y el trazo.

Las formas fueron particularmente abundantes (como sucedió en todas las artes del barroco) y las pinturas se llenaron de volumen y de detalle, en lo que para muchos constituyó el dominio total de las técnicas pictóricas, tanto con óleo como al fresco.

  1. La pintura barroca italiana

La pintura barroca italiana aspiró a una ruptura con el estilo manierista imperante durante el siglo XVI, mal visto en la época barroca.

Dos grupos de pintores emprendieron esta tarea: por un lado Michelangelo Merisi da Caravaggio y el naturalismo, y por el otro los hermanos Ludovico, Agostino y Annibale Carracci.

El primer grupo siguió los pasos de Caravaggio, tratando temas cotidianos desde una perspectiva un tanto tétrica, mediante efectos de luz y claroscuros. La idea de la belleza se perdió en el deseo de representar los cuerpos como son, con abundancia de detalles y sin artificios o estetizaciones.

La segunda tendencia se enmarcó en el clasicismo, tomó a pintores como Miguel Ángel y Rafael como influencia y reivindicó el imaginario mitológico greco-romano. En sus cuadros la luz es suave, el color también y a mendo pintaron frescos en los techos o las paredes.

  1. La pintura barroca española

La pintura barroca en España alcanzó un momento de gran genialidad y relevancia, en el marco del período conocido como el Siglo de Oro.

Dada la enorme explosión de talento en diversas artes, y a pesar de la profunda crisis económica que vivía el país, Madrid, Sevilla y Valencia fueron los principales enclaves de la pintura barroca española, de franca temática católica (muchas de sus obras fueron encargadas por la Iglesia).

El realismo de los cuadros, así, cuyos múltiples focos de luz generan sombras abundantes, en cuadros grandes y complejos de mucho movimiento, será utilizado por la iglesia como mecanismo para acentuar la pasión en los fieles.

Muchos pintores españoles de la época acusaron la influencia de Caravaggio y el tenebrismo italiano.

  1. La pintura barroca francesa

Cristo-tempestad-Rembrandt-min

En Francia predominaba el manierismo para la época, y la influencia del barroco lo hizo convertirse en un clasicismo bastante sobrio, habitual en el decorado de palacios y abundante en retratos y temas mitológicos.

A pesar de que hubo grandes pintores barrocos como Nicolás Poussin, la influencia del barroco no cristalizó en Francia sino hasta más adelante, dando pie al estilo Rococó.

  1. La pintura del barroco flamenca

En Flandes y Holanda surgieron dos grandísimos genios del barroco: Pedro Pablo Rubens y Rembrandt Harmenszoon van Rijn. La Escuela de Amberes fue uno de los grandes centros en los que floreció la pintura barroca flamenca, mientras que la holandesa se constituyó en una versión menos exuberante, parecida al estilo flamenco primitivo.

  1. Artistas del barroco y sus obras

Adoracion-reyes-magos-min
La adoración de los reyes magos (1629) es una obra barroca de Rubens.

El barroco fue pródigo en grandes figuras artísticas, que dejaron su marca para siempre. En la pintura destacan sobre todo artistas como:

  • Caravaggio. Genio italiano del naturalismo nacido en Milán, generó una escuela propia con su influencia: el “caravaggismo”. Algunas de sus obras más famosas son La vocación de San Mateo (1600), Judit y Holofernes (1599), El martirio de San Mateo (1600) y Crucifixión de San Pedro (1600).
  • Rubens. Nacido en la actual Alemania en 1577, fue el máximo exponente de la escuela flamenca del barroco del cual se conocen hoy casi nueve mil dibujos a mano alzada. Algunos de sus cuadros más célebres son: Las tres gracias (1639), La elevación de la cruz (1611), La adoración de los reyes magos (1629) y El juicio de París (1639).
  • Rembrandt. Pintor y grabador holandés nacido en 1606, cuya obra aparece en la llamada “edad de oro”. Su vida trágica y de ruina económica no le impidió desarrollar una extensa y poderosa obra, entre la que destacan los cuadros La tormenta en el mar de Galilea (1633), El rapto de Europa (1632), La ronda nocturna (1642) y Lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp (1632).
  • Velázquez. El máximo exponente pictórico del barroco español, Diego Velázquez, nació en Sevilla en 1599 y es considerado un maestro universal de la pintura. Sus obras más célebres son Las meninas (1656), La fábula de Aracne (1657), El triunfo de Baco (1628) y Venus en el espejo (1647).
  1. Arquitectura del barroco

Nacida en Roma en el siglo XVII y extendida hasta el XVIII por todos los estados absolutistas europeos, la arquitectura barroca se caracterizó por su utilización frecuente de puntos, curvas, elipses y espirales, además de figuras complejas y policéntricas.

Se apoyó mucho en la pintura y la escultura para la creación de sus ambientes teatrales y exuberantes, que rendían culto a los monarcas que las habían encargado.

  1. La escultura barroca

Así como la pintura, la escultura barroca aspiró a representar el cuerpo de manera natural, sin juzgarlo ni idealizarlo, y se identificó con el espíritu contrarreformista de tendencias católicas y religiosas, sin despreciar los motivos mitológicos grecorromanos.

También se integró mucho a la arquitectura y al urbanismo, sirviendo para la planificación de plazas, jardines y otros ambientes públicos y privados.

  1. La pintura rococó

El paso siguiente de la pintura barroca fue el Rococó, nacido en Francia y extendido al resto de Europa durante el siglo XVIII.

Sus temáticas glorificaron la fe y el poder civil y sirvieron de reflejo al modo de vida más bien despreocupado de las élites europeas. Además, acompañó al surgimiento de la Ilustración francesa, modelo filosófico que cambiaría al mundo entero.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Pintura Barroca". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/pintura-barroca/


Relacionados