10 Características de las

Plantas

Te explicamos qué son las plantas, cómo se reproducen, alimentan y dónde viven. Además, cómo se clasifican y ejemplos.

plantas
Aunque se originaron en el agua, las plantas conquistaron casi todos los ambientes.

¿Qué son las plantas?

Llamamos plantas a los seres vivos pertenecientes al reino plantae, posiblemente uno de los más antiguos de todos los conocidos. Además de existir plantas terrestres también son plantas las algas acuáticas. Los árboles, la maleza, el césped, las algas y los arbustos, son todos miembros de este reino.

Las plantas son indispensables para la vida tal y como la conocemos. Esto se debe a que son las responsables de la oxigenación de la atmósfera. Además, sirven de primer eslabón de las cadenas tróficas tanto terrestres como marinas, ya que dan de comer a los herbívoros o consumidores primarios.

Las plantas poseen tres rasgos comunes y principales, compartidos por todas sin importar la especie:

  • Son autótrofos, es decir, generan su propio alimento a partir de materia inorgánica.
  • Carecen de movilidad, es decir, no pueden desplazarse a voluntad como los animales.
  • Poseen paredes celulares, esto es, sus células presentan una rígida pared de celulosa aparte de su membrana celular ordinaria.

Además: Reino Plantae

Características de las plantas

  1. ¿Cuál es su origen?

Las plantas descienden de Primoplantae (Archaeplastida), las primeras algas eucarióticas fotosintéticas.

Aparecieron en la Tierra hace aproximadamente 1500 millones de años.

Se originaron a partir de un procesos de simbiosis entre un protozoo eucariota y una cianobacteria.

Esta unión dio origen al primer cloroplasto que permitió la fotosíntesis.

Estas algas conquistaron el mar y después la tierra, dando origen así a los árboles, arbustos y otras formas vegetales que hoy vemos habitualmente.

  1. Clasificación

Las plantas se pueden clasificar, a grandes rasgos, en dos grupos principales: algas verdes y plantas terrestres. Las primeras son muy anteriores evolutivamente y por eso algunos autores las incluyen en otros reinos. Sin embargo, como dependen de la fotosíntesis, actúan básicamente como plantas.

Las plantas terrestres se dividen en dos categorías:

Plantas terrestres vasculares. Llamadas plantas “superiores”, presentan una estructura completa con tallos, raíces y hojas. Se caracterizan por sus mecanismos de transporte interno (vasculares) para comunicar sus órganos a lo largo de la distancia de sus tallos. A su vez, estas plantas se dividen en:

  • Pteridofitas. Plantas sin semillas, comúnmente conocidas como helechos, presentan hojas largas y enrolladas que se llaman frondes y suelen ser de tamaño considerable.
  • Espermatofitas. Plantas con semillas, posteriores en el árbol evolutivo, y que abarca las angiospermas (flores vistosas con mucho polen) y gimnospermas (leñosas, de aspecto arbóreo). Son la variedad predominante en la Tierra.

Plantas terrestres no vasculares. Carentes de estructuras vasculares, se entiende como un grupo a medias entre helechos y algas, sin división clara entre tallo, raíz y hojas. Entre ellas se encuentran las briofitas, conocidas comúnmente como musgos.

  1. Partes que las componen

plantas semillas
Algunas semillas vuelan lejos del progenitor en busca de un ámbito propicio.

Las partes de una planta dependen del tipo de planta, pero a grandes rasgos podemos hablar de:

  • Raíces. El órgano fundamental de las plantas, con las que se nutren, absorbiendo el agua y los nutrientes del medio en que se encuentren. Se trata de un órgano que no suele ver la luz, de forma rizomática, en cuyas estructuras suelen albergarse además nutrientes y sustancias de reserva.
  • Tallo. Órgano aéreo que crece en sentido contrario de la raíz. Posee un sistema de vasos conductores que transporta la savia y las sustancias nutritivas entre la raíz y los demás órganos. Del tallo nacen, en el caso de los árboles, las ramas, que son bifurcaciones de la misma estructura corporal.
  • Hojas. Los órganos donde principalmente se realiza la fotosíntesis. Son estructuras de forma diversa (redonda, alargada) y color entre verde y rojo, que nacen del tallo o en las ramas.
  • Flores. Los órganos reproductivos de las plantas, a partir de los cuales se generan los frutos y las semillas. Comprenden generalmente estambres (órganos sexuales masculinos) y pistilos (órganos sexuales femeninos), aunque en algunos casos las plantas son de un único sexo. Otras, en cambio, nunca florecen. Los animales que interactúan con las flores (atraídos por sus colores, su aroma y su néctar) cumplen una función reproductiva, llevando el polen de una flor a otra, permitiendo el intercambio genético.
  • Frutos. Una vez fecundadas, las plantas producen frutos, que son recubrimientos carnosos o secos, pero generalmente nutritivos, que rodean a una semilla y le garantizan sustento en su germinación. En otros casos la ayudan a desplazarse lejos de la sombra del progenitor, como ocurre con las semillas que vuelan con el viento, o las que son transportadas por los animales, etc.
  1. Célula vegetal

Las células de las plantas poseen características muy propias, que las distinguen de las células de otras células eucariotas (con núcleo celular) semejantes:

  • Pared celular. Las células de las plantas poseen una pared celular hecha de celulosa (a diferencia de las de los hongos, hecha de quitina) que le otorga a la célula fortaleza, cierta rigidez y solidez.
  • Cloroplastos. Se trata de organelos en los que se alberga la clorofila. Esta es un pigmento capaz de absorber la luz en distintas longitudes de onda, reflejando únicamente la que le otorga a las plantas su color verde característico.
  • Vacuola central. A diferencia de otras células, las vegetales presentan una sola vacuola central que se halla rellena de agua y recubierta de una membrana llamada tonoplasto.

Ampliar: Célula Vegetal

  1. Reproducción sexual

plantas reproducción
Las plantas hermafroditas tienen tanto órganos masculinos como femeninos.

Algunas plantas (no todas) se reproducen sexualmente. Esta reproducción se da a través de la floración, ya que en las flores se hallan los órganos sexuales. Algunas plantas son hermafroditas y otras no. La reproducción ocurre en etapas:

  • Polinización: Los granos de polen son transportados desde los órganos masculinos a los femeninos (ya sean de la misma planta o de otra diferente) permitiendo la fecundación de los óvulos dentro del pistilo. Esto puede ocurrir por acción del viento o de animales.
  • Formación de la semilla: La semilla es un óvulo fecundado.
  • Formación de la fruta: Se forma alrededor de la semilla, es decir que contiene al embrión listo para generar un nuevo individuo si las condiciones externas le son favorables.
  1. Reproducción asexual

Este tipo de reproducción no requiere de flores ni de polinización, sino de otras partes de la planta, tales como:

  • Estolones. Tallos producidos horizontalmente al extremo de los cuales surge una nueva planta, inicialmente conectada con su progenitora. Al entrar en contacto con el suelo, forma raíces propias e inicia lentamente un proceso de autonomía.
  • Rizomas. Tallos subterráneos que se alejan del progenitor lo suficiente para permitir un nuevo brote, haciendo difícil distinguir entre la primera generación y la segunda.
  • Tubérculos. Tallos subterráneos que engrosan para almacenar sustancias nutritivas, como ocurre con los frutos, y a partir de los cuales germinan nuevas plantas que luego emergen de la tierra.
  1. ¿Cómo se alimentan?

Las plantas fabrican sus propios azúcares o almidones, a partir de la fotosíntesis. Esta es su actividad metabólica principal. Consiste en tomar dióxido de carbono de la atmósfera, agua y fotones provenientes de la luz solar, para activar una reacción química que produce azúcares y oxígeno.

Cada año las plantas convierten unos 100,000 millones de toneladas de carbono en azúcares aplicando este procedimiento. Los mismos son almacenados en la planta para su crecimiento, en forma de celulosa. Además se usan para el funcionamiento su circuito metabólico, mediante una respiración celular semejante a la de los animales.

Muy pocas plantas tienen comportamiento heterótrofo. Sin embargo, existen algunas que, fruto de la evolución, han aprendido a absorber la materia orgánica de animales (como las famosas plantas carnívoras) o del detritus.

  1. Hábitat

plantas habitat
Las plantas pueden vivir incluso en el desierto.

Las plantas se originaron en el agua, como toda la vida, pero también fueron los primeros seres vivos en colonizar la tierra y esparcirse sobre ella. Desde entonces, es posible observar especies vegetales en prácticamente todos los hábitats.

El único requisito para la presencia de plantas es la exposición a la luz solar. Incluso en desiertos cálidos (como el sahariano) o helados (como la Antártida) existen especies adaptadas a las condiciones climáticas adversas.

  1. Base de la vida en el planeta

Las plantas son fundamentales para el sostén de la vida en el planeta. Son los únicos organismos capaces de, mediante la fotosíntesis, consumir CO2 y emitir oxígeno a la atmósfera. Entre plantas y animales existe una relación recíproca en materia de gases necesarios para el metabolismo, ya que la respiración animal consume oxígeno y libera CO2.

Las plantas son vitales para la fijación de gases como el nitrógeno en el suelo, así como para la absorción del agua de las lluvias. Por eso, una región deforestada es menos capaz de retener el agua, es decir, más propensa a inundaciones y a la erosión. Además, sirven al hombre en numerosas industrias: farmacéutica, maderera, alimenticia, del papel, etc.

  1. Ejemplos de plantas

No escasean los ejemplos de plantas. Desde el césped en las plazas, los pinos y árboles de altura en los bosques, los arbustos frutales y las algas marinas, hasta los musgos en las piedras de montaña y los cactos en el desierto o las enredaderas en las paredes de la ciudad. Las plantas siempre están an nuestro alrededor.

Referencias:

¿Cómo citar?

"Plantas". Autor: Julia Máxima Uriarte. Para: Caracteristicas.co. Última edición: 17 de febrero de 2019. Disponible en: https://www.caracteristicas.co/plantas/. Consultado: 19 de julio de 2019.