10 Características de la

Población

Te explicamos qué son las poblaciones, su crecimiento, decrecimiento y densidad. Además, la pirámide poblacional y la población mundial.

poblacion gente multitud
La población es el conjunto de individuos que habitan un área determinada.

¿Qué es la población?

Por el término suele referirse al conjunto de individuos (generalmente humanos, pero no exclusivamente) que integran una comunidad o que habitan en un área o espacio geográfico determinado.Es de uso frecuente en disciplinas como la demografía, la ecología y la estadística.

El estudio de las poblaciones data de la Antigüedad, cuando el considerado padre de la demografía, el árabe Ibn Aljún (Abenjaldún en español), compuso sus obras en las que estudiaba la formación de los pueblos árabes, empleando para ello datos estadísticos por primera vez en la historia.

La palabra «población» proviene del latín populatio, “multitud”, y éste de populus, que significaba “pueblo” o “ciudadanía”. En la actualidad, las poblaciones son objeto de diversos estudios y distintas perspectivas analíticas, que intentan dar con las tendencias de formación, desarrollo y crecimiento de las comunidades de nuestra especie.

Además: Población rural y urbana

Características de la población

  1. Concepto de población

El concepto de población varía de acuerdo a la disciplina específica. Por ejemplo, para la demografía, una población es un conjunto estable y constituido de individuos, ligados entre sí por dinámicas de reproducción y por un sentido identitario en lo territorial, cultural, religioso, político, étnico y/o jurídico.

En cambio, para la biología, la ecología o la sociología, una población no es más que un conjunto de individuos que comparten una geografía específica, pudiendo así hablarse de poblaciones humanas, poblaciones de zorros rojos o de microorganismos.

En el caso de la estadística el concepto se hace todavía más abstracto: una población será un conjunto determinado de elementos de los que una porción será sometida al escrutinio o al estudio.

  1. Tipos de población

En principio, se puede distinguir entre poblaciones humanas y poblaciones animales o poblaciones vegetales, dependiendo de la naturaleza de los individuos a estudiar. En ese sentido, habría tantos tipos de poblaciones como categorías de los mismos existan.

Por otro lado, las poblaciones se pueden clasificar de la siguiente manera, atendiendo a sus consideraciones biológicas:

  • Poblaciones familiares. Aquellas en las que los individuos están unidos por un lazo de consanguineidad o parentesco.
  • Poblaciones gregarias. Aquellas formadas por conjuntos de individuos no necesariamente emparentados, pero que comparten algún tipo de movimiento grupal, ya sea con fines migratorios, defensivos o predatoriales: manadas de leones, bancos de peces, jaurías de perros, etc.
  • Poblaciones estatales. Aquellas caracterizadas por la jerarquización, especialización y reparto de labores entre sus individuos, lo cual hace posible la vida aislada.
  • Poblaciones coloniales. Aquellas que forman individuos unidos físicamente o que comparten espacios muy pequeños, en los que proliferan y del que generalmente no se movilizan, como los corales.
  1. Crecimiento y decrecimiento

Las poblaciones, sea cual sea su tipo, suelen crecer (aumentar de número total de individuos) o decrecer (disminuir de número total de individuos), de acuerdo a condiciones que pueden ser objeto de estudio. Entre ellas están:

  • Disponibilidad de recursos. Las poblaciones asentadas en un lugar donde los recursos sean más disponibles (comida, espacio, etc.) tendrán un importante elemento a su favor para crecer, mientras que aquellas que carezcan de ello crecerán más lento o, si los recursos han desaparecido de golpe, empezará a decrecer.
  • Sobrevivencia. Si las condiciones de una población permiten una larga expectativa de vida a sus individuos, es mucho más posible que se reproduzcan más de una vez y que lleven sus propias vidas a feliz término, mientras que en condiciones mucho más feroces (guerras, hambrunas, etc.) las poblaciones tienden a decrecer, ya que sus nuevos individuos no disponen de tiempo para reproducirse.
  • Movilidad. Las poblaciones no son entidades necesariamente cerradas, y es posible que los individuos cambien de población una o varias veces en la vida, ocasionando que una crezca y la otra decrezca: un migrante hace decrecer la población de partida, pero engrosa la de destino.
  1. Natalidad y mortalidad

Dos tasas o tendencias centrales que erigen el crecimiento y decrecimiento de las poblaciones son el nacimiento de nuevos individuos y su muerte. Estos son procesos que se dan en todas las poblaciones, a medida que una generación reemplaza a la otra, pero no en la misma exacta proporción.

Para comprender este proceso es por un lado el concepto de tasa de natalidad: la cantidad de individuos que nacen en un período determinado. Por otro lado, el de tasa de mortalidad: la cantidad de individuos que mueren en un período determinado.

Ambas cifras se comparan, y así podremos saber qué destino le depara a la población, por ejemplo:

  • Si la tasa de natalidad es muy superior a la de mortalidad, la población crecerá vertiginosamente.
  • Si la tasa de natalidad es apenas superior a la de mortalidad, la población crecerá lentamente.
  • Si la tasa de natalidad es igual a la de mortalidad, la población no crecerá ni decrecerá.
  • Si la tasa de mortalidad es muy superior a la de natalidad, la población decrecerá vertiginosamente.
  • Si la tasa de mortalidad es apenas superior a la de natalidad, la población decrecerá lentamente.
  1. Densidad de población

La densidad de población (o población relativa) es un cálculo que promedia la cantidad de habitantes y el espacio disponible para que habiten. Para ello se divide la cantidad total de pobladores entre el área de la superficie del territorio (hab/km2), lo cual arroja una cifra que indicará qué tan densamente poblada está una ubicación.

Si la densidad es alta, los habitantes tienen poco espacio para sí mismos, ya que son muchos para el espacio poblado; si por el contrario es baja, dispondrán de mucho espacio para sí mismos, ya que son pocos para el espacio poblado.

Por ejemplo, la ciudad de Buenos Aires tiene una densidad poblacional de 14.458,8 hab/km2, mientras que la capital canadiense, Ottawa, posee una densidad de 278,6 hab/km2.

  1. Pirámide poblacional

poblacion piramide
Las sociedades con mejor calidad de vida forman pirámides estacionarias.

La cantidad de individuos de cada sexo y franja de edad de una población se representa comúnmente en una pirámide poblacional, esto es, un gráfico que ubica en un eje X los grupos de sexo y cantidad de individuos, y en un eje Y la edad.

Así, se obtiene una visualización conjunta de la distribución poblacional en base a su sexo (varones a la derecha y mujeres a la izquierda) y edad, y dependiendo de la longevidad de la población, podremos tener estos tipos de pirámide:

  • Pirámide expansiva. Base ancha y cima estrecha, indican un predominio de la población joven, disminuyendo en número a medida que envejece. Es típica de las poblaciones con altas tasas de natalidad y mortalidad.
  • Pirámide estacionaria. De base más reducida y menos diferencia respecto a la cima, indica una población adulta predominante, pero con buena sobrevida, típica de poblaciones maduras y con mayor calidad de vida.
  • Pirámide regresiva. Con una base estrecha y cimas más extensas, indicativo de una población vieja mayoritaria, resultado de bajas tasas de mortalidad y natalidad, como en las poblaciones de crecimiento reducido.
  1. Población económica

El análisis de las poblaciones desde un punto de vista económico arroja dos tipos de habitantes:

  • Población económicamente activa. Aquellos habitantes que se hallan insertos en la dinámica productiva, es decir, que se hallan en condiciones físicas y mentales de trabajar, incluso si en el momento están vacantes. También se le llama Población en edad laboral.
  • Población económicamente inactiva. Aquellos habitantes incapacitados para el empleo por diversos motivos físicos o mentales. Se les conoce también como población dependiente, ya que debe ser mantenida por la activa.
  1. Censos poblacionales

Los censos son el instrumento por excelencia para registrar y conocer una población, especialmente las humanas. Se realiza a través de la enumeración de los habitantes y el detalle de sus características, a partir de una perspectiva social, económica, familiar, etc.

Todos estos datos luego son procesados y alimentan la elaboración de estadísticas, lo cual permite a los conductores y analistas de la sociedad comprender mejor las tendencias poblacionales de la misma.

  1. La población mundial

La población humana en su totalidad es, según censo de 2009, de unos 7 mil millones de habitantes distribuidos a lo largo y ancho de la superficie terrestre, en los 194 países reconocidos del planeta.

Si se considera que en 1804 éramos aproximadamente unos mil millones, y que en 1974 ya alcanzábamos los 4 mil millones, se verá que somos una población total en crecimiento, pero a un ritmo cada vez más lento. Se estima que alcanzaremos un equilibrio poblacional hacia el año 2093, cuando alcancemos los 11.500 millones de habitantes.

  1. Ejemplos de población

Ejemplos de población en sus diversas acepciones pueden ser la población de cucarachas comunes que exista en los kilómetros de cañería de tu ciudad, o bien los habitantes totales del barrio en que vives.

También puede hablarse de población para referirse a los  en el registro o empadronamiento electoral, o de aquellos que votaron según una u otra tendencia política (numéricamente, pues en una democracia el voto ha de ser secreto).

Referencias:

¿Cómo citar?

"Población". Autor: Julia Máxima Uriarte. Para: Caracteristicas.co. Última edición: 17 de mayo de 2019. Disponible en: https://www.caracteristicas.co/poblacion/. Consultado: 25 de mayo de 2019.