10 Características de la
Privatización 

Te explicamos qué es la privatización, su historia, ventajas y desventajas. Además, tipos de privatización, ejemplos y mucho más.

privatización
La privatización puede darse en forma total o parcial.

¿Qué es la privatización?

Se llama privatización al proceso jurídico y económico de traspaso de un bien público de cualquier naturaleza al sector privado, lo cual equivale a su puesta en venta por parte del Estado y subsiguiente compra por parte de intereses privados. Se considera en ese sentido lo contrario de la estatización o expropiación.

La privatización puede darse de distintas formas, total o parcialmente, y por diversos motivos, aunque no suele ser vista con buenos ojos.

Al abrir un sector público a la participación privada, el Estado permite que actores no gubernamentales tomen parte en la financiación, producción de bienes o prestación de servicios, conducción y recepción de dividendos de dicho sector.

Esto, entre otras cosas, tiene la consecuencia de disminuir el control del Estado sobre los bienes privatizados, lo cual puede ser visto como un intento por desmontar el Estado y dejar en manos el mercado lo que antes era regulado o controlado por la acción pública.

Características de la privatización

  1. Historia

Desde la década de 1960 los procesos de privatización han suscitado polémica, en la medida en que han tenido lugar en el mundo.

A pesar de sus detractores, es un procedimiento que sigue dándose y que en 1994 alcanzó la cifra récord de ventas de activos públicos en el mundo: alrededor de 60 mil millones de dólares.

Durante la década de los noventa, de hecho, la privatización fue una práctica llevada a cabo en diversos países de América Latina, con resultados dispares, en algunos casos desastrosos (como la Argentina del menemismo), en un movimiento económico que abogó por el retorno al liberalismo clásico, conocido como neoliberalismo.

  1. Propiedad privada y propiedad pública

La privatización supone el paso de un bien o una empresa del sector público, administrado por el Estado bajo condiciones de protección y de interés social, al sector privado, motivado principalmente por el lucro.

Es un procedimiento típico de las doctrinas económicas liberales, que entienden la propiedad privada como una condición indispensable para el crecimiento económico y la generación de riqueza.

Por el contrario, es sumamente criticado desde los sectores de izquierda, cuyos intereses sociales se ven coartados por el paso a manos privadas de los bienes que antes pertenecían a todos.

dinero-lucro
La privatización es motivada principalmente por la generación de riquezas.
  1. Tipos de privatización

A grandes rasgos se distinguen tres tipos o modalidades de privatización:

  • Transferencias de la propiedad al sector privado. Ventas permanentes que otorgan a intereses privados la propiedad de los bienes públicos por completo.
  • Concesiones y contratos. Mediante estos procesos se otorga a intereses privados algún bien durante un tiempo determinado, pudiendo recuperar luego de un tiempo la propiedad pública del mismo.
  • Participación accionaria. Ocurre cuando una empresa de propiedad pública vende o subasta acciones para recapitalizarse, permitiendo así la entrada al manejo empresarial de actores privados.
  1. Ventajas

Las virtudes de la privatización tienen que ver con el incremento de la liquidez del Estado y la liberación del mismo de deudas y pasivos, lo cual puede ser clave en momentos de necesidad económica severa.

Por otro lado, las intromisiones del Estado en materia económica son mal vistas por los defensores del libre mercado, pues lo perciben como fuente de competencias desleales, monopolios artificiales y otras formas de proteccionismo que impiden el crecimiento natural de la economía del país.

Al mismo tiempo, se aspira a que una gestión privada de ciertos bienes públicos (como los servicios básicos: luz, teléfono, etc.) signifique una mejoría en cuanto a efectividad y prestación de servicios, ya que la empresa querrá aumentar su cartera de clientes y a la vez podrá ser regulada por el Estado.

  1. Desventajas

Las privatizaciones suelen implicar reducción de personal y alza de precios de servicios o bienes de consumo, necesarias para emprender la competitividad en el mercado local.

Esto impacta negativamente, por lo general, en los sectores más desfavorecidos, que pierden su empleo o ven disminuida su capacidad de consumo, en el caso del aumento de los servicios públicos. Todo ello repercute, claro, en la economía local.

Por demás, debilitan el patrimonio del Estado y lo hacen más débil para enfrentar procesos económicos, sociales o políticos, ya que muchos de sus bienes primordiales responderán a intereses privados y a grupos de poder que, dueños de los grandes capitales, pueden influir entonces en el quehacer de la política.

  1. Etapas de la privatización

Comúnmente la privatización se da en dos fases:

  • Preparación de la venta. Donde se toman las medidas necesarias para restructurar, saldar pasivos pendientes, y se decide si correrá el Estado con ciertos gastos de reorganización previa a la venta o si se dejará que los asuma el inversionista privado.
  • Método de venta. Se dispone de los mecanismos para efectuar la venta y se toman en consideración los mercados de capitales con inversionistas estratégicos.
  • Criterio de selección de compradores. Se discierne entre los posibles inversores para garantizar el mejor destino de los bienes (a juzgar por los planes de inversión) y la mejor oferta posible (capital recuperado).
  1. Objetivos

Los objetivos de la privatización son claros: dejar que la administración privada asuma las riendas de algunos de los bienes y procesos del Estado, apostando por el que la libre competencia obligue a estos nuevos intereses a brindar un servicio organizado, eficiente y autónomo.

  1. Alternativas previas a la privatización

En muchos casos se habla de la reorganización del Estado como una etapa previa a la privatización. Esto significa que antes de vender bienes públicos o de subastar acciones de las empresas públicas, podría emprenderse una revisión de las mismas que tenga como cometido hacerlas más eficientes, más rentables, aplicando dentro del mismo Estado algunas consignas empresariales e impidiendo, así, la necesidad de privatizar.

El dilema de estas soluciones intermedias es que carga al Estado con los costos políticos y sociales de la reforma, pues a menudo implica el despido de personal o el recorte de los gastos públicos.

  1. Consecuencias

Como se ha visto antes, las consecuencias atribuidas a la privatización dependerán de la perspectiva que se tenga respecto a las necesidades económicas de un país específico y el mejor método para resolverlas.

Sin embargo, los efectos inmediatos de la venta de activos del Estado se traducen en una mayor liquidez del mismo, es decir, una mayor solvencia económica, ya que el Estado se libera de los procesos y las obligaciones del bien privatizado y además recibe una compensación económica.

Sin embargo, también pierde el control del activo vendido y eso puede significar, en adelante, mayores gastos a los adquiridos mediante la venta inicial.

  1.  Ejemplos

Las siguientes son algunas empresas latinoamericanas cuyos casos de privatización han sido emblemáticos:

  • México: Telmex, TV Azteca, CFE y Elektra.
  • Colombia: RCN Televisión, Caracol Televisión, Colombia Telecomunicaciones y ISAGEN.
  • Argentina: Telefe, Telefónica Argentina, Ferrocarriles Argentinos, Segba.
  • Chile: Radio Nacional de Chile, Entel Chile, Endesa Chile.
  • Venezuela: Cantv, Electricidad de Caracas.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Privatización ". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/privatizacion/