10 Características del
Protocolo de Kioto

Te explicamos qué es el Protocolo de Kioto, cuáles son sus objetivos y estrategias, qué países lo conforman, sus períodos y más.

Protocolo de Kioto
El Protocolo de Kioto es un tratado internacional para disminuir las emisiones de gases. 

¿Qué es el Protocolo de Kioto?

El Protocolo de Kioto es un tratado internacional establecido en 1997 con el objetivo de disminuir las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero.

Sin embargo, el protocolo fue ratificado recién en 2005 y desde entonces entró en vigencia. El primer período del Protocolo de Kioto finalizó en 2012 y en 2013 comenzó un segundo período que continuará hasta 2020.

Este acuerdo ha sido criticado porque solo obliga a actuar a los países más potentes económicamente.

Por otro lado, aunque los países comprometidos con el Protocolo han logrado una disminución de emisiones de gases tóxicos en un 7,2 %, las emisiones a nivel mundial han aumentado.

CMNUCC son las siglas que designan a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático. Esta convención es un esfuerzo internacional por reforzar la conciencia pública sobre los efectos nocivos del cambio climático causado por el hombre. El Protocolo de Kioto es la puesta en marcha de los principios de la Convención.

Puede servirte: Contaminación

  1. Objetivos del Protocolo de Kioto

A partir de su ratificación, el Protocolo establece dos fases:

  • 2005 a 2007. Período de toma de contacto
  • 2008 a 2012. Comercio Internacional de Emisiones de Kioto

Las metas durante estos años fueron disminuir principalmente las emisiones de dióxido de carbono limitando:

  • Las actividades energéticas que requirieran de instalaciones de combustión de una potencia térmica nominal superior a 20 MW
  • La producción y transformación de hierro y sus derivados
  • La producción de cemento, vidrio y cerámica
  • La producción de papel y de pasta de papel
  1. Estrategias del Protocolo

Para lograr los objetivos, el Protocolo establece que:

  • Los países más desarrollados aportarán su asistencia a otros países en tecnología y recursos financieros para lograr un desarrollo sostenible.
  • Los países más desarrollados ofrecerán incentivos para limitar la deforestación y la degradación forestal.
  • A partir del Acuerdo de Copenhague se estableció un Fondo Verde para el Clima que será el mecanismo financiero de la Convención
  1. Objetivos obligatorios

Protocolo de Kioto
El objetivo del acuerdo fue reducir en un 5% la emisión de gases inferiores. 

Los llamados “objetivos obligatorios” del Protocolo de Kioto son lograr una reducción de entre 8% y 10% de las emisiones de gases GEI.

La misión era lograr, entre 2008 y 2012, emisiones de gases inferiores en al menos un 5% a los niveles registrados en 1990 (1990 se toma como “año base”).

  1. Compromisos según países

El Protocolo de Kioto se basa en la premisa de que existe una “responsabilidad común pero diferenciada.”

Dado que no todos los países emiten la misma cantidad de gases GEI, el acuerdo establece objetivos específicos para cada uno.

La disminución de emisiones en comparación con los niveles registrados en 1990 debía ser:

  • Unión Europea 8 % en conjunto dividido en diferentes proporciones. Por ejemplo:
    • Luxemburgo 28 %
    • Dinamarca 21 %
    • Alemania 25 %
    • Francia 1,9 %
    • Finlandia 2,6 %
    • Reino Unido 12,5 %
    • Italia 6,5 %
    • Bélgica 7,5 %
    • Austria 13 %
  • Suiza y Europa Central 8 %
  • Canadá 6 %
  • Estados Unidos 7 %
  • Hungría 6 %
  • Japón 6 %
  • Polonia 6 %
  • Islandia 10 %
  1. Mecanismos de flexibilidad

Dado que no se trata de una competencia sino de un esfuerzo conjunto por disminuir las emisiones mundiales de gases GEI, el Protocolo de Kioto establece tres mecanismos de flexibilidad. El objetivo de estos mecanismos es facilitar a los países industrializados el cumplimiento de los objetivos.

  • Actuaciones conjuntas. El artículo 6 determina que un país puede invertir en otro país para desarrollar un proyecto de energía limpia.
  • Mecanismos de desarrollo limpio. A diferencia de las actuaciones conjuntas, en este caso un país desarrollado invierte en tecnologías de energía limpia en un país menos desarrollado económicamente.
  • Fondos de carbono. Los países que emiten gases GEI por debajo de los límites impuestos por el protocolo pueden vender sus “fondos de carbono” a otros países que los exceden.
  1. Efecto invernadero

El objetivo principal del Protocolo es detener y reducir el llamado efecto invernadero que sufre el planeta. En un invernadero, el calor del sol entra pero no sale, y eso hace que la temperatura aumente.

La atmósfera terrestre realiza naturalmente un proceso similar: los gases que la forman mantienen el calor principalmente en zonas cercanas a la superficie, donde la densidad del aire es mayor.

Esta particularidad es lo que permite la existencia de vida en nuestro planeta. Sin embargo, los gases creados por la contaminación atmosférica provocan un exceso de retención de calor.

Los Gases de Efecto Invernadero (GEI) retienen la energía calórica e impiden que se disipe fuera de la atmósfera terrestre.

El aumento de las temperaturas planetarias afecta a millones de organismos, causando graves desequilibrios ecológicos.

  • Gases Efecto Invernadero (GEI)
    • Dióxido de carbono CO2
    • Gas metano CH4
    • Óxido Nitroso N2O
    • Hidrofluorocarbonos HFC
    • Perfluorocarbonos PFC
    • Hexafluoruro de azufre SF6
  1. Estados Unidos y Canadá

A pesar de que estas dos grandes potencias firmaron el acuerdo que establece el Protocolo, posteriormente se retiraron.

Canadá lo abandonó en 2011 ya que no había cumplido con la reducción de emisiones prevista y de esta forma evitaba pagar las multas.

Previamente, en 2001, el gobierno de Estados Unidos se negó a participar por considerarlo ineficiente. Esta decisión tiene consecuencias a nivel mundial ya que Estados Unidos es el mayor emisor de gases GEI del mundo.

  1. Países del anexo I y II

Los anexos I y II se formaron antes del establecimiento del protocolo de Kioto, en la Convención Marco de las Nacionas Unidas sobre el Cambio Climático.

  • Anexo I. En este anexo se integran 43 partes. Se encuentran tanto países de economías desarrolladas como 14 países con economías menos desarrollados, que son los antiguos territorios de la Unión Soviética y Europa del Este que ahora son independientes.
  • Anexo II. Es un subgrupo de solo 24 partes, que son los países que forman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. El Anexo II se encarga del apoyo financiero y técnico a los países de economías más débiles.
  1. Países del Anexo B

El Anexo B es específico del Protocolo de Kioto. Incluye exclusivamente a aquellos países del Anexo I que se han comprometido a modificar sus emisiones de gases GEI, en la primera parte del Protocolo (del año 2008 al 2012) o bien en la segunda (del año 2013 al año 2020).

  1. Segundo período

La Conferencia de las Partes 18 estableció un segundo período de ocho años (1 de enero de 2013 a 31 de diciembre de 2020) en que el Protocolo de Kioto continuará en vigencia, pero con nuevas metas.

Lamentablemente, los países más industrializados (Estados Unidos, Canadá, Rusia) no respaldaron este segundo período.

Esta prórroga incluye financiamiento a países en vías de desarrollo para adaptar sus economías al respeto por el ambiente así como la educación sobre el cambio climático para crear una mayor conciencia pública sobre el tema.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Protocolo de Kioto". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/protocolo-de-kioto/