10 Características de la Química Orgánica

Te explicamos qué es la química orgánica y sus características principales. Además, su historia, importancia y ejemplos.

quimica organica
Esta rama de la química estudia las sustancias y compuestos orgánicos.

Química orgánica

La química orgánica o química del carbono es la rama de la química que centra sus intereses en el estudio de las sustancias y compuestos orgánicos, es decir, aquellos que tienen como base combinatoria el carbono y el hidrógeno, y que constituyen los elementos químicos esenciales para la vida.

La química orgánica se interesa por la estructura, el comportamiento, las propiedades, usos y el origen de este tipo de compuestos químicos, fundamentales no sólo para nuestra comprensión de la vida y de los procesos que la sostienen, sino también para la mayoría de los procesos energéticos e industriales que la humanidad ha desarrollado a lo largo de los siglos.

El origen de su nombre proviene de ciertas teorías en boga hasta el siglo XIX que suponían que todos los compuestos orgánicos eran necesariamente residuos de seres vivos, una teoría que asumía la existencia de una “fuerza vital”.

Características de la química orgánica

  1. Historia

La química orgánica se constituye como una rama importante de la química en el siglo XX, cuando fueron posibles nuevos métodos de investigación de las sustancias de origen vegetal y animal.

Sin embargo, ya en 1828 el químico alemán Friedrich Wöhler se había dado cuenta de que una sustancia inorgánica como el cianato de amonio podía convertirse en una sustancia orgánica como la urea, presente en la orina de numerosos animales, contraviniendo así la teoría de que los compuestos orgánicos requerían de la obligatoria intervención de un ser viviente.

  1. Diferencias entre química orgánica e inorgánica

La diferencia fundamental entre estas dos ramas de la ciencia estriba en el tipo de sustancias en las cuales se interesa cada una:

  • La química orgánica se centra en los compuestos con carbono e hidrógeno como constituyentes principales, fundamentales para la química de la vida.
  • La química inorgánica se ocupa del resto de los elementos, cuya participación en las sustancias vitales es posible, pero no como sus elementos esenciales. Así, hay compuestos inorgánicos que contienen carbono e hidrógeno, claro está, pero no hay ningún compuesto orgánico que carezca de ellos.

Por ello, la química inorgánica explora la juntura de los átomos mediante intercambios eléctricos, mientras que la orgánica se centra en los enlaces covalentes (compartir electrones).

  1. Elementos orgánicos

Los químicos modernos consideran elementos orgánicos a los que más usualmente aparecen en este tipo de compuestos, como son el carbono (C), el hidrógeno (H), el azufre (S), el oxígeno (O), el nitrógeno (N) y todos los halógenos. Esto no significa que en las sustancias orgánicas no tengan presencia otros elementos orgánicos y no orgánicos.

En líneas generales, los elementos orgánicos son malos conductores de calor y electricidad, son solubles en lípidos y en agua, y son combustibles.

  1. Clasificación de compuestos orgánicos

Las sustancias en que se interesa la química orgánica pueden clasificarse en:

  • Hidrocarburos aromáticos. Compuestos orgánicos cíclicos y estables, que comparte electrones en una de sus capas generando una partícula en forma de anillo.
  • Hidrocarburos alifáticos. Hidrocarburos simples no aromáticos, es decir, en una cadena lineal.
  • Heterocíclicos. Compuestos orgánicos en cuya estructura cíclica uno de sus átomos de carbono ha sido desplazado por átomos de otros elementos, como el nitrógeno, el azufre o el oxígeno.
  • Organometálicos. Compuestos orgánicos cuyos átomos de carbono se unen covalentemente a un átomo metálico.
  • Polímeros. Grandes cadenas macromoleculares constituidas por unidades menores (monómeros) y unidas entre sí por puentes de hidrógeno, enlaces covalentes o fuerzas de Van der Waals.
  1. Relación con la biología

La química orgánica es una de las ramas de la química que más estrechamente colabora con la biología, dando origen así a la bioquímica. El enfoque principal de esta colaboración es lo relacionado con los metabolismos, es decir, con los procesos moleculares que tienen lugar en el cuerpo de los seres vivos.

  1. Origen de los compuestos orgánicos

Existen diversas formas de producción de sustancias orgánicas, que son:

  • In-vivo. Este término quiere decir “en el interior de los seres vivos”, y alude a esos compuestos y sustancias que los organismos vivientes sintetizan para llevar a cabo sus distintos procesos de nutrición, reproducción, crecimiento y regulación.
  • Procesos geológicos. Algunos procesos sedimentarios pueden mantener la materia orgánica bajo condiciones específicas de presión y temperatura durante el tiempo suficiente para formar compuestos orgánicos más complejos, como ocurre con el petróleo o el gas natural.
  • Síntesis planetaria. Se han encontrado sustancias orgánicas como el ácido fórmico en la cola de algunos cometas, lo cual lleva a pensar que las condiciones para su formación espontánea fueron propicias alguna vez en el sistema solar.
  • Laboratorio. Muchas sustancias orgánicas no existirían sin la manipulación del ser humano, capaz de crearlas o recrearlas en laboratorios especializados.
  1. Isomería

Una de las particularidades de los compuestos orgánicos que más fundamental resulta para su estudio químico, tiene que ver con la posibilidad de que una misma molécula orgánica, con los mismos átomos en la misma proporción, se ordene estructuralmente de un modo distinto y dé lugar a un compuesto diferente. A estos compuestos que comparten elementos pero no estructura se los conoce como “isómeros”.

  1. Importancia de la química orgánica

La química orgánica brinda a la humanidad no sólo un mayor entendimiento de las dinámicas de la formación de la vida, entre las que se halla su propio cuerpo, sino también la posibilidad de fabricar medicamentos y de aprovechar las propiedades únicas de los compuestos orgánicos para diversos procesos industriales, desde los textiles, los plásticos, los solventes, hasta la industria energética y la petroquímica, que tienen un lugar central en el mundo contemporáneo.

  1. Ejemplos de compuestos orgánicos

Algunos ejemplos posibles de compuestos orgánicos son:

  • el benceno (C6H6),
  • la glucosa (C6H12O6),
  • el ácido láctico (C3H6O3),
  • el diesel,
  • la grasa animal,
  • los antibióticos.
  1. Ejemplos de química orgánica

Existen diversos ejemplos cotidianos de procesos que involucran a la química orgánica, como son:

  • La fabricación de jabones a partir de grasas animales y vegetales.
  • La fermentación y destilación de azúcares (carbohidratos) para obtener alcoholes y así fabricar bebidas, solventes y diversos productos.
  • La fabricación de almidones por parte de las plantas durante su fotosíntesis.
  • Los muy diversos derivados del petróleo, como el plástico, la gasolina, el benceno o el nylon.
  • La creación de antibióticos específicos para ciertos tipos de bacteria.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "10 Características de la Química Orgánica". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/quimica-organica/