10 Características Químicas del Agua

Te explicamos cuáles son las características químicas del agua, desde su estructura molecular hasta sus propiedades particulares.

agua - caracteristicas quimicas
El agua es el disolvente más universal.

Agua

El agua es, sin lugar a dudas, una sustancia fundamental para la vida y el disolvente más universal. Nuestros tejidos y el de casi todos los seres vivos la tienen como componente mayoritario.

Se estima que en la Tierra hay aproximadamente 1386 millones de km3 de agua, pero solo el 2,5 % de este total (unos 35 millones de km3) corresponde al agua que se puede potabilizar y consumir sin mayor riesgo.

De esa pequeña parte, unos dos tercios se encuentran formando las grandes masas de hielo de los casquetes polares, de modo que las reservas de agua dulce disponible para satisfacer las necesidades de la población son hoy muy exiguas, limitándose a las aguas superficiales dulces (ríos y lagos) y a los acuíferos subterráneos.

Características químicas del agua

  1. Estructura

La molécula de agua constituye un dipolo. La molécula de agua está formada por dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno y asume carácter bipolar, esto significa que tiene una región con ligera carga negativa, la del oxígeno, en tanto que la zona de los hidrógenos asume un diferencial de carga positiva. Las propiedades bioquímicas más destacadas de esta molécula se vinculan, precisamente, con esta propiedad.

  1. Fuerza de cohesión

Tiene elevada fuerza de cohesión entre sus moléculas por formación de puentes de hidrógeno. La presencia de cargas parciales positivas y negativas en una misma molécula hace que estas se comporten como imanes, en los que las partes con carga parcial positiva atraen a las partes con carga parcial negativa.

De esta forma, una molécula de agua puede unirse a otras 4 moléculas de agua a través de lo que se conoce como “puentes de hidrógeno”, que no son enlaces químicos sino interacciones electrostáticas.

  1. Incompresible

Esta característica se deriva de la anterior, pues significa que no es posible reducir su volumen aplicando presión, ya que las moléculas de agua permanecen interconectadas conservando de manera fija sus distancias intermoleculares.

  1. Elevada tensión superficial

Esto significa que su superficie opone mucha resistencia si uno pretende romperla, y esto tiene una implicancia práctica muy significativa, que es que el agua permite la suspensión y el arrastre de microorganismos, partículas gruesas y moléculas insolubles.

  1. Tiene capilaridad

Esto significa que en virtud de su tendencia a la cohesión y a la adhesión a superficies puede ascender por tubos de diámetro muy pequeño llamados capilares. Este fenómeno explica en parte por qué el agua que toma un árbol en el suelo puede llegar a su copa, o por qué un caño que va por el piso de una casa puede originar humedad en una pared que está por encima de él.

  1. Tiene acción disolvente

A causa de su carácter bipolar, el agua es un gran disolvente de sustancias polares, como sales, ácidos, bases, etc.

  1. Tiene elevado calor específico

Esta propiedad hace que se requiera mucha energía para que se eleve la temperatura de una masa de agua, sin duda más que la que hace falta para que se eleve la temperatura del aire.

Esto explica su capacidad reguladora del clima: en zonas costeras las noches son más frescas porque el sol no ha logrado calentar tanto el agua como el aire. En la práctica, el agua es el líquido refrigerante más barato para un dispositivo cualquiera.

  1. Reacciona con los óxidos ácidos

Los anhídridos u óxidos ácidos reaccionan con el agua para formar ácidos oxoácidos. Es lo que ocurre, por ejemplo, cuando el agua reacciona con el dióxido de carbono o el óxido nítrico, que genera ácido carbónico o ácido nítrico, respectivamente.

  1. Puede reaccionar con los óxidos básicos

Es decir, los de metales (como el calcio o el magnesio), y al hacerlo genera los correspondientes hidróxidos, así como con no metales, como los halógenos diatómicos, para dar, por ejemplo, ácido clorhídrico.

  1. Puede producir la hidratación de sales

Muchas sales se comercializan en sus estados hidratados (por ejemplo, el sulfato ferroso hidratado con siete moléculas de agua o heptahidratado), pues de esa manera resultan más solubles y por ende fáciles de usar; sin embargo, también hay que tener en cuenta que la hidratación de una sal puede ser un fenómeno no deseado pero que ocurre como producto de su alta hidrofilicidad.

A estas sustancias que tienden a atrapar el agua se las llama higroscópicas y pueden aprovecharse como agentes deshidratadores o “secantes”. El caso más conocido en este sentido es el del sílica-gel.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "10 Características Químicas del Agua". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/quimicas-agua/