10 Características del Reino Animal

Te explicamos qué es el reino animal, cuál fue su origen y cómo se clasifica, junto a sus características más importantes.

reino animal
Dos millones de especies distintas pertenecen al reino animalia.

¿Qué es el reino animal?

El Reino Animalia o Metazoa comprende un amplio grupo de organismos, y agrupa a todos los animales del planeta.

Las criaturas contenidas en el reino animal se caracterizan por una gigantesca diversidad morfológica y conductual, pero se distinguen de los otros reinos por su ausencia de clorofila y pared celular, su carácter pluricelular, eucariota y heterótrofo, así como por su reproducción sexual y su movilidad autónoma.

A este reino pertenecen alrededor de dos millones de especies distintas, agrupados en varios taxones (filos) y en dos grandes categorías (vertebrados e invertebrados). Este reino incluye también al ser humano.

Características del reino animal

  1. Origen

La mayoría de los filos del reino animalia aparecen en el registro fósil durante el período cámbrico, en una llamada “explosión” de vida que tuvo lugar en los océanos, hace alrededor de 540 millones de años.

Sin embargo, se carece de una explicación evolutiva adecuada para dar cuenta del origen de la vida animal, si bien se manejan tres distintas teorías:

  • La colonial: los animales nacieron a partir de colonias celulares que crecieron en complejidad.
  • La simbióntica: los animales nacieron a partir de procesos simbióticos de organismos protistas.
  • La de celularización: los animales nacieron del desarrollo de los núcleos celulares de ciertos organismos primitivos.
  1. Clasificación

Los animales pueden clasificarse en dos grandes grupos, cada uno comprendiendo un número variado de clases.

  • Vertebrados: aquellos que poseen una espina dorsal o columna vertebral, como las aves, peces, reptiles, anfibios, mamíferos, condrictios y lampreas.
  • Invertebrados: aquellos que no la poseen, como los artrópodos (insectos, arácnidos, crustáceos), moluscos, poríferos, equinodermos, anélidos, nematodos, cniarios y platelmintos.
  1. Biodiversidad

Existe casi un millón y medio de distintas especies animales en total, repartidos a lo largo y ancho del planeta. De todas las clases de animales, las más numerosas en especies son los artrópodos (1.200.000 especies), moluscos (93.000 especies), cordados (64.700 especies), nematodos (25.000 especies) y platelmintos (20.000 especies).

  1. Alimentación

La mayoría de los animales no absorben del medio ambiente los nutrientes necesarios para subsistir. Así que deben ingerirlos. De acuerdo a sus preferencias alimenticias, los animales pueden clasificarse en:

  • Herbívoros, que se alimentan de plantas.
  • Carnívoros, que depredan a otros animales.
  • Omnívoros, que se alimentan tanto de plantas como animales.
  • Detritívoros, que comen materia orgánica en descomposición.
  • Parásitos, que se alimentan a partir de otros seres vivos, sin matarlos.
  1. Movilidad

Una de las condiciones esenciales del reino animal es la movilidad de sus individuos, contrapuesta a la quietud de las plantas y los hongos, pero compartida por otros seres del reino protista. Solamente algunas pocas especies animales permanecen fijas durante toda su vida.

  1. Características celulares

Las células de todos los animales son eucariotas, es decir, poseen un núcleo definido en donde se alberga el material genético de la célula; una característica que acusa su origen común con plantas y hongos. Sin embargo, a diferencia de éstos, sus células no poseen pared celular.

Los animales son pluricelulares y gozan de un alto nivel de especialización en tejidos, muy diferenciados, cuya proteína estructural es el colágeno. Su estructura es más flexible que la de los seres vegetales, lo cual le permite cierto margen de reorganización celular.

  1. Simetría

Con la única excepción de las esponjas, los animales presenten algún tipo de simetría morfológica. Ésta puede ser de dos tipos:

  • Radial, en el caso de cnidarios, ctenóforos y algunas esponjas. Se considera mucho más primitiva. El ser vivo posee una forma circular y puede ser dividido en dos partes simétricas en cualquier dirección radial que se desee.
  • Bilateral, como en el resto de los animales. El ser vivo puede dividirse en dos partes simétricas a partir de un eje corporal vertical, que lo escinde en dos mitades idénticas.
  1. Respiración

Sin importar su hábitat (agua, aire, tierra o subsuelo) los animales respiran, es decir, consumen oxígeno del medio ambiente y liberan dióxido de carbono (CO2). Algunos incluso logran el intercambio de gases a través de la piel, como los anfibios.

  1. Reproducción y desarrollo embrionario

La reproducción animal es típicamente sexual (apenas algunas por partenogénesis), presentando gametos de tamaño muy distinto y desarrollo a través de cigoto, blástula (a la que llega éste por mitosis) y formación de un embrión.

Algunos invertebrados pueden reproducirse asexualmente en condiciones específicas, sobre todo aquellos que constituyen colonias, como el coral.

  1. Sistema nervioso

Otra condición importante de los animales es que, en su altísima especialización celular, constituyeron sistemas de células nerviosas que controlan no sólo sus movimientos, sino que les permiten registrar y determinar el entorno (sentidos) y cuyo punto máximo evolutivo es el cerebro humano, capaz de autoconsciencia, de pensamiento abstracto y complejo, de generación de sistemas de signos y de retención de memoria a largo plazo.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "10 Características del Reino Animal". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/reino-animal/