10 Características del
Reino Monera

Te explicamos qué es el Reino Monera, reproducción y hábitat de los organismos que lo componen. Además, cómo se clasifican los virus.

reino monera
Son organismos muy simples, de tamaño entre 3 y 5 micrómetros.

¿Qué es el reino monera?

Las categorías más amplias en que se clasifican los seres vivos se denominan reinos. Aunque desde los inicios de la biología las denominaciones y criterios fueron cambiando, actualmente la clasificación más extendida es:

El reino monera comprende las formas de vida más primitivas y simples de las que se tiene conocimiento, que pueden ser muy diversas en su naturaleza pero tienen un rasgo común: carecen de núcleo celular definido, es decir, son procariotas.

No se sabe demasiado respecto al tránsito entre un mundo celular procariota y el de los eucariotas, clave en el desarrollo de seres pluricelulares más complejos.

Sin embargo, todas las teorías apuntan a que un par de organismos unicelulares habrían desarrollado algún tipo de simbiosis cada vez más estrecha.

De esta manera,  uno pasó a formar parte del cuerpo del otro, y se encargó exclusivamente de algunas funciones internas de la célula hasta dar origen a un nuevo tipo de individuo.

En todo caso, se acepta generalmente que el reino monera es evolutivamente anterior a todos los demás que se conocen.

El término monera se encuentra actualmente en desuso, a favor de la clasificación de los tres dominios: eukarya, arquea y bacteria (punto 9).

Ver además: Reinos

Características del reino monera

  1. Características generales

Los miembros del reino monera pueden ser muy diversos en su forma y sus modos de vida. Sin embargo, poseen algunas características mínimas que apuntan a su simpleza evolutiva y biológica, tales como:

  • Tamaño entre 3 a 5 micrómetros. Son los seres vivientes más pequeños que existen en la naturaleza.
  • Son seres unicelulares. Se trata de organismos unicelulares procariotas, es decir, células totalmente autónomas que no forman tejidos, ni organismos más complejos.
  • No poseen orgánulos. A diferencia de las células eucariotas, más grandes y complejas internamente, las moneras no tienen ni núcleo celular, ni mitocondrias, ni plastos.
  • Reproducción asexual. Las moneras se reproducen a través de procesos que no involucran la meiosis o producción de gametos, sino por lo general la fusión binaria.
  • ADN circular. Dado que carecen de núcleo, su ADN se encuentra disperso en el citoplasma y tiene forma de círculo en lugar de doble hélice.
  • Locomoción. Generalmente se mueven a través de flagelos, pero pueden ser inmóviles también.
  • Nutrición. Por lo general las moneras son heterótrofas (saprófitas, parásitas o simbióticas) pero también pueden ser autótrofas (fotosintéticas o quimiosintéticas).
  1. Origen del término

El término “monera” proviene del griego moneres (“simple”), y ha cambiado de significado específico a lo largo del tiempo. Inicialmente fue propuesto en 1866 por Ernst Haeckel, el primero en proponer una clasificación de la vida basada en la entonces joven teoría de la evolución.

Este científico reconoció, en su clasificación de la vida, tres reinos: animal, vegetal y protista, reuniendo en el último todas las formas “simples”, entre las cuales estaban las moneras o moneres, las formas más primitivas de la vida y la base del árbol evolutivo.

Posteriormente, Edóard Pierre Chatton descubrió en 1920 que las bacterias no poseían núcleo celular. Esto permitió distinguir la vida entre procariontes y eucariontes.

A partir de entonces Fred Alexander Barkley en 1939 empleó el término “monera” para referirse a los primeros, mucho más primitivos. Según él, este reino se dividía en archeopyta (cianobacterias) y schizophyta (bacterias).

Posteriormente, Herbert Copeland reorganizó los reinos de la vida proponiendo cuatro categorías: animales, plantas, protistas (eucariontes simples) y moneras (procariotas). A dicha clasificación Robert Whittaker añadió el reino de los hongos (Fungi) y es dicha versión, revisada en 2000, la que hoy en día empleamos.

  1. Clasificación

reino monera gram positiva negativa
Algunas bacterias se clasifican según su reacción a un pigmento.

Inicialmente, este reino se subdividía en dos categorías: bacterias y arqueas, cada una con su propia subclasificación. Sin embargo, tras el descubrimiento del ADN ribosomal, se pudo establecer una nueva clasificación procariótica en cuatro segmentos distintos:

  • Mendosicutes, Arqueas o arqueobacterias. Su nombre significa “antiguas”, pues al principio se suponían una especie de protobacterias. Su clasificación es difícil, dado que son muy pequeñas, pero poseen rutas metabólicas y procesos internos más semejantes a los eucariotas que a los procariotas tradicionales. Sin embargo, son mucho más versátiles en su nutrición que los eucariotas y pueden habitar en ambientes hostiles.
  • Mollicutes, Tenericutes o micoplasmas. Un tipo de bacterias sobretodo parásitas, que carecen de la pared celular de la mayoría de las bacterias y que poseen una forma y un código genético bastante simplificado.
  • Gracilicutes o bacterias gram negativas. Se trata de un supergrupo de bacterias que conforman los grupos Spirochaetes, Proteobacteria, Planctobacteria. Poseen una delgada piel de mureína y una doble membrana plasmática, razón por la cual no son susceptibles a la tinción de Gram, adquiriendo un color rosado en lugar de azul bajo dicho procedimiento.
  • Firmicutes o bacterias gram positivas. También llamadas endobacterias, poseen una gruesa pared celular y forma de bacilo o de coco. En esta categoría se hallan las bacterias gram positivas, aquellas que responden a la tintura de Gram adquiriendo color azul o violeta. Están asociadas a numerosos procesos de fermentación de la materia orgánica.
  1. Reproducción

Como dijimos antes, la reproducción de las moneras es siempre asexual. Puede ocurrir por fisión binaria (nunca por mitosis) o por conjugación o intercambio limitado de material genético (parasexualidad). Esto representa una desventaja evolutiva respecto a la reproducción sexual, que permite mayores márgenes de variedad genética.

  1. Hábitat

reino monera intestinos
En el intestino de animales y seres humanos, algunas viven en perfecta simbiosis.

Las moneras son formas de vida tremendamente resistentes, que se encuentran en prácticamente todos los hábitats posibles del planeta, formando colonias de individuos que explotan los recursos nutricionales a su alrededor.

Podemos hallarlos en el intestino de la mayoría de los animales. Puede ser que se encuentren en perfecta simbiosis con ellos o, por el contrario, parasitando su sangre y sus tejidos en infecciones capaces de matarlos.

También se encuentran en las aguas dulces y saladas, en los hielos polares, en el fondo marino en donde no llega la luz, e inclusive en las rocas minerales bajo tierra.

  1. Moneras y protistas

Como vimos anteriormente, las moneras y los protistas son reinos distintos. Sin embargo, comparten su simpleza biológica y ambos son, en su gran mayoría, organismos unicelulares.

Pero una gigantesca diferencia evolutiva los separa: la presencia de un núcleo celular, es decir, que los protistas son eucariontes mientras que las moneras son procariotas.

  1. Importancia

reino monera importancia celula
Por ser tan simples, pudieron sobrevivir cuando no existían otros organismos.

Dado que aún hoy en día podemos hallar moneras en hábitats hostiles a las demás formas de vida, se cree que su simpleza y carácter primitivo les permitió surgir en las hostiles condiciones que existían en nuestro planeta en sus primeras etapas.

Es decir que el reino monera fue el primero en existir. Su comprensión es, por ende, la comprensión del origen mismo de la vida en nuestro planeta.

  1. Virus

Los virus son un caso muy particular de la biología, pues a pesar de ser formas biológicas sumamente simples, no se encuentran entre las moneras, y deben ser clasificadas de manera totalmente independiente.

En sentido estricto, los virus son mucho más básicos que las bacterias, pero no pueden sobrevivir sin éstas. Dependen de ellas (y de otros tipos de células) para reproducirse: les inyectan su material genético parasitario y así la bacteria es  forzada a sintetizar las proteínas del virus.

Desde cierto punto de vista, se ignora si los virus realmente son formas de vida, o algo enteramente diferente.

  1. Moneras en los tres dominios

El científico Carl Richard Woese propuso, a finales del siglo XX, una clasificación de los organismos no en reinos sino en tres grandes dominios, órdenes o superreinos:

  • Eukarya. En donde se hallan todos los seres vivos cuyas células poseen núcleos bien definidos: plantas, animales, hongos y protistas.
  • Archea. Procariontes sumamente simples y abundantes en el planeta, pero difíciles de cultivar en laboratorio. Son organismos acostumbrados a hábitats extremos en los que aprovechan la energía química de los volcanes o aguas termales, por ejemplo, y que serían parte de los “reinos originales” junto con las bacterias.
  • Bacteria. Inicialmente llamado eubacterias, son evolutivamente diferentes de las arqueas, según el análisis de su ARN ribosómico. Poseen pared celular y son el más antiguo de los tres dominios, uno de los más variados y de los más simples.
  1. Ejemplos

reino monera ejemplo tetanos
El Clostridium tetani causa el tétano, una enfermedad que puede ser letal.

Ejemplos de integrantes del reino monera son las diversas bacterias conocidas por la humanidad, como:

  • Escherichia coli, un bacilo gramnegativo que a menudo parasita el tracto digestivo humano.
  • Clostridium tetani, una bacteria muy común en el suelo y en el tracto digestivo de los animales, que puede causar en el ser humano el tétano, una enfermedad letal, al ingresar a la sangre.
  • Plantoea stewartii. Bacteria que afecta a las plantas, especialmente a distintos tipos de maíz, comúnmente combatida en los cultivos de América del Norte.

Referencias:

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "Reino Monera". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/reino-monera/