10 Características del Reino Vegetal (plantae)

Te explicamos qué es el reino vegetal y cuáles son sus características principales. La fotosíntesis, alimentación, evolución e importancia.

selva - reino vegetal
El reino plantae comprende todas las formas vegetales de vida.

¿Qué es el reino vegetal?

El reino vegetal, también llamado reino plantae (del latín “plantas”), es uno de los seis reinos de la vida conocidos, en la clasificación contemporánea llevada a cabo por la biología. Este reino comprende todas las formas vegetales de vida, es decir, todas aquellos organismos pluricelulares inmóviles que obtienen su energía de la fotosíntesis.

El reino vegetal es uno de los más antiguos identificados por el hombre, principalmente para oponerlo al reino animal (animalia), caracterizado por el movimiento y por su necesidad de consumir materia orgánica para obtener alimento.

No existe un acuerdo uniforme respecto a qué se consideran plantas y qué no, pero en líneas generales el grupo contiene a todas las plantas terrestres y las algas acuáticas. Se considera que todas estas formas de vida descienden de un primoplantae, que es como se denomina al primer ser vivo que fue capaz de llevar a cabo la fotosíntesis.

Características del reino vegetal (plantae)

  1. Término

El nombre de este reino, “plantae”, proviene del término en latín para “brote” o “retoño”, así como de la parte de los pies que está en contacto con el suelo. De allí que las consideraciones iniciales respecto a las plantas tomen en consideración el hecho de que nacen en el suelo.

  1. Diferenciación celular

Los seres vivos del reino plantae son pluricelulares, y sus células se caracterizan por presentar una pared celular constituida por celulosa, un polisacárido orgánico semejante a ciertos azúcares del cuerpo de los animales. Además, las células vegetales poseen cloroplastos, organelos en los cuales almacenan la clorofila indispensable para llevar a cabo la fotosíntesis y que les confiere su característico color verde.

  1. Alimentación

Las plantas son seres autótrofos, es decir, que generan su propio alimento. Esto lo llevan a cabo mediante la síntesis de la luz solar (fotosíntesis) y el aprovechamiento de recursos inorgánicos cercanos, como el agua, las sales, minerales y otros elementos que absorben a través de sus raíces.

Existen, sin embargo, otras formas de plantas capaces de alimentarse de otros seres vivos, como es el caso de las plantas “carnívoras”, que poseen organelos para atraer y capturar insectos, y luego digerirlos para aprovechar sus nutrientes.

Las plantas son capaces también de respirar, tal y como los seres animales, para mantenerse vivas durante la noche, cuando no hay luz solar que sintetizar.

  1. Inmovilidad

Los integrantes del reino plantae carecen de la capacidad de locomoción a voluntad, es decir, no pueden moverse cuando así lo deseen, y suelen estar fijos en un sustrato (como la tierra). Las algas, por ejemplo, flotan en el agua de mares y ríos, desplazándose con la corriente, pero son incapaces de decidir hacia dónde van.

Algunas plantas poseen capacidad de fototropismo, que es un movimiento estructural vinculado a su modo de crecer, para propiciarse un mayor encuentro con la luz solar o para evitar fuentes de malestar cercanas. No obstante, este movimiento es tremendamente lento e imperceptible.

  1. Fotosíntesis

El proceso en el que las plantas sintetizan su energía química a partir de la luz del sol, la fotosíntesis, involucra la clorofila almacenada en las ramas y hojas de las mismas, junto con agua y dióxido de carbono (CO2), para obtener ATP (Adenosín Trifosfato, un modo de almacenamiento de energía) y liberar oxígeno.

La fórmula general de este proceso es: H2O → 2H+ + 2e + ½ O2

Existe una variante de la fotosíntesis que no involucra oxígeno, sino otras sustancias como el azufre, característica de ciertas bacterias que aprovechan el sulfuro de hidrógeno en lugar del agua: H2S → 2H+ + 2e + S

  1. Reproducción

A diferencia de los animales, los seres vegetales se reproducen de dos modos distintos: sexual y asexual.

  • La reproducción sexual o polinización. Ocurre cuando la acción del viento o de insectos errantes llevan el polen de una flor de una planta, a los pistilos de otra, permitiendo así el intercambio de material genético. Las flores así fecundadas se tornan luego en fruto, que madura y cae, siendo transportado por efectos mecánicos o por acción de otros animales hasta otros lugares en donde la semilla tocará la tierra y germinará, produciendo una planta nueva.
  • La reproducción asexual o rizomática. No involucra las flores, sino otras partes de la planta como raíces, estolones o rizomas, cuyo crecimiento ocasiona la gestación de un individuo idéntico genéticamente al anterior, pero joven.
  1. Origen evolutivo

Los primeros seres vivos del reino plantae se originaron en la Tierra en el mezoproterozoico, hace 1500 millones de años, y es probable que fueran algún tipo de alga. Su origen se ha identificado en la simbiogénesis (una simbiosis tan estrecha que da origen evolutivo a un ser vivo distinto) entre una cianobacteria y un protozoario biflagelado: el primero pasaría a formar parte del cuerpo del segundo y así nacerían los cloroplastos.

  1. Hábitat

Las plantas, en tanto requieren de un hábitat fijo para desarrollarse, han colonizado tanto el agua como la tierra, y cuentan con presencia en todos los ecosistemas conocidos. La vida vegetal se ha adaptado incluso a las condiciones más extremas de clima y geografía, existiendo en desiertos, tundras y lechos submarinos.

  1. Importancia

La vida vegetal es imprescindible para el sostén de la vida toda como la conocemos, ya que no sólo son los organismos productores del oxígeno que respiramos los seres animales, sino que además ayudan a controlar gases de efecto invernadero como el CO2 y contribuyen con la absorción del agua en diversos tipos de suelo, impidiendo su acumulación descontrolada que pudiera saturar el suelo y conducir a inundaciones y deslaves.

  1. Amenazas

Las principales amenazas para la vida vegetal del planeta están vinculadas con la actividad de los seres humanos. La tala indiscriminada, que reduce drásticamente el número de árboles de gran tamaño en los bosques y selvas, así como la alteración química de suelos y aguas, conducen a la extinción de especies y el desbalance de los ciclos ecológicos, teniendo como resultado una disminución drástica de la vida vegetal del planeta en los últimos siglos de su existencia.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "10 Características del Reino Vegetal (plantae)". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/reino-vegetal-plantae/