10 Características de los Reinos

Te explicamos qué son los reinos y cuáles son las características principales de cada uno. Además, cuál es su origen y cómo se clasifican.

reino animal
El reino animalia es uno de los seis reinos que clasifican la vida.

¿Qué son los reinos?

Los reinos de la vida, también conocidos como los seis reinos, son una clasificación y ordenamiento de todos los seres vivos conocidos (taxonomía), aceptada y manejada por las distintas ciencias y conocimientos para el estudio sistemático y comprensión de la vida como la entendemos.

Los reinos se determinan a partir de las semejanzas y diferencias que presentan sus funcionamientos biológicos y bioquímicos, tales como anatomía, nutrición, reproducción, conducta, etc., de manera que a cada uno de estas categorías, llamadas “reinos”, corresponda un perfil de características comunes a todos los miembros del grupo. Las mismas, además, permitirán distinguirlos de los que pertenecen a los otros reinos.

Existen seis reinos de la vida, a saber: reino vegetal (plantae), reino animal (animalia), reino protista, reino arquea (archaea) y reino hongos (fungi).

Características de los reinos

  1. Origen

La clasificación de la vida en reinos proviene de la antigüedad, cuando Aristóteles propuso que la vida existía en dos grandes grupos: vegetal y animal. Los primeros eran estáticos y fotosintéticos, los segundos móviles y respiran.

El reino protista se incorporó en el siglo XIX, gracias al naturalista alemán Ernst Haeckel, y cinco reinos distintos se establecieron en 1969, de mano de Robert Whittaker, añadiendo los hongos y moneras (procariotas).

Este último modelo, con algunos ajustes posteriores, seguirá en vigencia hasta 1977, cuando el microbiólogo estadounidense Karl Woese, ayudado por los avances en materia de genética, descubrió el reino de las arqueas.

A partir de entonces se propuso un nuevo modelo de organización, con tres grandes Dominios: Bacteria, Archea y Eukarya, de donde se desprenderían luego seis reinos: animalia, plantae, archaea, fungi, protista y bacteria.

Sin embargo, no existe un consenso definido respecto al criterio definitivo. Algunos modelos contemporáneos proponen hasta siete reinos distintos y dos superreinos distintos.

  1. Debate

El modelo mayormente aceptado distingue seis reinos de la vida, a saber: animales, plantas, hongos, protistas, bacterias y arqueas.

La dificultad para establecer un criterio sencillo se debe a que existen relaciones filogenéticas (evolutivas) entre los distintos reinos, ya que algunos dieron origen a otros y por lo tanto comparten algunas características esenciales, pero no constituyen el mismo tipo de formas de vida.

  1. Superreinos

La mayoría de las clasificaciones actuales de la vida acepta como punto de partida en la organización la existencia de dos superreinos: procariotas y eucariotas. Se distinguen entre sí a partir de la ausencia o presencia de núcleo celular en los organismos o en las células que los integran.

Así, los procariotas (prokaryota) son seres vivos por lo general unicelulares, cuyo ADN está disperso en el interior de la célula, sin núcleo definido. En cambio, los eucariotas (eukaryota) son seres vivos cuyas células (tanto unicelulares como complejos) poseen un núcleo verdadero en donde se almacena el material genético.

Una vez establecidos los superreinos, puede procederse a la organización en seis reinos reconocidos, pero distinguiendo entre los procariotas (2) y los eucariotas (4).

  1. Reinos procariotas

Sólo dos reinos forman parte del superreino procariota: las arqueas y las bacterias.

  • Reino Bacteria. Se trata de los seres más abundantes del planeta, monocelulares, con pared celular de peptodiglicano y en su mayoría heterótrofas aeróbicas (se alimentan del medio circundante y requieren de oxígeno). Sin embargo, muchas de ellas son capaces de hacer fotosíntesis.
  • Reino Archaea. A diferencia de las bacterias, estos organismos unicelulares no presentan peptodiglicano en su pared celular, sino glicoproteínas u otras sustancias. Son muy numerosas en el planeta, incluso en los ambientes más hostiles. Durante mucho tiempo se consideraron parte del reino monera y se llamaron arqueobacterias, hasta que se determinó su mayor semejanza con los eucariotas que con el reino bacteriano.
  1. Reinos eucariotas

Los reinos eucariotas son cuatro, quizás los más conocidos: animales, plantas, hongos y protistas.

  • Reino Protista. Los organismos eucariotas más simples que existen, son un grupo de protozoos, algas y mohos mucilaginosos por lo general unicelulares. Constituyen un grupo basal, es decir, un estado intermedio entre los procariotas y los demás reinos de eucariotas.
  • Reino Plantae. Lo que comúnmente conocemos como plantas, son seres mayormente multicelulares y autótrofos, cuyas paredes celulares tienen celulosa y cuya nutrición se produce gracias a la fotosíntesis, para lo cual precisan de clorofila, agua y luz solar.
  • Reino Animalia. Lo que ordinariamente llamamos animales: seres multicelulares, heterótrofos, que se nutren por respiración (oxígeno). Presentan células sin pared, sistema nervioso, son capaces de movimiento a voluntad y su proteína estructural es el colágeno. Su reproducción es sexual.
  • Reino Fungi. Estos seres heterótrofos, aerobios y mayormente multicelulares tienen paredes celulares de quitina. Su reproducción es mediante esporas.
  1. Ejemplos

A continuación brindamos algunos ejemplos de cada reino de la vida:

  • Reino Bacteria. Escherichia coli, una bacteria ubicada normalmente en el tracto intestinal de animales de sangre caliente; Acidovorax avenae, una fitobacteria que afecta la caña de azúcar.
  • Reino Arquaea. Cenarchaeum symbiosium, una arquea que vive en simbiosis con ciertas esponjas marinas y en ambientes fríos y templados; Caldiarchaeum subterraneum, una especie de arquea encontrada en el fondo de una mina de oro en Japón.
  • Reino Protista. Las amibas de vida libre (patógenas o no) como Naegleria fowleri que se encuentra en aguas dulces y templadas estancadas; las algas cromofitas capaces de hacer fotosíntesis; los pseudohongos (pseudofungi), mohos semejantes en apariencia a los hongos.
  • Reino Plantae. La mayoría de los árboles, plantas y vegetales conocidos son un buen ejemplo de este reino: desde el los rosedales en nuestro jardín, los pinos de un bosque o los sargazos en el mar.
  • Reino Fungi. Los hongos tanto parásitos como descomponedores son un ejemplo válido: desde los que pueden aparecer en la piel de los corredores (“pie de atleta”) y que requiere tratamiento, hasta los champiñones que cultivamos para comer.
  • Reino Animalia. El ser humano mismo es un ejemplo de este reino, pero también los peces, las aves, los mamíferos todos y los reptiles y lagartos.
  1. Diferencias

Las diferencias entre los seis reinos son numerosas y significativas, pero por lo general estriban en:

  • Su reproducción. Sexual o asexual, dependiendo de si involucra a dos individuos para crear uno nuevo o si un individuo puede dividirse en dos nuevos.
  • Su alimentación. Algunos seres vivos pueden generar su propio alimento (autótrofos), mientras que otros deben ingerirlo del entorno (por ejemplo, de la materia orgánica en descomposición) o de la asimilación de otros seres vivos (depredadores).
  • Su metabolismo. Mientras algunos seres vivos obtienen energía de la fotosíntesis, es decir, del aprovechamiento de la luz solar, otros lo hacen a través de la respiración celular, quemando oxígeno y azúcares.
  • Su bioquímica. Los distintos reinos muestran sustancias elementales distintas, tanto en la constitución de sus células (distintos tipos de pared celular y de membrana), como en las sustancias elementales de su organismo.
  • Su genética. La disposición del material genético, la forma en que éste permite la traducción y síntesis de proteínas necesarias para la vida.
  • Su comportamiento. La posibilidad de locomoción (moverse) es característica de ciertos seres vivos, mientras que otros son completamente estáticos. La inteligencia, tal y como la entendemos los humanos, es exclusiva del reino animal, del mismo modo.
  1. Semejanzas

De la misma forma, existen características comunes a todo lo que conocemos como organismo vivo, siendo la más importante el afán por reproducirse y perpetuar la especie, pero también la presencia de un código genético prácticamente idéntico en todas las formas de genoma (se conocen 22 actualmente). Esto último apoya la teoría de que todos los seres vivos provendrían evolutivamente de un mismo origen.

  1. El ancestro universal

Los estudios de biología suponen la existencia de un ancestro universal para todos los reinos y dominios conocidos de la vida. Esta forma de vida se denomina LUCA (por sus siglas en inglés: Last Universal Common Ancestor) y sería el hipotético primer organismo vivo del cual provendríamos todas las formas de vida existentes.

  1. Subdivisión

Los reinos se dividen en categorías inferiores organizadas, que comparten características secundarias y a su vez se distinguen en otras subcategorías y así sucesivamente hasta llegar al nivel primario: la especie. En líneas generales el orden de categorías sería el siguiente, de mayor a menor:

  • Superreino, Imperio o Dominio
  • Reino
  • Filo o división
  • Clase
  • Orden
  • Familia
  • Género
  • Especie

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "10 Características de los Reinos". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/reinos/