— Definición y características —

Renacimiento y Humanismo

Te explicamos qué fue el Renacimiento, qué es el humanismo, las características de cada uno y la relación entre ambos.

renacimiento y humanismo miguel angel david
El humanismo fue una forma de pensamiento que dio lugar al Renacimiento.

¿Qué son el Renacimiento y el humanismo?

Los conceptos del humanismo y el Renacimiento se hallan muy emparentados, en gran medida porque el segundo fue consecuencia de la difusión de las ideas del primero, es decir, de lo que hoy en día llamamos humanismo renacentista. Pero para distinguir bien qué es cada cosa, debemos dedicarles nuestra atención por separado.

En primer lugar, en el siglo XIX fue llamado Renacimiento el movimiento artístico y cultural gestado en Europa Occidental durante los siglos XV y XVI, y que marcó la transición entre el mundo medieval y el mundo moderno.

Su epicentro fue la ciudad italiana de Florencia, desde donde irradió hacia el resto del continente, transmitiendo una serie de cambios profundos y revolucionarios en las artes, las ciencias y el pensamiento en general. Su nombre se debe a que rompió con las consideraciones tradicionales del Medioevo, volviendo a conectarse con la tradición clásica grecolatina, en lo que se entendió como el “renacimiento” de Europa.

Ahora bien, ¿por qué se produjo el Renacimiento? Hubo distintas causas, como el debilitamiento de la Iglesia Católica en Europa. Sin embargo, la causa más importante del Renacimiento fue la difusión de las ideas del humanismo de la época (hoy en día lo llamamos humanismo renacentista, para distinguirlo de sus variantes posteriores). ¿Y qué es el humanismo?

El humanismo es una doctrina de pensamiento, o sea, un conjunto de corrientes filosóficas que tienen que ver con la existencia humana y con nuestra manera de entender el mundo. Tienen como punto común la fe en la inteligencia y la autodeterminación humanas, esto es, que los seres humanos podemos ser dueños de nuestro destino, y no estamos sometidos al mandato de Dios, como sostenía el pensamiento religioso medieval.

Así, el humanismo situó al ser humano en el centro del orden de las cosas, en lugar de a Dios, y sentó las bases para el surgimiento de un pensamiento propiamente científico, libre de la superstición y los mandatos religiosos.

Como podemos ver, ambos conceptos fueron clave para la construcción del mundo moderno, a partir de los siglos XV y XVI. De hecho, el Renacimiento culminó en el siglo XVIII, en plena Edad Moderna, pero el humanismo se encuentra vigente en sus variantes contemporáneas.

Puede servirte: Arte neoclásico

Características del Renacimiento

renacimiento y humanismo mitologia
El arte del Renacimiento tomaba temas míticos griegos, romanos y bíblicos.

A grandes rasgos, podemos caracterizar el Renacimiento de la siguiente manera:

  • Se trató de un cambio radical de paradigma en las artes y las ciencias, fruto de un cambio a su vez mayor en la manera europea de pensar. En ese sentido, fue también un fenómeno político y cultural que abarcó el continente europeo casi por completo.
  • Tradicionalmente se lo ubica en los siglos XV y XVI, pero es posible rastrear sus antecedentes hasta el siglo XIII, en el que hubo artistas hoy en día tenidos por precursores del Renacimiento, como los pintores italianos Cimabue (1240-1302) y Giotto (1267-1337), o el escultor Nicola Pisano (1215-1278).
  • El nombre “renacimiento” (en italiano Rinascita), que alude al revivir de la cultura grecorromana europea, le fue puesto al movimiento en el siglo XIX por el artista e historiador italiano Giorgio Vasari (1511-1574).
  • Sus temas predominantes provienen de la mitología griega, aunque también hay presencia de motivos bíblicos y cristianos. No se trata de que la Iglesia desapareciera de un día para otro, sino que fue perdiendo su control sobre el quehacer artístico y cultural.
  • Aunque sus nexos con el arte medieval son evidentes, el arte renacentista buscó alejarse lo más posible del imaginario del Medioevo y volver a las raíces grecolatinas de Occidente. Para los autores renacentistas, el arte medieval estaba indignamente sometido a las presiones religiosas de la Iglesia, y como tal había abandonado su capacidad de representar la realidad, para ponerse en cambio al servicio de los valores religiosos.
  • El éxito artístico del Renacimiento se debió en buena medida al mecenazgo: las clases altas y adineradas patrocinaron a los artistas insurgentes y exhibieron sus obras como muestra de refinamiento y buen gusto, por lo que no eran pocos los encargos que se hacían a los artistas. La familia florentina de los Médicis o el propio papado en Roma fueron grandes mecenas del arte.
  • En materia artística, se distinguen dos etapas del Renacimiento: el Quattrocento o Primer Renacimiento, que abarca todo el siglo XV; y el Cinquecento o Renacimiento pleno, que abarca el primer cuarto del siglo XVI. Es en este último período cuando surgen los grandes nombres artísticos del Renacimiento: Leonardo da Vinci (1452-1519), Rafael Sanzio (1483-1520) o Miguel Ángel Buonarotti (1475-1564), entre otros.
  • En cuanto a las ciencias, se produjo en el Renacimiento una absoluta revolución que cambió para siempre la visión del mundo del Medioevo, controlada por las concepciones religiosas. De especial importancia fue el desarrollo de la astronomía y la postulación por parte de Nicolás Copérnico (1473-1543), y su posterior defensa y sistematización por parte de Galileo Galilei (1564-1642), del modelo heliocéntrico: que el Sol es el centro espacial en torno al cual gira la Tierra, y no viceversa, como se pensaba hasta entonces.
  • Además, hubo importantísimos avances en la incorporación de las matemáticas al pensamiento científico, lo cual se tradujo en adelantos notables en las ciencias naturales. La física, la geografía, la cartografía y especialmente la anatomía y la medicina fueron también campos en los que el desarrollo no tuvo parangón.
  • Destacó en la época renacentista la figura del polímata, cuyo mejor ejemplo es el propio Leonardo da Vinci: una persona interesada y proficiente tanto en las artes como en las ciencias, y que cultiva un fervor intenso por el conocimiento de cualquier tipo.

Más en: Renacimiento

Características del humanismo renacentista

renacimiento y humanismo imprenta
La invención de la imprenta fue uno de los factores que impulsaron el humanismo.

Por su parte, podemos caracterizar a grandes rasgos el humanismo renacentista de la siguiente manera:

  • Se trató de un movimiento intelectual, filosófico y cultural estrechamente vinculado con el Renacimiento, que gobernó el pensamiento europeo desde sus inicios en la Italia del siglo XV, hasta finales del siglo XVI. A partir de ese momento se diversificó y transformó en una multitud de corrientes humanísticas, muchas de las cuales sobreviven hoy en día.
  • Sus antecedentes pueden rastrearse en los siglos previos, destacando los nombres de escritores y pensadores como Dante Alighieri (1265-1321), Francesco Petrarca (1304-1374) o Giovanni Bocaccio (1313-1375). El término “humanismo” (humanismus), en cambio, fue acuñado en el siglo XIX por el teólogo alemán Friedrich Immanuel Niethammer (1766-1848), y originalmente se empleaba en el habla estudiantil de las universidades italianas para referirse a los profesores de humanidades (studia humanitatis).
  • Se interesó abiertamente por el estudio filológico, artístico y cultural de la Antigüedad grecorromana, acudiendo directamente a los textos clásicos, en vez de a las opiniones de los santos padres al respecto. De allí se recuperan muchos de los valores clásicos, como el idealismo de Platón, y el deseo de la fama y la gloria del individuo. Todo ello en el marco del antropocentrismo: el ser humano es dueño de sí y de su destino, y ocupa el centro del orden de las cosas.
  • Comienza la separación entre moral y política, esto es, las bases del republicanismo, distinguiendo entre las autoridades eternas (religiosas) y las temporales (políticas). Además, persigue una espiritualidad más humana, o sea, más interior, más íntima. Estos nuevos valores humanos acabaron con instituciones medievales poderosas como la Santa Inquisición.
  • Establece un clima de optimismo frente a los destinos humanos, que rompe con el pesimismo y la espera del juicio final, típicas del Medievo.
  • Valora más el mundo popular: abandona el latín y apuesta más por las lenguas vernáculas, además de componer obras artísticas con temas vinculados a lo popular, como los romances y obras pastoriles.
  • Entre sus causas figuran la migración de los sabios bizantinos a Italia, huyendo del avance del imperio Otomano en el Este, la creación de universidades y escuelas a lo largo y ancho de Europa, la invención de la imprenta por mano de Gutenberg y la llegada al papado de Nicolás V y Pío II, ambos grandes defensores del humanismo.

Más en: Humanismo

Relación entre el humanismo y el Renacimiento

renacimiento y humanismo filosofia
El clima de renovación del Renacimiento fomentó el humanismo.

El humanismo y el Renacimiento, como hemos visto, forman ambos parte de un momento histórico de profundos cambios para Occidente, y por lo tanto pueden considerarse como caras distintas de una misma moneda: las ideas novedosas del humanismo fraguaron el Renacimiento en las artes y ciencias, y el clima de renovación del Renacimiento impulsó el humanismo hacia todos los rincones de Europa y el mundo.

Sin embargo, no conviene confundir uno con otro, y sus diferencias se pueden resumir de la siguiente manera:

Humanismo Renacimiento
Es una doctrina filosófica y política, que ha sobrevivido a los siglos, aunque diversificándose y abriendo un abanico de posibles vertientes modernas y contemporáneas. Es un movimiento artístico y cultural propio del siglo XV y XVI, que remodeló para siempre el concepto estético occidental, y luego pasó el testigo al manierismo, el barroco, el rococó, el neoclasicismo, el romanticismo, etc.
Fue un movimiento filosófico y del pensamiento, cuyas ideas influenciaron las artes, las ciencias, la filosofía, la educación y la vida en general. Fue un movimiento artístico y científico principalmente, que tuvo que ver con la pintura, escultura, arquitectura, música, geografía, medicina, ciencias naturales e ingeniería.
Se considera una ideología propia del mundo moderno, que rompe con el medieval. Tiene lugar entre el fin del Medioevo y la Edad Moderna, por lo que a menudo se considera una etapa de tránsito entre uno y otro.

Consecuencias del humanismo

Las consecuencias del humanismo fueron de una inmensa importancia para la cultura Occidental y, por añadidura, para el mundo entero. A muy grandes rasgos, las podemos resumir en:

  • Se materializa la ruptura con el modelo medieval de sociedad, reflejo de la derrota de la aristocracia feudal por parte de la burguesía insurgente. Esto se tradujo en una sociedad más libre, más tolerante, de valores más republicanos, en la que Iglesia y Estado tendían ya a considerarse elementos separados.
  • Surge una nueva idea de educación, que promovía el saber y la razón humana como instrumentos para alcanzar la verdad y la felicidad, y por lo tanto para mejorar al hombre, alejarlo de las tinieblas de la superstición y la ignorancia que reinaban en el Medioevo.
  • Se sientan las bases para diferentes corrientes filosóficas, políticas y sociales, que más adelante produjeron la Ilustración y el racionalismo, y después condujeron a la Revolución Francesa de 1789 y la caída del Antiguo Régimen.
  • Se inicia el pensamiento científico, dando pie a la llamada Revolución Científica de los siglos XVI y XVII, cambiando para siempre paradigmas enciclopédicos antiguamente aceptados. Estas fueron las bases de la ciencia moderna.
  • Se renueva el interés por el mundo grecolatino y otras variantes paganas, superando así el predominio del cristianismo y debilitando el poder de la Iglesia Católica, abriéndole además el camino a la Reforma Protestante que inició en el siglo XVI.
  • Sentó una nueva valoración artística y filosófica, indispensable para el surgimiento y la difusión del arte renacentista. Esto se tradujo en nuevos enfoques estéticos y filosóficos, como las ciencias políticas, la experimentación científica, etc.

Sigue con: Iluminismo

Referencias:

¿Cómo citar?

"Renacimiento y Humanismo". Autor: Julia Máxima Uriarte. Para: Caracteristicas.co. Última edición: 7 de septiembre de 2021. Disponible en: https://www.caracteristicas.co/renacimiento-y-humanismo/. Consultado: 25 de septiembre de 2021.