10 Características de
René Descartes

Te explicamos quien fue René Descartes, su nacimiento y formación. Además, sus aportaciones filosóficas, reconocimientos y más.

René Descartes
René Descartes es considerado el padre de la filosofía moderna.

¿Quién fue René Descartes?

René Descartes o Renatus Cartesius (1596-1650) fue un filósofo, científico y matemático de origen francés, que formó parte de la llamada Revolución Científica de los siglos XVI y XVII, y es considerado por sus aportaciones al campo como el padre de la filosofía moderna, así como de la geometría analítica y el mecanicismo en la física.

Descartes fue uno de los grandes hombres de ciencia durante la época y es hoy en día un referente obligatorio y central en la cultura de Occidente. Se le considera un innovador y un rupturista para con los métodos y las teorías aceptadas por la academia en su momento, los cuales ayudó a refundar.

Muchas doctrinas y conceptos científicos o filosóficos llevan hoy en día el adjetivo “cartesiano” para indicar su origen en los postulados de este pensador.

Características de René Descartes

  1. Nacimiento

Descartes vino al mundo en la Turena, hoy llamada Descartes en su honor, un 31 de marzo de 1596, tercer descendiente de una familia francesa que huía de Rennes debido a la peste bubónica.

Sus padres eran Joachim Descartes, consejero al Parlamento de Bretaña, y Jeanne Brochard, miembros de la baja nobleza.

  1. Formación

A pesar de que en su Discurso del método (1637) no cesará de explicar las debilidades del sistema educativo de la época, Descartes recibió una educación temprana en el Collège Henry IV en la localidad de La Flèche, hasta los dieciséis años de edad. Allí era muy valorado por los educadores, aunque tenido en un régimen especial debido a fragilidades de salud.

Luego ingresó a la Universidad de Poitiers donde estudió medicina y derecho, y después de una breve incursión en la vida militar, se dedicó plenamente a sus investigaciones científicas en Holanda, donde llevaría una vida tranquila y modesta, con ocasionales cambios de residencia para esconder su paradero.

  1. Campos de interés

Descartes sintió preferencia por las ciencias derivadas de la Revolución Renacentista, por lo que era copernicano y atomista, siguiendo los estudios de Copérnico, Galileo y Gassendi.

Mantuvo una estrecha correspondencia con muchos pensadores de la época, con quienes discurría frecuentemente respecto a la física, la matemática y la filosofía, sus tres grandes áreas de aportación a la humanidad.

  1. Obras de Descartes

Excepto por algunos apuntes de su juventud, la primera obra conservada de Descartes fue su Reglas para la dirección del espíritu (1701), que fue escrita en 1628 pero publicada póstumamente.

Luego publicaría un número de obras de enorme repercusión en sus respectivos campos, como son: El mundo o tratado de la luzEl hombreDiscurso del método para elegir bien la razón y hallar la verdad en las ciencias (que sería de sus obras más trascendentales), Meditaciones metafísicasLa búsqueda de la verdad mediante la razón naturalPrincipios de filosofía, entre otros ensayos científicos y matemáticos.

Casi todas fueron escritas en latín, a la usanza de la época, aunque muchas también en su lengua natal, el francés.

  1. Principales aportaciones filosóficas

La filosofía, su gran campo de aportaciones, se nutrió con sus planteamientos racionalistas, que aspiraban a la verdad única mediante la búsqueda del método adecuado para ello.

A pesar de que su escritura es catalogada de intencionalmente críptica, sus ideas giraron en torno a la crítica de los métodos de pensamiento establecidos y la construcción de un método nuevo, en el que la duda (la “duda metódica”, respecto al método) y la intuición jugaran un papel fundamental en la marcha de lo universal a lo específico.

Su método consistía en la aplicación de los razonamientos inductivos de la ciencia, rechazando así la doctrina escolástica que comparaba opiniones de los antiguos maestros del género.

Por otro lado, su pensamiento reconocía la existencia de un Dios, creador de los dos tipos de sustancias que según él componían el mundo: la sustancia extensa, física, de la que están hechas las cosas, y la sustancia inteligente de la que está hecho el espíritu.

Uno de sus planteamientos más cuestionados hoy en día fue respecto a la distinción entre el hombre y los animales, pues estos últimos no tendrían espíritu sino una serie de estímulos programados por Dios para la humanidad.

  1. Aportaciones en otros campos

La matemática ganó con Descartes la aparición de la geometría analítica, así como de la teoría de las ecuaciones. Sus aportaciones en el campo fueron numerosas y tienen que ver con el método de plantear las cosas.

Por ejemplo, Descartes introdujo el uso de letras del alfabeto como variables, distinguiendo entre las primeras (A, B, C…) para lo conocido y las últimas (X, Y, Z…) para lo desconocido.

También creó el método de exponentes para representar las potencias, y la Ley cartesiana de los signos. Hoy en día hablamos de “planos cartesianos” en su honor.

En física sus aportaciones no fueron tan significativas, aunque la óptica y la mecánica se beneficiaron mucho de su pensamiento.

Sustituyendo valores espirituales en la obra de pensadores anteriores por interpretaciones mecánicas, pudo aproximarse mejor a los fenómenos físicos y estableció así las bases para el método científico moderno.

  1. La duda metódica

Este es uno de los principales conceptos de Descartes, con los que planteaba la duda como estrategia escéptica para descartar la información no comprobable. Sus tres niveles de la duda eran:

  • Cuestionar las percepciones sensoriales, usando como ejemplo la visión de objetos lejanos y las posibles distorsiones en lo que se capta con los sentidos.
  • Describir las similitudes entre la vigilia y el sueño y plantear las dificultades para distinguir entre uno y otro.
  • Cuestionar la propia naturaleza humana que podría ser defectuosa e influir en nuestras creencias, bajo la figura de un “genio maligno” que podría manipular nuestro pensamiento.
  1. Reconocimientos

Los restos de Descartes fueron exhumados en 1676 y colocados en un ataúd de cobre para trasladarse a París, en donde estuvieron en la iglesia de Saint-Geneviève-du-Mont, luego en el Panthéon y finalmente en la Abadía de Saint-Germain-des-Prés. Su cráneo, no obstante, se halla en el Museo del Hombre de la misma ciudad. Su ciudad natal fue bautizada con su nombre. Uno de los cráteres lunares, también.

  1. Frases célebres

Algunas de las frases más conocidas de Descartes son:

  • “Pienso, luego existo” (en latín: cogito, ergo sum)
  • “Sentir no es otra cosa que pensar”
  • “Daría todo lo que sé por la mitad de lo que ignoro”
  • “Dos cosas contribuyen a avanzar: ir más aprisa que los demás o ir por el buen camino”
  • “Para investigar la verdad es preciso dudar, en cuanto sea posible, de todas las cosas”
  1.  Fallecimiento

Descartes murió de neumonía en Estocolmo, un 11 de febrero de 1650.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Características (2017). "René Descartes". Recuperado de: https://www.caracteristicas.co/rene-descartes/